LA MASA CRÍTICA

María Isabel Párraga

María Isabel Párraga

María Isabel Párraga B.
mariaisabelparraga@gmail.com
@laparraga 

 

Los líderes esperan por generar una “masa crítica” y ésta aguarda por una dirigencia a quien seguir…

 

Quién fue primero, el huevo o la gallina? O pudiera ser también como el gesto inútil del perro que da vueltas buscándose su propia cola. Cualquier símil o figura literaria (o no) que describa la pérdida de tiempo como situación desesperante y/o desesperada, puede servir para ilustrar este pasar de días de “espera” de un no sé qué, qué se yo, en el que va transcurriendo el tiempo cayendo cada vez más bajo sin que veamos un norte.

 

Opi masa criticaEl asunto va poco más o menos así: la dirigencia opositora piensa: “hay que generar lo que califican como una “masa crítica” y aunque las encuestas en su mayoría ya rebasan el 50 por ciento de gente que quiere “salir cuanto antes” de este gobierno con el apéndice más o menos sobreentendido de (una manera democrática y constitucional), aún continúan esperando el fenómeno de la formación de la “eso” (masa crítica) como un asunto no sabemos si cuasi místico o medio cómico en el que todos nos pongamos un cartelito y andemos por la calle diciendo “yo soy masa crítica“. Basta salir de nuestras casas para escuchar las “críticas de la masa”, no por una razón sino por tantas como personas hartas de este gobierno bien sea por el malvivir en el que estamos, por el empobrecimiento que todos sentimos, por el peligro que nos acecha en cada esquina o por la “impotencia” de no poder ni siquiera expresar nuestro descontento contra un régimen todo poderoso que se ha adueñado ya no decir de nuestra cotidianidad, sino de lo más íntimo de nuestras vidas. Somos espiados, leídos, escuchados, ordenados, contados, humillados en colas, maltratados y aunque la masa crítica, critica, se queja y sufre, pareciera que no hay nadie que la escuche, la vea, la represente y hable por ella.

 

Por otra parte, esa “masa crítica” desorientada, sola, desasistida, a su vez también espera. ¿Qué aguarda? Un líder. Ahí está el detalle. No nos ha ido muy bien con los “supermanes”, estamos claros. Pero no existe en el panorama ni siquiera un “muro de contención” ante lo que estamos viviendo. Del lado de la oposición, luego del fracaso de la mesa de diálogo lo que vemos es un “letargo”. Es como si se hubieran quedado sin guión. ¿Y ahora qué? ¿Las parlamentarias en el 2015? Muy bien pero ¿mientras tanto?

 

Pareciera que no existe ni la mínima intención de “hablarle duro” al gobierno. Resulta que esta gente arruinó al país, se “rumbearon” los ingresos petroleros más grandes que hemos tenido en nuestra historia y que han podido hacer de Venezuela un país desarrollado y los vemos con la cara muy lavada como la nueva elite sin que nadie les dé un parao…

 

Los líderes esperan por generar una “masa crítica” y ésta aguarda por una dirigencia a quien seguir… Punto muerto… ¿Hasta la eternidad?..

 

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top