ESPÍAS CUBANOS MIRAN CON INTERÉS EL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA

dialogos de paz colombia

 

El servicio de inteligencia cubano, que desde hace décadas se ha mantenido muy activo a lo largo de América Latina, ha estado fortaleciendo sus operaciones en Colombia en los últimos años, lo que refleja un mayor interés en el país sudamericano y en los prospectos de una incorporación a la vida política de las organizaciones guerrilleras.

Ex agentes de Inteligencia cubanos que conversaron con el Nuevo Herald dijeron que el “Centro de Inteligencia” que La Habana mantiene en Colombia ha estado creciendo en los últimos tiempos, y que sus operaciones están siendo encabezadas por un veterano coronel que está en vía de cumplir 40 años en el servicio.

“El Centro en Colombia se ha convertido en los últimos años, después de la salida de la presidencia del presidente Uribe, en uno de los más importantes que tiene Cuba en América Latina”, dijo el ex oficial del servicio de inteligencia cubano Enrique García.

espia lupa“Para Cuba, la consolidación de todo esto que ha hecho [Juan Manuel] Santos, de manera consciente o inconsciente, es muy importante”, agregó García, quien estuvo once años en el servicio de Inteligencia de Cuba antes de desertar a finales de los años ochenta.

García se refería al Proceso de Paz emprendido con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia por la presidente Santos, iniciativa que está siendo llevado a cabo a través de negociaciones en La Habana.

García, quien acaba de terminar el libro Servicios de Inteligencia Cubanos: Testimonio Inédito, dijo que el régimen de los hermanos Castro está muy interesado en que ese proceso tenga éxito, pero no por razones humanitarias.

“Piensan hacer lo mismo en Colombia que lo que hicieron en Venezuela […] Los planes son las de llevar a las FARC a la presidencia, haciendo uso del dinero del narcotráfico, para luego pasar a hacer lo mismo que han hecho en otros países”, dijo.

“Hacer lo mismo”, se refiere a los proceso de consolidación de poder emprendidos en países como Venezuela y Ecuador, donde las instalaciones democráticas fueron desmanteladas para montar regímenes autocráticos.

“El plan es lograr a través de los Acuerdos de Paz, la impunidad que permita que todos los terroristas de las FARC, puedan reinsertarse sin pagar nada por los crímenes que hicieron a la vida política del país, para que después puedan convertirse en senadores, congresistas y alcaldes y aspirar a la presidencia del país”, insistió García.

Las operaciones de inteligencia cubanas en Colombia buscan brindar soporte a ese proceso, y están siendo encabezadas por el coronel de Inteligencia Juan Roberto Loforte Osorio, alías “Ramón”, quien está acreditado ante las autoridades colombianas como Ministro Consejero.

García dijo que él conoce a Ramón muy bien.

“Fuimos compañeros de división, y fuimos amigos. Éramos de la división de América Latina y el Caribe”, enfatizó García “El [Loforte] es el jefe del centro de inteligencia cubano en Colombia, y tiene la fachada de ser consejero de prensa.

Otro ex oficial de inteligencia cubano que habló bajo condición de anonimato por razones de seguridad le confirmó a el Nuevo Herald que Loforte es el jefe de las operaciones de inteligencia de Cuba en Colombia.

“El [Loforte] procede del departamento de Estados Unidos, y de hecho él estuvo en los años noventa en las Naciones Unidas. Después estuvo en otro puesto importante, que es en el área de prensa de México, que es otro centro priorizado. Después estuvo en África, y ahora vemos que está como jefe de centro en Colombia”, narró la fuente, quien también dijo conocer a Ramón bien.

“Él es un agente muy preparado y es un agente que brinda resultados, sinceramente. Yo te diría que él está entre los tres o cuatro jefes de América Latina que han dado gran resultado. Es gente aventajada y el hecho de que trabajó en la ONU y Estados Unidos, le da más categoría, todavía”, agregó.

El investigador cubano Luis Domínguez, editor del portal cubaaldescubierto.com, publicó este fin de semana un informe sobre Ramón, que brinda detalles sobre su actividad en Colombia.

“Está en Colombia con objetivos muy importantes, como son el espionaje a la Presidencia Colombiana, Congreso, a las Fuerzas Armadas y a los Servicios de Inteligencia colombianos”, escribió Domínguez.

Además de dirigir el reclutamiento y la captación de jóvenes colombiano afines a la Dictadura Cubana, Loforte realiza trabajo de caracterización, preparando perfiles sicológicos de individuos que después pueden ser blancos de chantaje, o que puedan ser reclutados o sobornados.

Estos blancos podrían tratarse en personal de otras embajadas, representantes de compañías y de medios de prensa, dijo Domínguez.

Loforte también supervisa las actividades de agentes cubanos destacados en Colombia y Venezuela.

Estos agentes trabajan para otras agencias del gobierno cubano como Prensa Latina o el periódico Granma, pero también realizan labores de espionaje para el régimen aun cuando no cuentan con inmunidad diplomática, señaló Domínguez.

García, a quien le correspondió hacer este tipo de operaciones cuando aún se desempeñaba como oficial de inteligencia cubano, dijo que una de las fortalezas del servicio es que sabe muy bien como identificar las debilidades de las personas para luego pasar a controlarlas.

Uno de los métodos utilizado con frecuencia era el soborno seguido luego por la extorsión.

Es un método que ha colocado a muchos políticos latinoamericanos en los bolsillos de los Castro, dijo García.

“Es bien sabido que el tipo que le agarra en secreto una maleta de efectivo a Fidel Castro queda comprometido por el resto de su vida con la inteligencia cubana. Por supuesto que sí, porque es lo mismo que cuando tú le agarras una maleta de dinero del narcotráfico”, describió García, quien personalmente entregó algunas de esos maletines durante los años ochenta.

 

 
Antonio María DelgadoAntonio María Delgado

Artículos relacionados

Top