Desde el territorio de lo posible

PUCA-PuertoCabello-MonumentoDescentralizacionPara el año 1996, Carabobo era conocido por los venezolanos como el territorio de lo posible, Valencia era considerada la primera ciudad del país para la inversión, y con orgullo podíamos mostrar nuestro Parque Peñalver, espacios verdes bien cuidados por Operación Alegría, autopistas seguras con el servicio de patrullaje de carreteras y grúas, los campeones de Fundadeporte eran asistidos en la recién inaugurada Villa Olímpica, Atención Inmediata ya había salvado cientos de vidas con sus ambulancias, miles de niños comenzaban a nacer en la Maternidad del Sur, el moderno puerto de Puerto Cabello se convertía en el más eficiente del Caribe y otros estados trataban de imitarnos.

La autoestima del carabobeño se fortaleció y los jóvenes que se graduaban en el país querían venir a Carabobo. Las zonas populares se fueron consolidando y aquellos más pobres también vieron mejorar su calidad de vida, anillos viales de los barrios fueron pavimentados permitiendo el acceso al transporte público y las escuelas de la excelencia se convertían en el sueño hecho realidad de las madres.

1996 fue el año en que Henrique Salas Römer culminó su segundo y último período de 3 años, para un total de 6 años. Nuestra zona industrial estaba en su esplendor, aportaba más de 500 mil puestos de trabajo, pero además nuestros productos eran suficientes para cubrir la demanda nacional y copar el mercado andino. Seríamos muy mezquinos si recordáramos ese Carabobo sin mencionar a Salas Römer, un hombre con quien se podrán tener diferencias, pero no podemos dejar de reconocerle que transformó a Carabobo.

Las erradas políticas nacionales han golpeado muy duro a nuestro estado, la desastrosa economía de puertos que nos convirtió en un país importador colocó en ruinas nuestra industria y la descentralización que nos hizo brillar apenas se sostiene. Pero no todo está perdido, Carabobo se levantará porque ya lo hemos hecho antes, ésa es nuestra historia, nunca olvidemos que aquí nació Venezuela. Desde el territorio de lo posible nuestra solidaridad con Henrique Salas Römer y con todos quienes están siendo injustamente perseguidos.

 

 

 
Alejandro Feo La CruzAlejandro Feo La Cruz

Artículos relacionados

Top