Piensan reconstruir la torre Tesla
Dos rusos quieren dar electricidad gratis al mundo

La Torre Wardenclyffe, también conocida como la Torre Tesla.

La Torre Wardenclyffe, también conocida como la Torre Tesla.

Dos físicos rusos de Siberia han lanzado una campaña para recaudar los 800.000 dólares necesarios para completar el ambicioso proyecto de Nikola Tesla en el campo de la transmisión inalámbrica de energía eléctrica, la torre Tesla. La red de torres propuesta por este gran inventor fue diseñada para aprovechar la propia conductividad de la Tierra de transmitir a través de ella y la ionosfera electricidad libre y limpia para que sea accesible a todas partes del planeta 

Según los físicos rusos Serguéi Plejánov y Leonid Plejánov, la versión moderna de Wardenclyffe, o la torre Tesla, también conocida como ‘transmisor planetario’, permitirá “transmitir la energía a través de la Tierra a cualquier distancia en el planeta”, lo cual ayudará a resolver muchos problemas tecnológicos y ambientales.

“¡Tesla tenía razón y estamos dispuestos a demostrarlo!”, dicen los físicos, que acaban de lanzar una campaña en Indiegogo, el mayor sitio de recaudación de fondos del mundo, para reconstruir la torre Wardenclyffe en el otoño de 2014.

Tesla creía que la torre podría transmitir energía de forma inalámbrica, pero este proyecto no demostró su viabilidad durante la vida del genial físico debido a lo avanzado del invento para su época, las limitaciones de los materiales, los problemas financieros y el estallido de la Primera Guerra Mundial. A pesar de todos los percances, el científico logró construir una, pero acabó incendiada debido a que las bobinas no fueron capaces de asimilar tanta energía.

Leonid Plejánov y Serguéi Plejánov han pasado los últimos cinco años estudiando y modelando las notas y las patentes de Tesla para la torre y están seguros de que el proyecto es viable con los materiales y tecnología actuales.

El principio detrás del invento es que ya existe una fuente ilimitada de toda la energía necesaria: el sol. Por eso, el desierto sería el lugar ideal. Un gran número de paneles solares mandan la energía a la torre emisora, que la transforma en ondas electromagnéticas y las proyecta a la ionosfera. En otra parte del mundo, una torre receptora capta esas ondas y las transforma otra vez en energía.

Nikola Tesla fue un inventor, ingeniero mecánico, ingeniero electricista y físico de origen serbio y el promotor más importante del nacimiento de la electricidad comercial.

Nikola Tesla fue
un inventor,
ingeniero mecánico, ingeniero electricista
y físico de origen serbio y el promotor
más importante del nacimiento de la electricidad comercial.

Se estima que una porción del desierto del Sahara podría cubrir todas las necesidades de energía mundiales. Incluso todo medio de transporte con antenas receptoras podrían recibir la energía y recargarse directamente.

Si Tesla estaba en lo cierto, algo que no dudan los físicos rusos, después de un profundo estudio del diseño de su torre, el proyecto podría proporcionar un sistema eficaz de distribución y transmisión de energía por todo el mundo. Y además se trataría de energía limpia. El problema radica en la distribución de esa energía, puesto que los sistemas actuales presentan muchas fugas.

La red de torres propuesta por Tesla fue diseñada para aprovechar la propia conductividad de la Tierra, la transmisión de energía a través de la tierra y la ionosfera con muy poco desperdicio.

Mientras la torre original de Tesla construida en Long Island pesaba 60 toneladas, el plan de los Plejánov es construir un prototipo de tan solo dos toneladas gracias a los avances en los materiales. La bobina de Tesla (un tipo de transformador resonante patentado por el científico en 1891) será de unos 20 metros de largo.

 

Tomado de www.elciudadano.cl

 

 

3 Comentarios

  1. Ricardo E. Römer G. said:

    Y para que esté claro, no fue hecho en socialismo y menos en comunismo. Nacido en la actual Croacia, antes Imperio Austrohúngaro. Desarrolló y aplicó su teoría en los EUA donde pudo conseguir el CAPITAL que permitió propulsar su teoría y con ello ayudo a empujar la revolución industrial y más allá, la vertiginosa mejora del estándar de vida de la clase obrera y su movilidad social hacia la clase media. En efecto logró esto en una forma mucho más rápida que el COMUNISMO que hasta que colapsó en rusia creo solo elites partidistas, de gobierno y militares. Todo ello por el simple hecho que el valor agregado de todo producto y servicio lo paga el mercado al precio que este considera de provecho a los fines de quien compra. El precio y el valor agregado no lo puede dictar ninguna alianza partido-gobierno especialmente si el enfoque es socialista.
    Personalmente creo que los cientificos rusos están montando una trampa cazabobos. Tesla tuvo razón en muchas cosas pero en esto creo que no, aunque la transmisión de energía en forma inalámbrica hoy es tecnología tan cotidiana que incluso se usa para recargar los celulares. Si fuese verdad y factible, ya el CAPITAL hubiese puesto los medios para su realización. Es lo que ahora hacen los rusos, buscan el CAPITAL para darle impulso a algo que el COMUNISMO no pudo hacer.

  2. Franklin Cisneros said:

    La inconsciencia, incubadora del egoismo, ha impedido y retrazado el avance de humanidad; esa conducta irracioanal ha evitado que la ciencia esté al servicio de todos, así como ha impedido la paz y ha puesto al servicio de la guerra lo que ha podido mitigar la hambruna que han padecido contingentes humanos en plena época del avanzado y florecido conocimiento, ese, que como tal, califica la academia universal.

  3. Bernardo Neher Borjas said:

    Da gusto razonar con los elementos que aporta esta noticia y acercarse al espíritu de Tesla. Es aire puro que nos descontamina de la estupidez cotidiana de los enanos…

Los Comentarios han sido cerrados.

Top