Cayó Odreman, amigo de Robert Serra, y de Juan Montoya, asesinado el 12F
Gobierno alargará la prisión de Scarano hasta agosto del 2016

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
 abcbuenaventura@gmail.com

 

Al chavismo le siguen faltando mártires

La historia de Danilo Anderson vuelve a repetirse con el diputado Robert Serra, asesinado en su casa la semana pasada. No es que los dos casos ocurrieran en condiciones similares, pero es demasiado evidente que el Gobierno en vez de informar sobre la identidad de los culpables y las causas o el móvil del crimen, prefiere utilizar al occiso como bandera política. Es que a la revolución le urge conseguir un mártir al estilo de los que le han sobrado a la revolución cubana, muchos de ellos abatidos por órdenes del mismo régimen. ¿Recuerdan a Camilo Cienfuegos? Y al mismo Che Guevara, abandonado a su suerte en la selva boliviana. Los intríngulis de los dos homicidios no alcanzan para crear esas figuras que tanto anhela el chavismo. Hay muchas cosas oscuras. Quien así se expresa es Cristófero Casildo Cipriani, un descendiente de italianos nacido en estas tierras, que desde hace años cumple trabajos para la red de espionaje. Viene eufórico con una botella de escocés, una nueva marca que está llegando al alicaído mercado licorero venezolano. “El precio es accesible y me dijeron que la importación alcanzará para la temporada navideña. La calidad la desconozco, pero viene de Escocia”, precisó el buen amigo. Serapio Rea, malasangre como siempre, masculló lo siguiente: “a bicho raro no le jurungo el rabo”. Y siguió con la preparación de su famosa chicharronada y de unas 40 arepas peladas de una masa que le compraron al señor que se ubica a la entrada del Mercado de La Isabelica. Filemón Facundo Fernández trajo queso llanero y una lata de queso de mano de Belén.Todo esto es light, como le gusta a Buenaventura, cero colesterol, cero triglicéridos”, señaló Serapio viendo de reojo y con sospecha la botella de güisqui. Cristófero Casildo sirvió la primera ronda y expresó su pesar por todo lo que viene sucediendo en el país. “Con todo lo que se ha dicho por la muerte de Serra vemos claramente que existe un interés claro, evidente, de enfrentamiento entre dos bandos. Pero es lamentable ver las declaraciones de Maduro, de Cabello, de Jorge Rodríguez, de El Aissami, de Delcy Rodríguez, de Iris Varela o Freddy Bernal, para tener una idea clara de la calaña de quienes dirigen el país. Disparan sus disparates sin pensar, acusan al imperio, a Álvaro Uribe, a Carlos Berrizbeitia, al caricaturista Roberto Weil, dejando bien en claro las falencias de esta dirigencia burda que se nos vino encima hace más de 15 años.” Todos sabemos que aquí de lo que se trata es de tapar los graves problemas del país con este asesinato, que a decir de expertos en la materia fue liquidado por gente ligada a su propio entorno – a lo mejor fichas del chavismo-, lo que preocupa sobremanera al régimen. Hasta Aporrea.com alerta al Presidente para que no se vaya de bruces en sus acusaciones. “¿Hasta cuándo, Maduro?” Palabras pronunciadas por una muchacha que se aferró a Maduro a la entrada del Cementerio General del Sur, le deben seguir retumbando en el oído, pese a que trató de desviar el tema con un: “¿qué quieres tú que yo haga?” “Pudieras comenzar renunciando”, gritó Sandalio Agustín Zamudio desde la sombra de la mata de mango, apurando su trago. Nadie quiso hacer observaciones, para evitarse vainas.

 

NO ES UNA SENSACIÓN -  La inseguridad nos está matando a todos por igual. A la hora de apretar el gatillo, los malandros no hacen distinciones entre opositores y oficialistas. La prueba más fehaciente la tenemos en los acontecimientos diarios en un país acogotado por la violencia. Como si fuera poco, a los delincuentes no les importa asesinar a agentes de la policía. En Caracas han caído 100 en lo que va de año. En Carabobo alrededor de 50. El río de sangre sigue su curso. Nadie hace nada. La inseguridad mata. No es como dice el gobierno, una simple sensación.

NO ES UNA SENSACIÓN – La inseguridad nos está matando a todos por igual. A la hora de apretar el gatillo, los malandros no hacen distinciones entre opositores y oficialistas. La prueba más fehaciente la tenemos en los acontecimientos diarios en un país acogotado por la violencia. Como si fuera poco, a los delincuentes no les importa asesinar a agentes de la policía. En Caracas han caído 100 en lo que va de año. En Carabobo alrededor de 50. El río de sangre sigue su curso. Nadie hace nada. La inseguridad mata. No es como dice el gobierno, una simple sensación.

 

NOTI RÁPIDAS

 

SCARANO. La costura siempre se le ve a la pelota, precisó Severo Valentón Sutil. Ameliach no es un gobernador cualquiera; está en el cogollo del chavismo y antes de venirse a Carabobo era el jefe nacional de estrategia del PSUV. Además le deben muchos favores en el CNE y en el Alto Mando. “Él es el mayor interesado en truncar la carrera de Scarano con una larga condena judicial, aunque Cuentas Claras promovió su candidatura y pasaron raqueta a empresarios y constructores del valle sandiegano con tal de vencer a Henrique Fernando Salas Römer. El mismo Scarano, contento del resultado, asistió a la toma de posesión de Ameliach. Hoy está arrepentido”. Aseguran que la prisión le será extendida hasta agosto de 2016, una vez vencido el plazo de inscripciones electorales.

ESTALLIDO. Las protestas ocurridas la semana pasada entre los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, presagian tempestad. Más de 300 personas enfrentaron a las autoridades venezolanas, quemaron cuatro carros e igual número de motos. Igualmente atacaron establecimientos comerciales en rechazo al cierre de la frontera y las medidas que aplican miembros de la Brigada de Cazadores del Ejército venezolano en la zona. El Ejército colombiano anuncio que si es llamado actuará en la frontera con Táchira.

MAFIAS APUREÑAS. Un comisario jubilado de la Policía de Apure denunció a autoridades regionales de proteger a asesinos a sueldo. La repuesta que le enviaron llegó a su casa con un trío de matones que intentaron acribillarlo junto a sus familiares. El expolicía llamado Troudy Hinnaoui fue alertado por una de sus hijas y pudo herir a dos de los antisociales. La orden que vino de arriba fue la de quitarle el arma de reglamento. Menos mal que es amigo de Rodríguez Torres.

MONTAJE. Me contó Filomeno Materán que desde la Gobernación distribuyeron el guion para acusar a Santiago Rodríguez, director general de la Alcaldía de Valencia, de violencia de género. Entre Rodríguez y su esposa hay un proceso de divorcio que lleva años y en el cumpleaños 80 de su padre surgió una discusión. Al día siguiente vino el montaje político, ya que no hubo flagrancia como para que se produjera esa rápida intervención de la Fiscalía.

BOCHINCHE. La rapacidad sigue campeando. Tres fincas fueron invadidas por la Troncal I, cerca de la Redoma del Toro, en la zona norte de Táchira. Son propiedades en plena producción. Dicen que la mayoría de los invasores son colombianos. Vielma Mora y su gobierno no han movido un dedo.

LA REVOLUCION CAOTICA. Tras el asesinato del Diputado Robert Serra y su compañera, se ha desatado de nuevo la sampablera. Odreman, amigo de Serra, habría responsabilizado al Ministro Rodríguez Torres de su muerte antes de fallecer, abaleado en Quinta Crespo. Odreman era Jefe de un colectivo leal a Juan Montoya, quien a su vez, fue asesinado por sus enemigos personales el 12F.

BOTIJA VACÍA. La cementera suiza Holcim no recibió de Venezuela la parte correspondiente a la indemnización por expropiación. En total son 97.5 millones de dólares faltantes de los 650 millones que el país aceptó pagar. Gente cercana al Gobierno y a la Corporación Socialista del Cemento, confió a mi red de espías que no hay dólares para cubrir la deuda. Holcim demandó a Venezuela en el CIADI en mayo del 2008, por no cumplir con lo convenido en el proceso de expropiación.

¿Y LOS MOTORIZADOS? Se habla de que en la Oficina Nacional Antidrogas se recolectaron más de 3.000 armas de fuego. El Ministro Rodríguez Torres anunció ajustes en el porte de armas, pero nadie comenta nada sobre el armamento que detentan los colectivos y los motorizados de ingrata recordación en las protestas de febrero y marzo.

 

Artículos relacionados

Top