Pdvsa y David Guetta

PDVSA-Guetta3

 

Si promociona a la empresa internacionalmente y gana más plata, ¡bienvenido sea el dinero!

 

La “petrodependencia” venezolana es innegable. Somos adictos. Incluso en aquella (ya lejana) época, cuando queríamos crear un capitalismo vernáculo como política de Estado, nuestra ¿iniciativa? empresarial solía apalancarse en apoyo financiero proveniente, a fin de cuentas, de la renta petrolera. Era cuando intentábamos “sembrar el petróleo”. Hoy, cuando la política del gobierno venezolano es no sólo destruir el capitalismo nativo, sino el mundial e interplanetario, nos hemos convertido una sociedad junkie-populista.

Pdvsa pasó de ser una empresa cuyas ganancias servían para jugar al capitalismo nacional a una corporación con “objetivos estratégicos que van más allá de la mera rentabilidad”. Su meta es redistribuir la riqueza entre la “sociedad en general”. En ese punto hasta podríamos parecernos a Noruega, un país que entiende el petróleo como una propiedad del Estado y de todo su pueblo. Noruega es una monarquía, también en eso nos parecemos un poquito. Pero hasta ahí. El fondo soberano” de 800 mil millones de dólares provenientes de la reinversión de la renta petrolera, convierte a cada noruego, incluso recién nacido, en poseedor de un ahorro de 150 mil dólares.

¿Cómo logró Noruega cumplir con su objetivo socialista petrolero “del pueblo”? ¡Siendo asquerosamente capitalista!, y teniendo paciencia. No se repartieron el botín como un banquete de mendigos, sino que redirigieron las ganancias durante muchos años en infinidad de inversiones internacionales hasta acumular una fortuna que Rico McPato envidiaría. Por eso me parece muy bien que Pdvsa invierta en la publicidad de David Guetta. Si eso promociona a la empresa internacionalmente y con eso gana más plata, ¡bienvenido sea el dinero! Lo necio es después venir a despilfarrarlo en misiones populistas e improductivas como casas baratas, mercados miserables o puestos de socorro sin acetaminofén. Bienvenido este brote de glamour. Bienvenido sea el capitalismo, manque sea en videoclip.

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top