¿QUE PDVSA ES ESA?

PLAN-DE-LA-PATRIA-2013-2019-WEUn vistazo al informe basado en el Plan de la Patria sobre Lineamientos Estratégicos 

Es imposible no formularse esta pregunta. Se trata de una empresa que era el orgullo de Venezuela. Había llegado a ser la empresa más grande de cualquier tipo de toda la América Latina. De acuerdo con Petroleum Intelligence Weekly (prestigiosas publicaciones internacionales en materia de hidrocarburos), Pdvsa era en 1997 la segunda mayor empresa petrolera mundial, solo superada en aquella época por Saudi Aramco, de Arabia Saudita, pero mayor que las grandes transnacionales conocidas como las “Siete Hermanas”. 

Según cifras suministradas por ellas al Seccurities and Exchange Commission, al comparar los indicadores financieros de las principales empresas petroleras privadas del mundo -Exxon, Texaco, Shell, Mobil, Amoco, Chevron, Arco, BP-, Pdvsa era la que tenía menores Costos y Gastos sobre Ingresos totales, mayor Utilidad en Operaciones sobre Ingresos Totales, mayor Utilidad Neta sobre Ingresos Totales, mayor índice de Solvencia (activo circulante sobre pasivo circulante), menor Endeudamiento, mayor índice de Solidez (total pasivo sobre total activo), era la segunda empresa petrolera con mayor Rentabilidad (solo superada por Amoco). Todos sus indicadores financieros y de operación evidenciaban el éxito de sus administraciones.

Tacita de plata 

La Pdvsa meritocrática era una tacita de plata. Resulta difícil entender cómo aquella empresa que había experimentado un crecimiento excepcional en poco más de un cuarto de siglo, haya podido sufrir tal devastación en menos de tres lustros como la Pdvsa “de todos”. Nuestra casa matriz petrolera hizo aportes extraordinarios a la economía venezolana. Sin embargo, en la actualidad es una empresa enferma, cuyo personal pasó de unos 42.000 trabajadores a más de los 110.000, cuyo endeudamiento es alarmante, cuyas instalaciones se encuentran en deplorable estado de mantenimiento, que perdió el rumbo y que se transformó en un antro de politiquería. La impresión generalizada es que de sus pozos en lugar de petróleo lo que mana es corrupción.

La producción petrolera de Venezuela cayó de unos 3.700.000 barriles diarios en 1999 a una cifra que según publica la OPEP (Tabla 5.4, pág. 63 del informe Oil Market Report, marzo del 2015), pudo haber llegado en febrero a unos 2.344.000 barriles diarios.

Para colmo, Pdvsa ha pasado a ser una de las principales responsables de la inflación que padece Venezuela. En efecto, dado el fuerte déficit en su flujo de caja, el BCV está obligado a imprimir ingentes cantidades de bolívares para cubrir los gastos de la empresa. El resultado es que esos bolívares sin respaldo se incorporan al torrente monetario, causando el feroz incremento de los precios que padecemos los venezolanos.

Un vistazo 

Para entender por qué está pasando todo eso, vale la pena echarle un vistazo al informe basado en el Plan de la Patria sobre Lineamientos Estratégicos de Pdvsa del año 2014 aprobado en la Primera Asamblea de Accionistas de la Pdvsa que tuvo lugar el 6 de mayo del 2014. Ciertamente lucen como lineamientos estratégicos grandilocuentes, pero quizá no muy apropiados para una empresa petrolera. Si los temas que ocupan la cabeza de los burócratas de Pdvsa tienen que ver con el “equilibrio del Universo”, “la paz planetaria” y “la salvación de la especie humana”, no me extraña que no tengan tiempo para ocuparse de cosas tan banales como los yacimientos de hidrocarburos y los mercados petroleros.

Lineamientos estratégicos: 

Objetivo Histórico No. 1. Defender, expandir y consolidad el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: la independencia nacional” (pág. 287).

Objetivo Histórico No. 2. Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI, en Venezuela, como alternativa al sistema destructivo y salvaje del capitalismo” (pág. 292). 

Objetivo Histórico No. 3. Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América” (pág. 294).

Objetivo Histórico No. 4. Contribuir al desarrollo de una nueva Geopolítica Internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del Universo y garantizar la paz planetaria” (pág. 299).

Objetivo Histórico No. 5. Preservar la vida en el planeta y salvar la especie humana” (pág. 300).

Cada uno de los Objetivos Históricos antes citados son ampliados en una infinidad de subobjetivos, muy largos para publicar en este artículo, pero que constituyen un entramado de monsergas dogmáticas que muy poco tiene que ver con los lineamientos estratégicos que deberían servir a la buena administración de una empresa petrolera.

 

 

Artículos relacionados

Top