El Real Madrid le sigue los pasos
James Rodríguez, la sensación en Brasil

James Rodríguez

J.L. Calderón

 

El colombiano James Rodríguez es la gran sensación del Mundial. El Pichichi de la cita brasileña lo está bordando y tiene a los grandes equipos europeos en alerta. Uno de esos equipos que no le pierde la pista es el Real Madrid. En el club blanco observan cómo uno de esos chicos que tienen en los archivos de las oficinas del Bernabéu ha dado un salto de calidad y se ha consagrado en una gran cita. Porque el Madrid tiene fichado a James Rodríguez desde hace tiempo a la espera de un momento como el que está viviendo el delantero colombiano, ese salto de calidad necesario para llamar definitivamente la atención del conjunto blanco.

La red de ojeadores del Real Madrid está presente en todas las grandes citas. A James se le controla desde el 2007, cuando participó en el Mundial sub 17, una cita en la que la España de Bojan, Fran Mérida e Illarramendi fue subcampeona. Un torneo en el que brilló con Alemania otro gran objetivo blanco para la próxima temporada: Toni Kroos.

En el Mundial sub 20 de 2011 se intensificó su seguimiento. Por entonces, James ya había sido ofrecido al Madrid antes de que en el verano de 2010 fuese traspasado de Banfield al Oporto por 5 kilos. En aquella cita mundialista dio que hablar y el Madrid siguió completando informes.

El proceso del Madrid con James es parecido al de Özil. Los informes eran buenos y el alemán acabó dando un paso al frente en el Mundial de Sudáfrica. Ese verano el club blanco se lanzó a por él sin contemplaciones. El caso de James Rodríguez —su agente es Jorge Mendes— puede ser una repetición del de Mesut, con la diferencia de que costaría mucho más dinero sacarlo del Mónaco. Más teniendo en cuenta que PSG y Manchester United están en la puja desde hace meses.

Por eso, en la zona noble del Bernabéu vinculan el interés en el colombiano a una hipotética salida de Di María. Si el argentino sale, James tiene bastantes papeletas para vestir de blanco. Eso sí, el Madrid no tiene intención de vender al argentino, al que Ancelotti considera clave, pero en el club tampoco saben por dónde va a salir el jugador, que en más de una ocasión ha dejado su futuro algo más que en el aire.

 

 

Artículos relacionados

Top