El caballo de Ledesma

El primer Alcalde de la ciudad de Caracas fue Don Alonso Andrea De Ledesma, quien acompañó a Diego de Losada en su fundación en 1567, también participó Ledesma en las fundaciones de El Tocuyo y Trujillo, destacándose en la captura del tirano Aguirre, quien vendió cara su vida en los alrededores de Barquisimeto el 25 de Octubre de 1561.

Juan Vicente González, una de las mejores plumas del romanticismo del siglo XIX, narró en sus biografías de venezolanos notables, el incidente que el franciscano historiador Fray Pedro Simón registrara en una de sus “Noticias historiales de la Conquista de Tierra Firme de las Indias Occidentales” en el siglo 17, luego Mario Briceño Iragorry, inmortalizaría a Alonso Andrea de Ledesma en su obra de 1951 “El caballo de Ledesma”, por la cual se suele considerar al anciano caballero como el Quijote venezolano.

En el siglo XVI era frecuente el ataque de corsarios ingleses y franceses a las costas de tierra firme, uno de los más famosos lo realizó el corsario inglés Amyas Preston quien desembarcó en las costa de Guaycamacuto cerca de la Guaira con 5 o 6 navíos y 500 hombres bien armados. Preston no encontró resistencia pues todos los hombres en edad de pelear al ver la superioridad bélica del Inglés huyeron, sin embargo un hombre que guardaba reposo por una enfermedad fue amenazado de muerte si no conducía a los piratas a Caracas, este no dudo en traicionar y llevar el ejercito de Preston por veredas secretas hasta divisar el pequeño poblado el 25 de Mayo de 1595, cara le salió al traidor su traición, pues fue ahorcado por los hombres de Preston, a quien se le atribuye que repitió el proverbio: “La maldad aplaca, pero no quien la hace”.

Ledesma que ya era un septuagenario al ver la ciudad indefensa y tomada por los piratas, se colocó una vieja y oxidada armadura, montó en un flaco caballo, y armado con una lanza embistió solo al ejercito de Preston, quien al ver la bravura del anciano pidió no le matasen, lo cual causo varias bajas entre los filibusteros que terminaron derribándolo de un disparo quitándole la vida.

Traigo a colación el hecho de Alonso Andrea de Ledesma en este momento de la historia de Venezuela, porque me conmovieron los muchos Ledesma que aún quedan entre nosotros. El apoyo que Pompeyo Márquez, Luis Miquelena, Enrique Arístiguieta y Enrique Tejera París le dieron al “Acuerdo de Transición” a sus más de 90 años, la claridad y la contundencia en que se expresaron con respecto a la delicada situación del país, es un ejemplo para todos, en especial para los más jóvenes que son los que el gobierno reprime con más ferocidad y crueldad. Declarar en el otoño de la vida: “que el llamado -señalado por el presidente Nicolás Maduro como prueba de una intentona golpista- lejos de involucrar un delito, es la expresión de un derecho de todo ciudadano”, es una demostración de la eterna primavera que florece en las mentes y en los corazones de estos nobles caballeros casi centenarios.

Al Ledezma Alcalde, mi solidaridad, mi apoyo, y la esperanza que liberaremos pronto a todos los presos políticos.

 

 
Carlos OchoaCarlos Ochoa

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. roki said:

    pa pajuo eres y en el imfierno te verez pajuo por q quieres dar valor a los traidores como pompeyo ok lodemas es cosas tuya y no del pueblo de apies.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top