Pablo Sandoval acordó con Boston por 95 millones
Los mayores cambios se verán muy pronto

Pablo Sandoval

 

Richard Justice 

Esta candente temporada muerta ha sido el resultado de la oportunidad. Siempre es así de simple. No se trata de que solamente 14 conjuntos terminaron a cinco juegos de un cupo en la postemporada o que 17 estuvieron a 5 ½ juegos el 1ro de septiembre. Es una larga lista de otros equipos — Padres, Mets, Cachorros — que piensan que están cerca de dar el siguiente paso.

¿Cuál es la dinámica durante este invierno? Primero que todo, hay seis gerentes generales nuevos, y cada uno trata de formar su equipo de cierta manera. Igual de importante es que cada club está consciente de que ya no deben pensar solamente en el presupuesto. Sin embargo, hay que dejar en claro que el presupuesto es algo muy importante.

Pero después de una campaña en la que tres de los cinco conjuntos con la mayor nómina no avanzaron a los playoffs, los clubes comprenden que también se trata de la construcción del roster y desarrollo de jugadores, además de la identificación de jugadores de bajo perfil que pueden contribuir al éxito del equipo.

Por eso hay presión para que los gerentes generales formen un equipo, no solamente con un núcleo de jugadores, sino encontrando de 30 a 35 peloteros que tengan valor durante una prueba de 162 encuentros. Esto puede resultar en jugadores desconocidos cambiando a un conjunto.

Por ejemplo, Alex Hassan.

El jardinero cambió de equipos dos veces esta semana. Primero los Atléticos lo reclamaron de los Medias Rojas. Luego, los Orioles reclamaron a Hassan cuando Oakland no tenía espacio en su roster.

Hassan tiene 26 años de edad y apenas tiene nueve turnos al bate en la Gran Carpa. En seis temporadas en las Ligas Menores, lleva un promedio de .291.

Pero lo interesante es el análisis detallado. Tiene un OPS de .902 contra lanzadores zurdos, por eso le llamó la atención a los Atléticos.

La situación cambió después de que Oakland firmó a Billy Butler, y ahora Baltimore tiene a Hassan protegido en su roster de 40 jugadores. El guardabosque es exactamente la clase de contratación de un jugador de bajo perfil que el gerente general de los Orioles, Dan Duquette, ha hecho con frecuencia en los últimos tres años.

Los enormes movimientos que se han visto durante este receso de temporada pueden ser vistos solamente como el comienzo. Los equipos parecen estar dispuestos a cambiar cualquier pieza, o al menos lo contemplan.

Los Medias Rojas, Dodgers, Nacionales, Bravos y Rojos se encuentran entre los clubes que parecen estar atendiendo ofertas por cualquier jugador en su roster. Como lo indicó el presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers, Andrew Friedman, “Mi regla principal es no descartar a nadie”.

También, equipos con jugadores de renombre a un año de la agencia libre parecen estar listos para realizar un canje. Jason Heyward ya fue cambiado, de los Bravos a los Cardenales, y otros — Justin Upton, el dominicano Johnny Cueto, Jordan Zimmermann — han surgido en rumores.

Algunos conjuntos no han dudado en hacer grandes inversiones. Los Azulejos pagaron más de la cuenta por Russell Martin. Toronto vio en el receptor alguien que encajaba bien, tanto en el roster como en el clubhouse.

Es interesante ver cuáles agentes libres han llamado más la atención. Los Medias Rojas y pactaron con el venezolano Pablo Sandoval como la pieza ideal por 95 millones de dólares en 5 años. Los Gigantes estaban decididos a retenerlo pero no pudieron. El antesalista es el hombre indicado en el momento indicado.

Jon Lester se encuentra en este punto también. Es el ejemplo en vida de un as, promediando 207 entradas, 192 ponches y 15 victorias en las últimas siete temporadas.

Lester también es un hombre tenaz, perseverante y serio que acepta la responsabilidad de un lanzador que encabeza la rotación. En 14 presentaciones de postemporada, lleva 2.57 de efectividad, y en tres aperturas de Serie Mundial, aquel número es un diminuto 0.43.

Otro que se encuentra en la mira de muchos es Andrew Miller. A pesar de tener solamente un rescate en su carrera, el zurdo es el prototipo de lo que cada club intenta agregar. Puede ser un preparador de mesa o un cerrador. Viene de una temporada en la que concedió 33 imparables en 62 1/3 episodios y ponchó a 103.

Miller no recibirá un contrato similar al de Jon Lester, pero son tantos los equipos que lo ven como la pieza ideal que la lluvia de ofertas hará de esta temporada muerta bastante divertida para Andrew Miller.

Esto es lo que sucede en un deporte donde hay paridad de talento entre los principales 20 equipos. Es interesante ver cómo cada gerente general trata de crear una cierta visión de su club.

Y lo mejor de todo es que la actividad acaba de comenzar.

Tomado de MLB.com

 
Top