En los dos equipos de Nueva York esperan mucho de ellos
Dilson Herrera y José Pirela, dos segunda base en ascenso

José Pirela

José Pirela

Eric Núñez

Dilson Herrera lleva 23 juegos de experiencia en Grandes Ligas y con 21 años es el pelotero de posición más joven en las mayores. José Pirela tiene 25 años, pero apenas ha actuado en ocho partidos.

Pese a su escasa trayectoria, los dos se perfilan ahora como remedios en la segunda base de ambos equipos de Nueva York. No se sorprenda si acaban como titulares fijos esta misma temporada.

Herrera es un colombiano que los Mets adquirieron a mediados de 2013 dentro en el canje que envió al jardinero Marlon Byrd a los Piratas de Pittsburgh y debutó en las mayores en la recta final de la pasada temporada. El venezolano Pirela también debutó el pasado septiembre con los Yanquis luego de transitar en la organización desde 2007.

Ambos empezaron la actual campaña en las menores: Herrera con promedio al bate de .370, Pirela con .364. No tardaron en ser tomados en cuenta.

En el caso de Herrera, la pobre defensa de los Mets en su cuadro interior apuró su llamado. A raíz de la baja por lesión del tercera base David Wright y las limitaciones del torpedero Wilmer Flores (7 errores) y el intermedista Daniel Murphy (4), el equipo decidió reconfigurar la parte media del cuatro interior.

Herrera subió para cubrir la intermedia y Murphy quedó en la antesala.

Se suponía que la presencia del colombiano iba a durar hasta el inminente retorno de Wright. Pero el tercera base sufrió una molestia en la espalda mientras se recuperaba de una dolencia en el tendón de la corva. Por lo pronto, Herrera no debe empacar maletas para regresar a Las Vegas, donde los Mets tienen su filial de Triple A.

Dilson Herrera

Dilson Herrera

“Es una pregunta muy necia. No tengo nada que hacer, sino seguir jugando”, respondió Herrera cuando le indicaron si se sentía presionado por hacer algo más de la cuenta para quedarse en las mayores. “Yo no soy el que manda, el equipo es el que manda. Donde ellos me manden, yo voy estar jugando. Cada oportunidad que me den, la voy aprovechar y más nada”.

En defensa, Herrera ha cumplido con lo esperado. Su bateo fue otra cosa, al comenzar con un sencillo al cuadro en sus primeros 13 turnos al bate. Pero en su último juego previo al fin de semana conectó tres hits, incluyendo un jonrón de dos carreras.

Herrera es señalado como el segunda base del futuro de los Mets, y ese futuro podría ser ahora, más si confirma que puede batear (acumula cuatro jonrones en sus primeros 23 partidos). Murphy, seleccionado para su primer Juego de Estrellas el año pasado, es agente libre al final de la campaña y su nombre suena para ser canjeado.

“Mientras Dilson tenga más oportunidades en la caja de bateo, empezará a darse cuenta de que tiene el swing. No tiene que hacer más de la cuenta”, dijo el manager Terry Collins. “Tiene el poder para hacer mucho daño”.

En cuanto a Pirela, los Yanquis buscan una producción más constante en la segunda base, donde Stephen Drew ha conectado cuatro jonrones pero batea para apenas .169. En su primer juego de vuelta a las mayores, Pirela se fue el miércoles de 4-2 con un doble.

Según el manager Joe Girardi, Drew y Didi Gregorius han rendido en defensa. Pero la producción ofensiva es escasa y la paciencia acaba.

Girardi indicó que Pirela tendrá oportunidades ante lanzadores zurdos: “No he prometido nada a nadie, ya se verá cómo sale todo y cómo le va”.

 

 
Top