La tragedia de Maduro

¿En verdad la salida del “monje” libera a los pragmáticos de las presiones de la ortodoxia?

¿Traerá consecuencias la carta de Giordani? ¿Qué tan profundas serían? ¿Impactarán sus señalamientos el ánimo de las bases revolucionarias? ¿Se harán ellas más ariscas frente al “heredero” y su programa de estabilización financiera? ¿En verdad la salida del “monje” libera a los pragmáticos de las presiones de la ortodoxia? ¿O acaso la desmejora del clima interno en el oficialismo problematizará aún más la adopción de las medidas? ¿Tienen los viudos del “modelo” la fuerza y la influencia suficiente para seguir complicando el viraje, o son ellos sólo la expresión de fracciones sin ascendientes de importancia?

¿Puede Rafael Ramírez emprender el ajuste económico que se ha propuesto? ¿Logrará Maduro liderar el dramático giro que las circunstancias le están imponiendo? ¿Posee el piso político para avanzar en esa dirección? ¿Cómo hará para mercadear su reforma sin contar con los atributos didácticos de su antecesor? ¿Cuán erosionada está su plataforma de respaldo político? ¿Su consistencia guarda armonía con el exigente momento? ¿Logra cubrir las fallas del debilitado apoyo popular? ¿Qué tan decididos están sus aliados a acompañarlo en la aventura del golpe de timón? ¿Son ellos suficientes para garantizarle estabilidad? ¿Tienen autoridad entre el chavismo desmelenado de la calle? ¿Están acreditados para ayudar? ¿Querrán hacerlo aunque la tarea implique colocarse de espaldas a todo cuando se ha predicado?

¿Cómo encarará la clase política bolivariana el riesgo de una depreciación del “proceso”, por causa del paquete de ajuste? ¿Qué cosa estaría dispuesta a hacer con tal de evitar que Maduro termine dilapidando toda la herencia del comandante? ¿Convendrán sus exponentes en sacrificarlo? ¿Terminará este affaire bolivariano como culminó el aparatoso conflicto de AD con CAP y su controvertido paquete? ¿Llegarán tan lejos? ¿Cómo maniobrarán si la crisis se agudiza? ¿Qué opciones valorarán para intentar salvar al sistema si llegare el caso de un contratiempo extremo? ¿Por qué se anticipan señalando que la revolución no soportaría cinco años más con Maduro a la cabeza? ¿A qué obedece tanto pesimismo?

¿Qué están vislumbrando esos cuadros encumbrados de la revolución que, respaldando el pragmatismo del “heredero”, ya preparan sus equipos para aspirar a relevarlo? ¿Es tan firme la sospecha de un fracaso? ¿Hasta cuándo estarán dispuestos a sostener al “sucesor”? ¿Cuál será la señal que les convencerá sobre la conveniencia de pasarlo a retiro? ¿Sabe “el heredero” que ya nadie es del todo confiable? ¿Sabe que se refieren a él como a una figura prescindible? ¿Sabe que le han dado una oportunidad cuya fecha de vencimiento la definirá la tolerancia del país chavista frente al plan económico?

 

Sí, Maduro vive una tragedia…

 

 

Artículos relacionados

Top