Sobre quien está mejor armado, si las milicias o…

colectivos

 

La destitución de Rodríguez Torres es probablemente la apuesta más delicada de Maduro desde que está en Miraflores. Es cierto que se produce como una respuesta al pedido de los colectivos paramilitares del gobierno, luego de la masacre perpetrada por el CICPC en la captura de personajes vinculados al asesinato del diputado Robert Serra, pero es también el arreglo de cuentas con el sector militar menos comprometido con los cubanos, es decir, Diosdado y su gente.

 

También es cierto que Rodríguez Torres había venido actuando como candidato a una transición. No sabemos si con la anuencia o el desacuerdo de Diosdado (seguramente con su desacuerdo) y eso le hacía vulnerable. En los regímenes autocráticos nada es tan peligroso como aspirar. Allí está el ejemplo de Corea del Norte donde el pequeño Kim se cepillo al tío que andaba en un jueguito de esos.

 

De manera que destituir a Rodríguez Torres era una manera de quedar bien con los colectivos paramilitares, pero es sin duda un desafío a los militares.

 

En el gobierno se libra, con sordina, una lucha natural. Quienes tienen el monopolio de las armas que son los militares no se sienten agradados con que haya grupos que las manejen sin su control. Las tentativas de Chávez de fortalecer las milicias, siempre se toparon con esta resistencia y, al final, la milicias terminaron siendo un grupo de activistas que los fines de semana hacen practicas con fusiles viejos y luego deben devolverlos a los cuarteles.

 

El armamento de los colectivos fue una manera de burlar la crítica de los militares. Solo que ahora, como ocurre cuando se arma a alguien, es muy difícil luego quitarle las armas. (Allí está el caso de los talibanes armados por los Estados Unidos para combatir a los soviéticos en Afganistán). Los colectivos tienen vida propia, son organizaciones paramilitares que, como las colombianas y las mejicanas, degeneraron hacia la delincuencia pura y dura.

 

La apuesta está hecha. El aumento del 45% al salario de los militares es un caramelito para endulzar la amargura que ha dejado en los mandos militares la debilidad del gobierno hacia los colectivos y ante la destitución de uno de sus presidenciables.

 

Veremos quien gana este “tour de forcé”.

 

ELIAS JAUA Y SU MARY POPPINS

 

Todos recordamos a MARY POPPINS, aquella maravillosa película de Walt Disney en la que una niñera de la familia Banks, en el Londres de comienzos de siglo, se gana a unos niños terribles y les convierte en niños modelos.

 

Este no parece ser el caso de la niñera de Elías Jaua que transporta entre sus bártulos un revolver, como los de la vÍctima de Pedro Navaja “un 38 Smith and Wesson del especial”.

 

Lo siento por los niños de Jaua, no hay mucho chance de que sean niños modelo con estos ejemplos.

 

Pero el caso obviamente va más allá de lo anecdótico a pesar de lo grave. La pregunta que el gobierno debe responder es que hacia la niñera de Jaua en un avión de PDVSA?

 

Si usted revisa el Facebook de esta dama Yaneth del Carmen Anza, se conseguirá sus fotos en la torre Eiffel de París, en las pirámides de Teotihuacán, en el Palacio de Buckingham. Y ¿entonces? ¿Cuándo cuidaba los niños? ¿Jaua llevaba los chamos en sus viajes a Paris, a Londres a Méjico? ¿Andaban en los aviones de PDVSA?

 

anza12-755x380

 

…La Niñera

 

 

 

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top