El ABC de Marianela Montenegro / Periodista y conductora de TV en Bolivia
“Evo Morales ha habilitado todas las formas de fraude”

Montenegro asegura que en Bolivia se ha penalizado la labor periodística.

Montenegro asegura que en Bolivia se ha penalizado la labor periodística.

El Gobierno tiene un arsenal mediático mediante la represión, la compra de medios y otros mecanismos. Se inventan procesos penales sin acusaciones consistentes. En las recientes elecciones no hubo ni un opositor haciendo una verdadera campaña, declara la comunicadora.

 

Macky Arenas

Es boliviana, periodista, socióloga, trabaja en televisión desde sus 14 años y actualmente conduce un programa llamado “Aló Marianela”, por los canales 33 y 20 en La Paz. Los contenidos presentan y debaten los problemas del país de manera interactiva con el público sobre temas de coyuntura, políticos, denuncias de corrupción, incluyendo el escabroso tema del narcotráfico. Tomó la palabra en la 70ª Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Santiago de Chile para exponer la situación que atraviesan los medios de comunicación y los periodistas en su país, bajo el gobierno de Evo Morales. Entre lágrimas, relató el calvario que significa hacer periodismo independiente en la Bolivia. Particularmente impactante y conmovedor resultó para los presentes el video que hizo proyectar, donde aparecen grupos parapoliciales, provistos de pasamontañas, practicando violentos allanamientos tanto en el canal donde trabaja como en su casa. Estas son sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana

 

— ¿Hay libertad de expresión en Bolivia?

— Bajo ninguna circunstancia puede afirmarse eso, pues el Gobierno ha comprado la mayor parte de los medios en la primera etapa. En una segunda arremetida ha presionado, perseguido y penalizado el trabajo periodístico por lo cual hoy los principales medios están bajo interventores del gobierno, sin importar el área. Se ha penalizado la labor periodística pues el gobierno utiliza todos sus mecanismos para hostigar, no sólo a los medios sino a cualquier opositor que contradiga al régimen.

 

— ¿Cuál es su experiencia particular?

— Llevo muchos años en la conducción y dirección de mi programa y si bien he pasado muchas dificultades con otros gobiernos que hemos tenido en Bolivia, también lo es el que ninguno ha llegado a la audacia criminal del que dirige Evo Morales. Activa todos los mecanismos posibles para que la gente sienta miedo, desista, venda el medio, o se vaya del país. Tanto es así que existe una red llamada PAT, a cuyo propietario, el señor Dager, le secuestraron al hijo, lo obligaron a firmar para vender la red, firmó y no le pagaron un solo centavo. Un precio absurdo: 600.000 dólares por una red nacional. Como tiene otros negocios, es imposible que denuncie o haga algo al respecto.

 

— Específicamente en su caso, ¿cuáles han sido las consecuencias en su empeño de informar?

— El Gobierno nos ha inventado procesos penales que se han activado hace 9 años donde no se presenta el Ministerio Público ni nadie a acusarnos. Por otro lado, hemos sufrido allanamientos por parte del Ministerio de Gobierno, y como se ha repudiado esa situación han buscado otros mecanismos para afectarnos, como liberar delincuentes comunes de centros penitenciarios para atacarnos. A mucha gente le ha sucedido algo parecido. Un negocio de mi familia ha sido robado por esos delincuentes y cuando amenazan al Gobierno con hablar aparecen muertos en sus celdas.

 

“El gobierno utiliza todos sus mecanismos para hostigar a cualquier opositor que contradiga al régimen”.

“El gobierno utiliza todos sus mecanismos para hostigar a cualquier opositor que contradiga al régimen”.

 

Censura

 

— ¿Qué hay de los demás medios?

— Ninguno puede hablar, están mudos, ganando mucho dinero, con una impresionante cantidad de propaganda del gobierno a su favor. Nunca hubo un gobierno más publicitado que este. Activaron una Ley de Racismo y toda forma de Discriminación, pues bien, se ha convertido en una ley penal que ha servido para perseguir periodistas. Muchos han sido víctimas de cosas horrendas. Personal de Radio Fides han sido asesinados brutalmente. Dos hermanos, los Peñasco Laime fueron asesinados por gente del gobierno y hacen aparecer que fue obra de delincuentes comunes. Otro, Fernando Vidal, quemado vivo en su radio cuando difundía su programa, le lanzaron gasolina y perecieron él y su operadora. El caso de Anhalí Huaycho, periodista de PAT fue asesinada por su esposo y no fue un crimen conyugal, sino obligado por el Gobierno pues el marido es un alto funcionario de un comando de élite dedicado a perseguir, secuestrar y sembrar pruebas.

 

— ¿Cómo se llega a saber esos detalles?

— Porque entre ellos mismos se traicionan y se acusan, filtran pruebas y por ello lo que ocurre es perfectamente documentado. Han arremetido contra ciudades enteras para subyugarlas por medio del terror

 

— ¿Como está a salvo usted, que se mantiene irreductible?

— He hecho público lo que me ocurrido a mí. He pedido cautelares a la Organización de Estados Americanos (OEA). He ido hasta Washington para denunciar los atropellos que hemos sufrido mi familia y yo, los allanamientos a mi domicilio. Todo lo tengo grabado, robos, golpes. Nos han llegado a gasificar con químicos vomitivos, cuando allanaron mi casa. Mis hijos se afectaron.

 

— ¿Saldrá de Bolivia?

— Toda mi vida es Bolivia, ¿a dónde voy a ir? Yo no salgo de allá, pero tengo cuatro hijos menores a los que sí quisiera proteger.

 

Marianela Montenegro

Marianela Montenegro

Ventajismo

 

— Pero Evo Morales gana siempre, esta vez con más votos que nunca…

— Solo alguien que desconoce, que no tiene información, que no vive en Bolivia puede creer eso. Han habilitado todas las formas de fraude. Es un candidato inconstitucional, que se lanza pisoteando su propia constitución, desconociendo lo que ella pauta. Han habilitado el voto consular sabiendo que no hay control ninguno sobre él. Han reconfigurado el mapa para distribuir escaños con datos manipulados del INE: por ejemplo, un diputado de los centros urbanos es elegido por miles de votantes, pero uno del campo por pocos votos. Han manipulado de tal forma el padrón biométrico que votan muertos, emigrantes desde hace 40 años, clonados los cuales son una impresionante cantidad, aparte de la grotesca manipulación del software.

 

— ¿Y cómo se maneja la publicidad de campañas?

— Impresionante cantidad la que dispone el Gobierno, además de que no hay ni un opositor haciendo campaña. Pienso que Quiroga ha sido parte de este fraude. El gobierno estuvo muy asustado pues sabía que perdería si no activaba estos mecanismos fraudulentos y Quiroga se prestó como candidato funcional al gobierno al generar la dispersión del voto. Doria Medina es un fuerte concesionario de canteras bolivianas para sus cementeras y dudo mucho que se hubiera esmerado en hablar sobre temas claves como el narcoterrorismo, la falta de garantías, la ausencia de un Estado de Derecho y la libertad de expresión. El gobierno tiene un arsenal mediático mediante la represión, la compra de medios y otros mecanismos harto conocidos.

 

— ¿Quedan medios independientes en Bolivia?

— Muy pocos, ni de casualidad nos venden satélites, nos han sacado de las compañías de cable. Me extraña por eso que el Vicepresidente Regional de la SIP, que debía exponer acá, no ha venido. Comprendo, cada uno sabe como administrar sus temores ya que su medio está perseguido, chantajeado y presionado por el gobierno.

Informe sobre Bolivia

“El reciente proceso electoral fue una muestra fotográfica de la fragilidad de las libertades constitucionales frente a un poder político que restringe derechos tan elementales como la libertad de expresar y proponer ideas, debatir propuestas y difundir el pensamiento de personas, agrupaciones sociales y partidos políticos de oposición.

Por primera vez cerca de seis millones de electores debieron esperar al último mes, antes de la consulta popular, para conocer las propuestas de los partidos políticos, presentadas en forma apresurada y con serias limitaciones de espacio y medios.

Mientras el oficialismo vino difundiendo ideología y propaganda desde 2005, en una campaña proselitista permanente, el Tribunal Supremo Electoral impidió que la oposición, dispersa por problemas propios, tuviera el tiempo suficiente para difundir sus programas y propuestas. La norma oficial dispuso que la campaña en sí misma fuera sólo desde los 30 días previos a las elecciones generales del 12 de octubre.

La imparcialidad de la institución responsable de dirigir los comicios ha quedado en duda. Ya anteriormente, sus miembros, algunos de los cuales son cercanos seguidores del presidente Evo Morales, impusieron a los medios y empresas encuestadoras la obligación de registrarse a fin de que sean habilitados legalmente para realizar estudios de opinión y encuestas sobre preferencias electorales.

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) que agrupa a los principales medios impresos, calificó la medida de “censura previa”, la que está excluida del texto constitucional que asigna al Estado el papel de garante del derecho a la libertad de expresión.

Los medios han buscado diversas formas para aproximar a la ciudadanía a los candidatos. El Presidente, y a la vez candidato, ha rehuido al debate sobre su propuesta electoral. En la misma línea, la mayoría de los candidatos del partido gobernante, a cargos de senadores y diputados, rechazaron el debate abierto con la oposición.

Los medios estatales -el canal Bolivia TV, la Red Patria Nueva y el periódico Cambio- se abstuvieron de transmitir y difundir los debates organizados por los gremios periodísticos en los que participaron sólo los cuatro candidatos de oposición.

El caso del canal estatal puso en evidencia una conducta de desprecio total hacia la opinión pública, cuando la ministra de Comunicación justificó la ausencia de ese medio en la transmisión del debate entre candidatos presidenciales alegando “desconocer” quién o quiénes definen su política, siendo que ella es quien preside el directorio de esa empresa.

La presión oficial sobre los medios independientes, también incluyó condicionamiento sobre las entrevistas de los candidatos oficialistas. También preocupó el uso indiscriminado de fondos públicos durante la campaña electoral, con enormes despliegues publicitarios y coberturas de medios estatales y paraestatales de los funcionarios del oficialismo. En este caso fue inexistente la fiscalización de los poderes públicos debido a que están cooptados por el oficialismo.

El Gobierno continúa con la creación de una red de medios estatales y progubernamentales que compiten con los medios privados. Fortaleció la red de televisión Bolivia TV y la radio Patria Nueva con la creación de una red de radios indígenas y con la compra de acciones en medios privados transformándolos en medios paraestatales, como es el caso de algunos periódicos y canales de TV. Estos medios estatales reciben publicidad oficial en detrimento de los medios privados.

Tras la denuncia de casos de corrupción o hechos de interés público el Gobierno inició demandas judiciales contra los diarios La Prensa y Página Siete de La Paz.

 La Ley de Lucha contra el Racismo, aprobada en 2010, criminaliza el trabajo periodístico y prevé la posibilidad de encarcelar a un periodista o cerrar un medio de comunicación.La amenaza más preocupante del gobierno es el impulso de una Ley de Comunicación que pudiera abrir la puerta a la intervención y el control de las organizaciones sociales en el trabajo de los medios.

Periodistas de Canal 33, entre ellos Marianela Montenegro han sido víctimas de allanamientos, secuestros, multas y todo tipo de presiones, al margen de la legislación vigente en ese país. Este medio también ha sido víctima de la activación de una serie de mecanismos de presión que incluyen el inicio de procesos judiciales indefinidos e injustificados en busca de su estrangulamiento económico.

En abril de 2014, los periodistas de La Razón, Ricardo Aguilar y Claudia Benavente en su calidad de directora, fueron imputados por los delitos penales de espionaje y revelación de secretos de Estado. La Razón denunció agresión comercial en su contra de parte del principal empresario del cemento y candidato presidencial”.

 

Twitter @alomarianela

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top