La media de edad es de 26 años
Un Madrid para 5 años

logo_real_madridLa notable respuesta de los jóvenes (Carvajal, Kroos, Isco y James) y los contratos de larga duración de casi toda la plantilla auguran un recorrido esperanzador. El último en incorporarse ha sido Marco Asensio.

 

Enrique Ortego

Este Real Madrid de las 17 victorias consecutivas, líder de la Liga y primero en su grupo de la Champions con pleno de victorias , vive un presente esplendoroso que augura un porvenir estable y esperanzador, si se tienen en cuenta la edad de sus jugadores y los contratos de larga duración que la mayoría de ellos tienen firmados con el club.

El tiempo, las circunstancias y los resultados tendrán la última palabra, pero los dos componentes citados se cumplen. La confirmación de que jugadores como Kroos (24 años), James (23), Isco y Carvajal (22) aprueben la responsabilidad de ser titulares con un rendimiento óptimo es un buen presagio de futuro a un plazo de cinco años.

Su amalgama con los más veteranos, Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo, Bale, Benzema y Cristiano tiene como producto final, precisamente, este equipo que, además de ganar, juega bien al fútbol. La edad media del once titular del Madrid en Málaga, en el último partido de Liga, fue de 26 años. Con solo dos jugadores por encima de los 30 (Casillas y Pepe).

 

Once jugadores acaban entre 2019 y 2020

 

Solo dos futbolistas de la actual plantilla finalizan contrato a final de temporada: Khedira y Chicharito. A día de hoy, cabe pensar que los dos se marcharán. En junio de 2016 acaban su compromiso otros dos hombres: Pepe y Arbeloa. La presencia de Varane y Carvajal y el dato de que entonces tendrán 33 años dificultan su continuidad. Si acaso el central lo tendría más fácil.

En 2017 es el momento de Casillas, Sergio Ramos y Jesé. Sin duda la prolongación del contrato del central se antoja clave en esta etapa de blindaje que ha comenzado el club con las últimas renovaciones (Benzema, Modric, Varane…). Lo normal es que Sergio comience la próxima temporada con un nuevo convenio que le permitiría retirarse en el Madrid. En el caso de Jesé, MARCA ya adelantó ayer que el planteamiento del club es mejorar y ampliar su actual estatus, hasta convertirse en un futbolista más de larga duración.

Cristiano, Modric e Isco acaban en el 2018. Lo normal es que el malagueño llegue a esa fecha en una nueva situación contractual. El gran bloque de la plantilla finaliza entre 2019 y 2020 y entran dentro de ese quinquenio de garantía.

 

Los primeros refuerzos para el centro del campo

Con esta sólida base cimentada, el Real Madrid trabaja en reforzar su plantilla pero sin la presión de años anteriores. Los objetivos principales se centran en el medio campo y en un hombre de un perfil defensivo. Un medio puro y duro. Tras la marcha de Xabi y si se va Khedira, solo quedan Kroos e Illarra como volantes naturales, aunque Modric, Isco y James estén demostrando que se pueden acoplar y rendir bien en esa posición.

En el mercado de invierno podría llegar el primer refuerzo (Lucas Silva). En el horizonte, el futuro de Casemiro, cedido al Oporto y la política a desarrollar con Medrán: cesión para que juegue de manera continua u oportunidades en el primer equipo. Ancelotti nunca renunciará a Verratti. Y gusta el alemán Kramer.

 

El regalo de Florentino y necesidades a medio plazo

El resto de líneas no presentan urgencias y las necesidades son a medio plazo. Un portero en lugar de Casillas. Un lateral derecho por Arbeloa y un central por Pepe, pensando que Varane dará el salto a la titularidad.

La delantera está en manos del presidente que seguro que tiene en mente algún regalo de los que a él le gustan y no a largo plazo. O lo que es lo mismo: una estrella contrastada. No parece fácil que sea un goleador. En el club se continúa pensando que los goles son obra y gracia de CR7 y Bale. Si Reus se pone a tiro, puede valer. Se valora su versatilidad y que pueda jugar en muchos puestos.

Tomado de Marca.com

 

 

Artículos relacionados

Top