A Ramírez le quitaron todo, menos la Cancillería y PDVSA
Las hijas de Chávez le cuestan al país 362 millones de dólares en gastos de La Casona

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

 

 

La tragedia de vivir en Venezuela

 

“Esto se lo llevó quien lo trajo”, dijo Gorgonio Fulgencio Mejías cuando llegó al patio de bolas criollas con una maleta de los años ‘50 que heredó de su papá Apolonio Jeremías. Señaló consternado que con el bajón de las importaciones el país está por entrar en la peor recesión desde el año 1946, cuando termino la Segunda Guerra Mundial, “pero esta vez sin necesidad de que haya guerra. A esta gente que desgobierna a Venezuela solo le interesa el poder, ya que mientras sigue con sus “juegos de tronos” el país se derrumba y amenaza con arrastrarnos a todos por el despeñadero”.

Gorgonio Fulgencio colocó el equipaje debajo de una mesa y sirvió varios güisquis con abundante hielo. Serapio Rea entregó esta vez los fogones a Rudecindo Sócrates Moreno, quien mostrando una sonrisa “pepsodent” anunció que el plato del día sería un “ajiaco santafereño y sobrebarriga a la parmesana”. “Esos platos los aprendí en días recientes que viajé a Colombia para investigar lo que sucedió con los estudiantes venezolanos expulsados del país vecino, que luego desaparecieron por varias horas hasta que aparecieron presos en el Sebín. Esos muchachos Lorent Saleh y Gabriel Valles, son unos “verracos” me dijo un bogotano con su acento cachaco cuando pregunté si sabía algo. En Colombia señalan como responsable a Juan Manuel Santos, que actuó para complacer a las FARC, como señala Álvaro Uribe, sin que existiera orden de captura ni solicitud de extradición. El alboroto se formó en los dos países. Ahora los estudiantes fueron trasladados a de Valencia y les dictaron privativa de libertad”. El espía Gorgonio Fulgencio volvió al tema inicial, aunque tiene muchas cosas que decir. La pregunta obligada fue sobre la maleta. “Vine a pedirte la desincorporación de la red porque he decidido viajar a Brasil, específicamente al pueblo de Novoia do Cordeiro. Leí un despacho de que las mujeres de allí- muy bellas ellas- están deseosas de conocer hombres pues los que habían en el pueblo se fueron a trabajar a otras ciudades y nunca volvieron. Y los que se quedaron están casados. Una de ellas me conmovió, Buenaventura, cuando dijo que no ha besado a un hombre desde hace mucho tiempo. Lo único que no me gustó fue que quieren enamorarse y casarse, quién sabe si termino mi soltería por allá”, apuntó. Un periodista del periódico inglés del The Telegraph viajó hasta allá e hizo un reportaje del lugar y de sus mujeres. Calificó el pueblo de bonito, armonioso y organizado, a lo mejor mucho más que si los hombres estuvieran al mando. “Que hago yo aquí, en esta peladera, sin café ni leche y dándome carajazos por un paquete de harina de maíz. Nada. Allá viviré bajo las reglas de esas mujeres. Pero lo bravo me viene ahora, porque con intenciones no llego y no consigo pasaje de avión. Se ha vuelto una tragedia vivir en Venezuela, ¿verdad, Buenaventura?”

 

EL PAÍS DE RIPLEY - Poco a poco, muchos por la necesidad y otros por docilidad, nos estamos convirtiendo en seres miserables, al punto de agredirnos, insultarnos o robar a un adulto mayor en los zafarranchos que se forman en las colas para la venta de productos regulados. El régimen lo deja correr para luego hablarnos de las “bondades” del racionamiento biométrico. Es el país de Ripley.

EL PAÍS DE RIPLEY – Poco a poco, muchos por la necesidad y otros por docilidad, nos estamos convirtiendo en seres miserables, al punto de agredirnos, insultarnos o robar a un adulto mayor en los zafarranchos que se forman en las colas para la venta de productos regulados. El régimen lo deja correr para luego hablarnos de las “bondades” del racionamiento biométrico. Es el país de Ripley.

 

 

Ramírez salió por presión del PSUV

 

Fue duro el enfrentamiento de Nicolás Maduro con el ala dura del PSUV – los “ultrosos” -, y con el grupo de Diosdado Cabello, antes de ejecutar el “sacudoncito”. “Todo esto me lo relata mi informante Pancracio Ortega. “A Ramírez se lo “llevaron en los cachos” el mismo día de los anuncios. El “hombre que sabe mucho” de los entresijos de la revolución soportó un ataque bestial, una andanada de improperios, desde el PSUV por las medidas neoliberales que supuestamente llevaba adelante. Tampoco le perdonaron sus reuniones con banqueros en Londres y Nueva York, ni sacar a la luz pública en medio de esta crisis lo del aumento de la gasolina.” Me dijo Sérbulo Servelión Solórzano, que también lo logre infiltrar, que la puja por PDVSA fue resuelta tras largas horas de discusiones. “La familia Chávez pujaba por Asdrúbal Chávez, pero faltando dos horas para los anuncios Ramírez respiró aliviado por la designación de Eulogio Del Pino, quien fue uno de sus aliados más firmes en la industria. Cabelló sintió el golpe con la defenestración de sus aliados en los ministerios de Alimentación y Transporte, Herbert García Plaza y Luis Graterol. Ambos fracasaron en la cartera de transporte y “cobearon” a todo el mundo con los pagos a las líneas aéreas. Y pronto su hermano José David perderá el Seniat y quedará a la deriva en el ministerio de Industrias. Los militares dominan el sector económico – de eso no saldrá nada bueno-, pero todavía no digieren la pérdida de PDVSA, el máximo trofeo al que aspiraban.” Pancracio Arteaga supo que en la AN le preparan una emboscada a Cabello al comenzar el próximo año. Nicolás sigue alargando por miedo, las medidas económicas que terminarán de hundirlo.

 

NOTI RÁPIDAS

 

A LA TORERA. Fue el salto de Maduro el día del sacudón para ignorar las medidas económicas. Mientras tanto, el pueblo sufre día con la inflación y el incremento de los precios de los productos ordenados desde el mismo gobierno, no por los empresarios.

 

HERENCIA. Tremendo “mono” dejó la PDVSA de Ramírez con el Banco Central. La industria petrolera es el mayor deudor del BCV con más de 80 mil millones de bolívares en pagarés sin valor alguno. Y las entregas de dólares al ente emisor siguen bajando.

 

SIGUE LA PACHANGA. El diputado Carlos Berrizbeitia reveló que Maduro ha gastado 600.000.000 de bolívares en viajes; pero además consume 948.58 millones de dólares en gastos del despacho. Lo que da arr… es que también las hijas de Chávez se tragan 362.45 melones de dólares en La Casona.. ¡Qué bolas!

 

OLVIDO. Algunos dirigentes de la MUD quieren que los venezolanos piensen solamente en las elecciones parlamentarias. Pero ninguno aporta soluciones para eliminar la trácala de los circuitos, que en los pasados comicios permitió al oficialismo ganar más del 60% de las curules con el 48% de los votos. En esas condiciones, vamos otra vez directo al matadero.

 

CORTAR POR LO SANO. La Cancillería destituyó al general Hugo Carvajal como cónsul en Aruba, según resolución publicada en Gaceta Oficial N° 40.489, el pasado jueves. Por fin.

 

FROZEN. El Mayor General Clíver Alcalá Cordones nunca pudo asumir la embajada de Venezuela en Bélgica. Ni el régimen ni el propio militar quisieron correr la misma suerte de Hugo Carvajal. El cargo sigue congelado.

 

RACIONAMIENTO BIOMETRICO. Cuando Fidel Castro impuso el papel de racionamiento – no era libreta- dijo duraría unos meses y que después iba a haber leche y quesos como en Holanda y carne como en Estados Unidos. Ni lo uno ni lo otro, el racionamiento lleva 52 años y lo que hay es miseria en el pueblo. ¿Entonces, Nicolás?

 

UN NEGOCIO MADURO. Los bachaqueros arriesgan todo para pasar productos a Colombia. Los que llevan gasolina ganan dinero como arroz. Y los que contrabandean alimentos no se quedan atrás. A un kilo de leche que compran aquí en 32 bolívares le ganan allá 422. Pero la gente que sabe mucho, señala que la culpa del desabastecimiento es de Maduro… sus razones tendrá.

 

HASTA CUANDO. Los venezolanos fueron golpeados a mansalva en un mismo día con aumentos impuestos por el régimen a varios productos: desodorantes, hojillas de afeitar, toallas sanitarias, detergentes, jabón de baño y jabón de lavar. Antes subieron el pollo, la carne, la cebolla, el tomate, el pimentón, el aceite y…paremos de contar. Lo que nos queda es llamar al Chapulín Colorado.

 

Artículos relacionados

Top