Sobre si el cogollo de la MUD se comienza a parecer….

ramon-aveledo

La MUD ha cumplido gestas impresionantes.

Poner de acuerdo a decenas de partidos con pensamiento y tradiciones disímiles para participar en procesos electorales de todo tipo es digno de admiración y fue un ejemplo de unidad para el mundo entero, en particular para aquellos países en los que los demócratas tienen que luchar contra regímenes autoritarios y arbitrarios.

En efecto, la MUD organizo procesos internos en los que hubo que escoger a más de 6 mil cargos en el caso de los concejales y más de mil cuando hubo que escoger legisladores. Todos estos eventos se cumplieron ejemplarmente sin prácticamente ninguna disonancia que reportar.

La escogencia del candidato presidencial, en la que participaron Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado, Pablo Pérez, Diego Arria y Pablo Medina fueron unas primarias ejemplares. El acto en el que se proclama la elección de Capriles, dejo una foto para la historia de la democracia venezolana, cuando todos los candidatos alzaron su mano y se comprometieron ejemplarmente a acompañarle en la campaña, tal como ocurrió.

Esto pareciera indicar que la MUD es una experiencia indispensable y digna de reproducir para el momento en que las fuerzas opositoras se ven enfrentadas a procesos electorales y se necesitan mecanismos para reproducir la unidad que tanto les ha hecho avanzar en una país donde padecemos un régimen que cada vez cierra más oportunidades democráticas y con una vocación totalitaria manifiesta y agresiva.

Pero, ¿qué pasa cuando no hay elecciones en puertas?

En Venezuela tuvo un impacto importante la campaña anti partido lanzada por sectores vinculados a poderosos medios de comunicación. Este experimento fracaso pero quedaron las profundas consecuencias de la animadversión partidista.

Esto no quiere decir que los partidos venezolanos están exentos de culpa. Todo lo contrario, los partidos vieron volatilizada la simpatía popular conquistada en 1958 a fuerza de darle la espalda al pueblo y de cerrarse en cogollos centralistas y oligárquicos para los cuales terminaron gobernando.

De manera que es cierto que los partidos actualmente en Venezuela deben hacer un enorme esfuerzo por cambiar y revertir la tendencia aun fortísima de que se puede prescindir de ellos. Los caudillos, Hugo Chávez incluido, son en cierta manera el resultado de esta tendencia peligrosa y nefasta.

diosdado

Aquí es necesario resaltar que quizás, inconscientemente, la MUD está llevando agua al molino de esta tendencia.

En efecto, cuando se crea una instancia que no es de coordinación, sino que trata de sustituir el accionar individual de los partidos, lo que se hace es reforzar la idea de que estos deben esconderse tras biombos y aquella de que sus dirigentes actúan a la sombra.

A nuestro humilde entender la MUD debe permanecer como una instancia de acuerdo electoral y tratamiento de temas puntuales como los internacionales, pero el día a día de la política debe ser asumido por los partidos que para eso son.

En lo personal me parece positivo que en la oposición no haya pensamiento único; que unos piensen que hay que impulsar la Constituyente, otros la renuncia de Maduro y otros esperar las elecciones, es signo de pluralidad y democracia.

Lo terrorífico seria que viéramos en la oposición un evento como el congreso del PSUV encuadrado, teledirigidos y con cacerías de brujas para quienes no piensen igual.

 

…al que combate

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top