¿Por qué Capriles ataca a la salida?

Luis José Semprúm

Luis José Semprúm

Luis José Semprum
@LuisSemprumH

 

 

El 5 de febrero pasado, Henrique Capriles criticó a Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, por convocar a “La Salida”. Capriles se justificó diciendo que “nuestra agenda es social… nosotros no creemos ni en salidas violentas ni en salidas por golpes de Estado” (http://tinyurl.com/mqlglae).

Capriles repitió lo mismo el 30 de abril, cuando declaró: “Yo no avalo golpes de Estado, quien plantee una salida sin pasar por un proceso electoral que te explique de qué se trata”. Capriles añadió que quienes buscan “salidas rápidas” lo hacen sobre la base de “proyectos personalistas” (http://tinyurl.com/k4su493).

 

capriles

Estas declaraciones extrañaron a muchos venezolanos, que se preguntan ¿Por qué Capriles ataca La Salida? Carlos Blanco, por ejemplo, dijo el pasado lunes en un tuit: “Los que critican La Salida están en su derecho, pero sería bueno que explicaran por qué les parece mejor que Maduro se quede”. Antonio Sánchez García dijo en otro tuit: “Si la MUD se hubiera adherido a La Resistencia, el Gobierno estaría pidiendo cacao, Maduro haciendo sus maletas y Capriles preparado al bate”. Por su parte, Gustavo Coronel escribió un artículo titulado “El grave error de Henrique Capriles”, condenando sus declaraciones contra La Salida (http://tinyurl.com/l33swdu).

En nuestra opinión, Capriles, Aveledo, Henry Ramos, y otros dirigentes de la MUD se oponen a La Salida porque temen que se produzca un golpe militar. “Lo peor que le puede pasar a Venezuela es un golpe de Estado”, dijo Capriles desde Miami el 15 de septiembre de 2013. “No hay golpes buenos y golpes malos, todos los golpes militares son malos”, dijo Ramos Allup sentado en la mesa de diálogo.

Se trata de una posición incomprensible y contradictoria, porque Capriles, Aveledo, Ramos y todos los dirigentes políticos, celebran públicamente el 23 de enero de 1958, fecha en que se conmemora una actuación militar, con apoyo popular, para derrocar una dictadura y restablecer la democracia.

Nadie desea un golpe de Estado, pero lo que todos los venezolanos sí quieren es que los militares cumplan con su deber de salvaguardar la soberanía, mancillada por la ocupación cubana; garantizar la vigencia de la Constitución, violada 177 veces, según documenta el abogado Asdrúbal Aguiar; y proteger los derechos humanos, sobre todo de quienes protestan pacíficamente.

 

 

 
Luis José SemprúmLuis José Semprúm

Artículos relacionados

Top