¿Cómo es el llegadero?

CAMINANDO CON CARLOS LOZANO
Facebook: Caminando Carlos Lozano

 

 Las recientes mediciones realizadas por varias encuestadoras señalan que tanto la MUD, como el PSUV, sobrepasan el 50% de rechazo por parte de los encuestados. Pensaría uno, con números en la mano, que parece oportuno el momento para que surja un nuevo liderazgo. Pendientes andan por ahí figuras de la oposición que se mantienen en segundo plano, por prudencia y paciencia propias o porque simplemente, como es tradición en los partidos venezolanos, las barreras para saltar el primer lugar son mucho más grandes que todas las que debieron superar desde que iniciaron sus militancias políticas.

 

En tiempos en los cuales el Gobierno de Nicolás Maduro y el chavismo parecen padecer enfrentamientos internos, pues los primeros convencidos de que ni Maduro ni Cabello son Chávez son los chavistas, la oposición organizada en la Mesa de la Unidad Democrática no tendría tampoco real capacidad para sustituir al Gobierno en cualquier eventualidad, por sus silencios muchas veces no fáciles de comprender y porque en la realidad la oposición está dividida.

 

Hay un sector escandaloso que grita mucho y poco escucha, que busca salidas inmediatistas, que promueve la protesta en la calle aún con fractura de derechos básicos de sus propios vecinos y que aspira, con un anarquismo irracional y sin base ideológica, forzar la renuncia del Presidente y convocar a elecciones mañana mismo. No vacilan incluso en tratar de justificar un golpe militar cuya responsabilidad no asumen sino que culpan al Gobierno, y sin entender muy bien los riesgos terribles de tal expectativa.

 

Un segundo sector parece ubicarse en la extrema ingenuidad, habla de una deseada –pero hasta ahora ni siquiera considerada- apertura del Gobierno de Maduro a un gobierno de coalición entre chavismo y oposición, grupos que se distribuirían las cargas institucionales para rescatar al país del desastre. Hace apenas unos días Maduro volvió a aplicar la filosofía de enroques de altos cargos entre su gente de confianza, negando llamados incluso a figuras internas del chavismo, y ha desatado una persecución de figuras relevantes de la dirigencia opositora, claramente no está pensando ni de lejos en una coalición administrativa con la oposición.

 

Una tercera posición opositora es la de los eternos “ni-ni”, los que no están con Dios ni con el diablo. Critican a parte y parte, no se identifican con nadie, se quejan pero no hacen propuestas que no sean reclamos.

 

La extrema gravedad de los problemas del país hace que las tres porciones estén si no del todo equivocadas, ciertamente tan alejadas de la praxis diaria como el Gobierno. Desde fines de la era del bipartidismo, y a lo largo de esta revolución de la incompetencia que ha sido el chavismo y profundiza el madurismo, Venezuela ha venido desbaratándose en nuestras narices. Es imposible olvidar que los grupos e individuos más resaltantes del país se convirtieron en opositores de aquél sistema, que los partidos principales y los colistas no supieron qué hacer, que los medios, los empresarios y muchos políticos dieron respaldo público a Hugo Chávez. Buena parte de ellos, civiles y militares, ni siquiera supieron aprovechar en 2002 los errores y la prisión de Chávez, y en cosa de 3 días terminaron peor que antes y con un Chávez y un chavismo repotenciados y rencorosos.

 

El país va en picada económica, pero también nos vamos acostumbrando –eso es lo peor- a la baja de la disciplina ciudadana, al desorden de hábitos y abusos como diaria realidad, a la corrupción sin castigo legal ni sanción social, a servicios públicos que difícilmente pueden ser peores, al bla bla gubernamental como ficción de Gobierno.

 

Todas las encuestas coinciden en que el Presidente Maduro y su Gobierno están de capa caída, pero también que los partidos y propuestas opositoras aunque mejoran como consecuencia del diario fracaso oficial, siguen lejos de ser mayoría. Estamos llegando al llegadero, y no sabemos cómo es. Ni lo sabe el gobierno… ni la oposición.

 

 

 

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top