La ruleta del ‘Zidane negro’

gael-kakutaKakuta llega para recuperar el nivel que le llevó a ser el niño prodigio de FranciaQuiere demostrar que su apodo está justificado

 

Isaac Suárez

 

“Zidane es Zidane y nunca quise compararme con él”, aclara. Sin embargo, algún don de genio debía de tener para que el Chelsea se jugara una sanción de la FIFA por arrebatárselo al Lens con solo 16 años, para que Ancelotti le llevara a ser el más joven en debutar con los Blues en la Champions o para que La Rojita del colchonero Koke sucumbiera en la final del Europeo sub 19 de 2010 ante la Francia que lideraba. Así llegó el bautizo del Zidane negro. Desde hoy, Gael Kakuta se sube al trampolín de Vallecas para demostrar que su apodo no ha sido gratuito.

“Tenía 17 años y como destacaba entre los chicos de mi edad, los periódicos empezaron a llamarme así. Ocurre cada vez que surge un joven con talento”, justifica el francés de ascendencia congoleña. “No tengo en cuenta esas palabras, solo me centro en demostrar lo que puedo hacer y quién es Kakuta”, añade.

Ese es su gran reto, orientar su ruleta en la dirección esperada, ya que tras deslumbrar al continente antes de alcanzar la mayoría de edad, ni en el Chelsea, ni en sus cesiones a Fulham, Bolton, Dijom, Vitesse y Lazio ha conseguido explotar el talento que le llevó a la fama. “El verdadero Kakuta se verá muy pronto. Por la manera de jugar y de trabajar. Me gustaría y lo necesito”, asegura.

Ni siquiera la eterna y odiosa comparación con Zinedine se convierte en una carga en su trayectoria: “No me supone una presión, el fútbol es un juego para disfrutar y lo que diga la gente, ya sea bueno o malo, no va a cambiar mi vida”.

Más allá de calificativos, Kakuta arde en deseos de que sea la grada de Vallecas la que juzgue el tesoro de su pierna izquierda. “Estoy deseando debutar con el Rayo Vallecano. Me gusta cómo juega el equipo y ese estilo de toque que nos pide el entrenador”, confiesa.

Sin duda, la colección de fintas, arrancadas y disparos de Kakuta es uno de los argumentos del Rayo para obrar el enésimo milagro: “Es bueno que exista esa expectación conmigo porque es un desafío para mí, me gustan este tipo de retos. El fútbol español me viene bien y estoy deseando probarlo”, explica.

Altas expectativas

Sin embargo, el niño prodigio de Francia sabe que la temporada que comienza es en su caso definitiva, pues las balas de su credibilidad se agotan. “Aunque no he jugado demasiado, tengo bastante experiencia porque he pasado por varios equipos. La gente lleva esperando mucho de mí desde que tenía 16, pero solo tengo 23 y aún soy joven. He trabajado mucho y espero demostrarlo ahora en el fútbol español, que se adapta a mis características”, remarca.

Por eso, ni siquiera la visita del supercampeón de Liga frena las ansias de Kakuta por iniciar su resurgir. “En fútbol todo puede pasar“, advierte.

Tomado de MARCA.com

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top