Entre quienes sostienen que estamos llegando, y los convencidos de que ya llegamos

carnero-montana-abismoEl Pueblo tendrá la palabra

¿Por qué las medidas económicas del gobierno están engatilladas? ¿Por qué Maduro anuncia que anunciara y no anuncia nada? ¿Por qué los ministros de la economía se reúnen y se reúnen y no deciden? La razón es muy sencilla: Las matemáticas son indóciles: No hay dólares, no hay real “se acabó lo que se daba” y “ahora no hay cama pa tanta gente”.

En una economía que se destruyó, en un país que no produce casi nada, tenemos que importar lo que nos comemos, con lo que nos vestimos, con los que nos aseamos, con lo que nos movilizamos.

Ahora con el petróleo a 38 dólares que es nuestra única fuente de divisas, sencillamente no hay dólares para hacer frente a esas importaciones.

Si en Venezuela no se hubieran robado los dólares de Cadivi, si no se hubiera despilfarrado en plantas de pañales que no producen pañales, fábricas de tractores que no producen tractores, ferrocarriles que no ruedan, compañías de aviación que solo alquilan aviones. Si no hubiéramos regalado el petróleo a Cuba y además si el gobierno no hubiera expropiado lo que expropio, Venezuela sería una tacita de plata. ¿Qué país de América Latina se daba el lujo de producir un millón de millones de dólares con solo 30 millones de habitantes?

De manera que ahora se reúnen en conclave, le piden a los bancos que y a las casas de bolsa, esas mismas que cerraron, que fomenten que la gente traiga sus dólares para nutrir el mercado cambiario.

No habrá medida cambiaria y económica que resulte con el presupuesto que tenemos y con los poquitos dólares que van a entrar este año.

Cuando los ministros declaren dirán lo mismo que Ramírez y Merentes antes: “Este es un sistema que durara 100 años” “Le romperemos el espinazo al dólar paralelo”.

Ya llegamos a un punto de no retorno. Ni millones de economistas pueden resolver este enredo.

La solución hoy no es cambiar de política económica, es cambiar de régimen.

La democracia venezolana tiene en la Constitución los mecanismos para hacerlo. El pueblo tendrá la palabra y por los vientos que soplan los va a usar.

 

avion-accidente

 

… al punto de NO RETORNO

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top