ROJITOS Y EN EL RADAR

espanta-anime-402

 

La pequeña política
ESPANTAPÁJAROS

 

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a observar.”
Escrito para gente inteligente

 

Cuanta falta me han hecho Uds. esta semana, mis pajarracos amigos y pajaritas queridas. Tanto, que mis dedos virtuales comenzaron a agitarse desde el domingo, ansiosos de volverles a escribir. Mucho más ahora que estamos en el RADAR.

Pero ¿por dónde comenzar? ¿Por las primarias? ¡Míquiti! Claro, son importantes para las elecciones, si es que se realizan en medio de los estertores. Si se realizan de verdad verdad, a votar se ha dicho, no hay que perder ningún round, pero me huele que Pichón Uno las quiere y no las quiere. De modo que vamos a ver.

Lo que si le gusta a Pichón Uno son las primarias para distraer la opinión, igualito que el Mundial del año pasado. Pero ahora que el Águila Negra anda alborotada, quien sabe. De eso hablaremos después.

Si, con el anuncio de las primarias a Pichón Uno le entró un airecito. Además piensa que a lo mejor se salva porque soltó el bolívar, y los economistas le aseguran que la gente va a exportar y eso traerá dólares, y esos dólares harán que el costo del dólar baje y las cosas se irán poniendo más baratas…

Lo que no le dijeron mis colegas, porque hasta economista me he vuelto, es que antes de que lleguen esos dólares, ocurrirá el default, quizás perderemos a CITGO; vendrá el caos y cuidado si no una hambruna, y cuando vuelvan los dólares, quien sabe donde Pichón Uno estará.

Yo sí que lo sé, pero prefiero callar.


Los Cóndores y Águila Negra

Entre tanto, Pichón Uno ha seguido recibiendo ordenes del Cóndor y el condorito… y el buenote cree que es para ayudarlo, cuando para Cuba ya Venezuela es bagazo, y lo que busca el Cóndor del Caribe es darle a Águila Negra demostraciones palpables de que ellos son más útiles vivos que muertos. Tanto, que rapidito comenzaron a actuar. Lo primero fue bajarle dos a las FARC y por eso Santos anda envalentonado. Y en Carnavales hicieron su jugada maestra invitando a Pichón Uno.

Lo citaron a La Habana el martes de Carnaval y le metieron una dosis completa de adrenalina, para que al regresar, le metiera a sus opositores. Y eso hizo al llegar. Puso preso al alcalde mayor, el que nació San Juan, pero chiquitico se vino a Caracas, y lógicamente la puso, nacional e internacionalmente, Pichón Uno la puso. Pero esa era la idea, que envalentonado, siguiera cometiendo errores.

Mucho más grave fue el asesinato del chamito en San Cristóbal. Pero en La Habana le habían dicho “arrecia o te van a tumbar”. Y el policía que asesinó al chamo, no hizo sino seguir órdenes, no del Cóndor del Caribe, ojo, sino de Pichón Uno. Ya van a ver.


Por la boca muere el pez

Para que Uds. aprecien mejor como está y como se siente el hijo de Águila Uno, fíjense en lo que dijo a la prensa cuando le llegó la noticia, y, ojo, también en como lo dijo.

Luego de lamentar la muerte del chamito, pidió “…detener la violencia y (agregó que hay) sectas de la derecha que captan jóvenes desde muy temprana edad para inducirlos a cometer actos violentos.” Dos y dos son cuatro. Al chamito lo mataron porque había sido inducido a cometer actos violentos… Toda una acusación. Lo leí en un ejemplar de El Nacional delgadito que me trajeron corriendo los campesinos, horrorizados al leer la noticia.

Ya se los dije la semana pasada, amigos pajarracos y pajaritas queridas. Cuando por las noches me meto en la alcoba de Pichón Uno, y leo sus pensamientos, lo veo confundido, no sabe en quien creer y ademas, acosado por los cuatro costados, tampoco sabe a ciencia cierta lo que debe hacer.

El titular de la noticia era el siguiente: “Maduro: En Venezuela está prohibida la represión armada.” O sea, deduzco yo solito, aquí en el descampado, que la represión está permitida, siempre, claro, que no sea armada. No creo que fue eso lo que quiso decir, pero fue lo que dijo. De sus palabras, queda clarito. Pero me pregunto ¿Si no se permite la represión armada, para qué diablos autorizó a las fuerzas de orden público el uso de armas de guerra? Hamlet se queda pendejo, dispensen pajaritas de mi alma, se queda pendejo al lado de Pichón Uno. “To be or not to be”, ese Shakespeare fue tremendo siquiatra, si lo digo yo.

Me conmueve Pichón Uno. Las glorias se las llevó el papá, el mismo que armó el despelote, y lo que de él ha heredado le pesa más que un buey.


Otra vez a volar

Les voy a confiar un secreto. Yo tengo un sacerdote que me viene confesar, un domingo si y otro no. Pero esta semana vino y en lugar de confesarme a mí, fui yo quien lo forzó a confesarse porque cargaba gato encerrado y a mí no se me va una.

Se celebró una reunión de altísimos nivel en una Casa de Retiro, me lo tuvo que confesar, y la presidio PajarAmper, la joyita de UNASUR. Asistieron jefes de los partidos más importantes y otros que el cogollito de la antigua MUD no toleraba, pero al Chúo no lo invitaron, de lo que se desprende que ya no creen en los que asistieron a Miraflores, no creen que son suficientemente representativos del sentimiento opositor. Pero de nada sirvió el esfuerzo por lograr un nuevo dialogo. O sueltan los presos y cesa la persecución o ninaininai. Con el rabo entre las piernas, se fue el jefe de la UNASUR, a quien hasta Pichón Uno le jaló las orejas porque se le salió anunciar que las elecciones serán en septiembre.


La Casa Blanca

Ya se los adelanté. El Águila Negra que habita en la Casa Blanca anda alborotado y declaró emergencia por considerar que lo que acontece en Venezuela constituye un peligro para la seguridad de EE.UU. ¿Venezuela un peligro para la primera potencia mundial?

No me fue fácil descifrar el enigma y de nuevo tuve que apelar a mi helicóptero espacial. Despegué comenzando la noche, e hice hover sobre la Capital norteamericana. Luego, desde el paralelo 41, latitud norte, enfile mis poderes mentales hacia el hombre del GPS y esto fue lo que descubrí.

¿Recuerdan Uds., mis queridos pajarracos y pajaritas queridas, recuerdan Uds. a un tal Brownfield, sí, el embajador chirriquitico que estuvo aquí y después se fue de embajador a Colombia, el que yo, Espantapájaros, llamaba el Chiquirrico? Pues bien, a él le gustaba internarse por los pueblos y un día cuando pasó por aquí, y como mi fama ha corrido se acercó a conocerme y hablamos un buen rato. Luego ajustamos nuestros GPS para mantenernos en contacto. Ese es o era, el hombre del GPS.

Ahora el Chiquirrico está en las grandes ligas, es el zar de las drogas, digamos, del Departamento de Estado en la capital del Imperio, y lógicamente ya no me llama ni yo lo puedo llamar. Lo suyo es secreto y no admite secreción. Por eso tuve que utilizar mis poderes para averiguar en que anda. Siendo el hombre que más sabe de Colombia y Venezuela, fue citado al Congreso la próxima semana, él y no la Jacobson, que dizque estará de viaje, una mentirijilla, y será interpelado para conocer a fondo las razones que han llevado al Águila Negra a decretar la emergencia.

La interpelación será el martes 17, ojo pajarracos, y pajaritas queridas, pendientes.

Algo les aseguro, después de mis indagaciones mentales. Chiquirrico no solo hablará del tráfico de drogas, hablará de mucho, mucho más y tiene lógica. Ya no somos un país cualquiera, aparecemos rojo, rojitos, encendidos y vibrantes… en el radar del RADAR.

 

 

 
EspantapájarosNo photo

Artículos relacionados

Top