Sobre si la lucha es democrática…

batalla-de-carabobo 

Desde que existe Venezuela, Carabobo ha sido un lugar de importancia geopolítica excepcional. La batalla de Carabobo, no tuvo lugar en nuestras llanuras por casualidad. La cercanía de Puerto Cabello, ser una puerta a los llanos y encrucijada de las vías que surcan de este a oeste el país, la hacen un enclave decisivo de la política, la economía y también militar.

Esos atributos hicieron que aquí se instalara la zona industrial más importante del país, su universidad más que centenaria y que se desarrollara una sociedad articulada por la cultura, la producción y la ciencia.

Fue quizás la suma de muchas de estas características lo que hizo que Valencia fuera la sede de aquel Congreso Constituyente que separo a Venezuela de la Gran Colombia y que fuera capital de Venezuela en varias ocasiones.

Cuando comenzó el proceso de descentralización que, en la práctica fue la respuesta social a la decadencia del régimen político que llevo al “Caracazo”, Carabobo fue igualmente el centro de ese proceso. Apenas celebradas las primeras elecciones en las que se elegía gobernador por voluntad popular, Henrique Salas convoco a los mandatarios electos a suscribir la “Declaración de la Casa de la Estrella”, en el mismo salón donde nació Venezuela. Esa carta es un programa de los objetivos históricos de la nueva época que transitaba el país. Allí se sentaron las bases para la creación de la Asociación de Gobernadores, cuyo primer presidente fue el propio Salas Römer.

cabalgata-salas-romerLAS NUEVAS BATALLAS DE CARABOBO

En la época del presidente Chávez, este dio mucha importancia al control político de Carabobo. Las elecciones se jugaron siempre en el terreno farragoso de las iniciativas fraudulentas y el ventajismo asombroso.

Hoy día, ocurre exactamente lo mismo. El gobierno quiere a toda costa mantener el control político del estado. Se ha anunciado orden de captura contra Salas Römer, se ha encarcelado a Scarano y los niveles de represión con su secuela de víctimas, ha sido desproporcionado.

Para Maduro, Carabobo sigue siendo una de las joyas de la corona. Y el juego del gobierno por esta región, seguirá siendo duro. Tampoco es una casualidad que Francisco Ameliach, suerte de número 3 del chavismo a nivel nacional, sea su representante en la región.

Para otros, Carabobo tiene la misma importancia también. No en balde esta semana, han venido a la región a realizar actos políticos de primer orden, dos de sus más destacadas figuras nacionales, Henry Falcón y María Corina Machado.

Cada uno representa una manera de ver las cosas en el campo opositor. Falcón, defensor del dialogo con el gobierno y postulando la tesis del progresismo, suerte de versión centro izquierdista como antítesis al socialismo del Siglo XXI y María Corina, promotora de La Salida y de explorar opciones más rápidas para salir del actual régimen. Ambos, hay que decirlo, han dejado claro que los métodos de lucha para promover un cambio en Venezuela, han de ser apegados a la Constitución.

… o es por la democracia

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top