El gran paquetazo

maduro familia china 2

Se siente en el ambiente, en la atmósfera que respiramos. La situación del país es tan delicada, tan pesada y densa que parece que pudiéramos cortar el aire con una navaja! Escribo estas líneas al regreso del Mercado Periférico de La Candelaria. El local estaba hecho un areópago, todo el mundo hablaba, todo el mundo expresaba su indignación por los precios, por la escasez, por la inseguridad pero sobre todo por la indolencia del régimen para enfrentar la situación.

La “tecnología” popular se las había arreglado para poner a circular la foto de los hijos de Maduro en la Muralla China gozando una ola mientras aquí se pasan penurias. Con ello se demuestra que la preocupación por la corrupción y por el disfrute de privilegios ya no es un tema de académicos y universitarios. Cuando hay abundancia parece que la venalidad con la cosa pública no es un tema importante, en medio de la escasez, la cosa cambia, la gente piensa que alguien se está apropiando de lo que te toca. Cualquier sociólogo o politólogo se maravillaría de los argumentos sólidos y enjundiosos que el pueblo maneja en relación a la crisis.

maduro familia china 4Nadie compra la tesis de la guerra económica. La gente sabe que no hay productos porque no hay producción. Los viandantes, los dueños de puestos son trabajadores que ven como sus empresas no tienen insumos y como bajan los inventarios. De seguro ninguno es premio Nobel de economía pero todos saben que si no hay oferta, lo poco que se consigue se pone caro. Todos concuerdan en que los bachaqueros atentan contra el abastecimiento, pero todos saben que ellos son una consecuencia y no una causa de la escasez.

La debilidad del gobierno es notoria. A su interior es evidente que los diferentes grupos de poder sacan cuentas y se arreglan para cuidar sus espaldas. Hacen sus “inversiones”, se preparan para desenlaces y momentos duros. Compran medios para tener poder de negociación en la transición, compran bienes raíces para lavar lo sucio. Tienden puentes para salvar el pellejo.

cola escasezQuizás algunos esperaban que Maduro llegara de China con las alforjas llenas para que siguiera el festín, pero no fue así.

Cuando Maduro anuncia “acuerdos” por 20 mil millones de dólares sin especificar en qué, lo que está diciendo es que los chinos quieren hacer más negocios aquí. Maduro iba a buscar dinero fresco y, como era natural, los chinos le pidieron garantías. Se dice que una de ellas fue el control de la CVG. Como no hubo acuerdo, pues no hubo dinero fresco.

 

“Si no hay leal, no hay lopa”.

escasezPreparémonos entonces para asistir a la madre de los paquetazos.

 

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top