LOS PEORES

02 Maduro Citgo

El gobierno ha definido su política de salud: meter preso a quien denuncia sus fallas. Para combatir la inflación el gobierno invento otro método de calcularla. Así también, para hacerlo con el desempleo, en un Alo Presidente, Chávez dijo que él tenía un primo que cuidaba una casa en la playa y que eso era un empleo y ordeno al INE que incluyera entre los empleados a los cuidadores de casa, a los vendedores de Cocosette y panelas de San Joaquín y a los chamos que hacen malabares en los semáforos. Así las cosas quedaban más chéveres y la gente no se quejaría de las cifras. 

Hoy en día, todo el país, absolutamente todo el país, sabe que hay una epidemia de chikunguya, una explosión del dengue y de fiebres hemorrágicas; que no se consiguen medicamentos; que los médicos jóvenes se han ido al exterior y su única respuesta es mandar a la cárcel a quienes denuncian esto.

Esto ocurre en un país cuya anterior ministra de salud confiesa haber hecho tráfico de influencias, haberse enriquecido indebidamente al punto que hasta la “Fiscalía” tuvo que imputarla aunque sigue en su casa porque es una consumada fidelista de esas que se le cuadra a los Castro pero que le gustan los cobres.

Esta “revolución” ha demostrado, como hemos dicho en otras entregas, que la crueldad es una de sus políticas de estado. En el caso de la salud esta crueldad, esta insensibilidad esta exponenciada. El gobierno sabe que no hay medicamentos, que hay enfermos de cáncer niños y adultos que podrían salvarse y se están condenando a muerte porque no hay drogas para quimioterapia ni repuestos para máquinas de radioterapia. Hace poco me comentaba una enfermera con ojos vidriosos, como han tenido que suturar niños con heridas menores sin anestesia, sencillamente porque la poca que tienen la guardan para casos graves.

La deuda con proveedores de medicamentos alcanza los casi tres mil millones de dólares. Dicen que no hay dólares para pagarlos, pero hay para los toros de las corridas, para el carrito chocón Pastor Maldonado y para los peloteros importados del béisbol.

A propósito, para igualar a Pastor Maldonado, el gobierno ha hecho la proeza de acuerdo con la cual, se nos califique como la economía peor gestionada del mundo. Eso es lo que ha hecho The Economist esta semana. También las agencias calificadoras de riesgos nos han puesto una CCC que linda con los Bonos Basura y que anuncia los riesgos de un Default.

El 15 de Octubre el gobierno tendrá que pagar, solo en intereses de la fabulosa deuda externa que ha contraído, la suma de 7.132 millones de dólares. Por eso es que están planificando el “raspado de olla” con la venta de CITGO.

El gobierno seguramente pagara. Pagará la deuda externa, esa cuyo pago tanto cuestiono en la IV República y lo hará porque de otra manera, comenzarían a embargar los barcos de PDVSA, a congelar sus cuentas etc. 

Mientras tanto y a falta de Default general, el gobierno ha optado por el Default a cuentagotas. No paga a los proveedores de medicinas, de alimentos, de artículos del hogar, a las líneas aéreas para llenar el cochinito que tiene que romper el 15 de octubre.

Esta realidad es inocultable, las denuncias chimbas de terrorismo informativo de guerra bacteriológica son pintorescas pero crueles, esconden la insensibilidad, la desfachatez del gobierno ante un problema que hace sufrir a sus ciudadanos. Son los peores.

 

¡Veremos que exprimen ahora!

  1. Fragmento de un reciente artículo del autor. El titulo ha sido tomado del texto.

 

 

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top