El ABC de Andrés Pérez Capriles / Ejecutivo bancario
“Pese a las dificultades, los emprendedores están dispuestos a seguir trabajando”

ABC 411 - A - 8 y 9 - MFS - IMG_3592

“Hay entornos económicos complicados, probablemente a nosotros nos ha tocado un poco más complicado de la cuenta”.

El país nunca se va a acabar, lo peor que podemos hacer es dejar de trabajar. Lo primero a nivel de estrategia es ser lo suficientemente previsivo. El sector comercial destaca por su desempeño, señala el Vicepresidente Ejecutivo de Negocios del B.O.D.


Es Economista egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y ha tenido una destacada actuación en empresas como el Consorcio Credicard y el Banco de Venezuela, cuando éste formaba parte del Grupo Santander. Desde hace unos años, desarrolla un papel fundamental en la conducción del Banco Occidental de Descuento (B.O.D) el cual ha registrado importantes logros en los últimos meses. Estas son sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.


— El país vive una situación económica de severas complicaciones, lo cual reconoce el propio Gobierno y padece la población. ¿Cómo se explica entonces que la banca privada el año pasado y en lo que va de éste haya logrado resultados que son más que satisfactorios? ¿Cuál es la clave?

— Cuando uno sale a la calle y toca la raíz de nuestros clientes, la esencia de lo que es cada uno de los sectores económicos, se encuentra con que hay una cantidad de emprendedores que están dispuestos a seguir trabajando y de alguna manera entienden que están sembrando futuro, a mediano o a largo plazo. Y que además están aprovechando espacios cedidos por otros, porque hay mucha gente que se ha ido anticipadamente —a quien no puedo cuestionar ni juzgar— pero hay otros que se han quedado ocupando esos espacios que han venido formando a ese emprendedor mucho más agresivo y mucho más aguerrido, y a quienes de alguna manera están buscando apoyo para seguir creciendo.


— En ello es fundamental identificar la naturaleza de los nuevos emprendedores…

— Precisamente parte de nuestra fortaleza es identificar a ese grupo de clientes, empresarios y a esa masa de trabajadores que de alguna manera siguen escalando. Antes veíamos cómo los microempresarios estaban siempre sujetos, incluso a las manos de los prestamistas, pero nosotros les estamos dando una mano, los estamos formalizando y apoyando para que de alguna manera tengan una estructura más sólida y más adecuada a las realidades de hoy. Eso nos permite a nosotros lograr el reconocimiento que hemos obtenido, ser mucho más específicos en quiénes y cómo atendemos a nuestro público, por eso fue que en el B.O.D hicimos una segmentación de clientes, para poder estar más cerca de lo que estamos buscando.

 

— ¿Cuál ha sido el rubro de mayor crecimiento?

— En primer lugar, obviamente hay rubros que por obligación, por el crecimiento natural de la cartera de créditos y la cartera dirigida, tenemos que darles atención. Por ejemplo, los créditos al sector agrícola en algunos picos del año rondan el 25% de los saldos promedios de los años anteriores de cartera de crédito. Entonces, hay mucha gente también que está posicionada en este sector, y hay muchos comercios, mucha gente invirtiendo en metros cuadrados que de alguna manera llevan a la par parte de la evaluación de esos espacios, siempre con una valoración a nivel de dólar o precio internacional, porque no es que se estén transando en dólares pero tienen un mercado paralelo sobre un valor de construcción que de alguna manera se va incrementando contra la inflación.

 

— ¿Cuáles son los sectores que más crecen pese a los altos índices de inflación?

— Bueno, evidentemente la inflación apunta a todo lo que conforma al sector comercial y a todo el sector manufactura, el cual también hemos estado apoyando porque se ha visto afectado por el tema de insumos y materia prima, pero definitivamente hay alternativas de crecimiento en esta industria, y de alguna forma, buena parte de ella tiene materias primas locales que requieren de financiamiento, y eso es parte del crecimiento que hemos obtenido. Sin embargo, me atrevería a decir que el sector que más desempeño ha tenido es el sector comercial, en segundo lugar estaría el sector agrícola, que se ha venido atendiendo y en tercera instancia, el sector de construcción, pero más apalancado en construcciones de galpones, edificios, oficinas, porque eso se sigue revalorizando enormemente y los inversores ven también incrementado el valor de los bienes que están construyendo.

 

“La inflación apunta a todo lo que conforma el sector comercial y el sector manufacturero" 

“La inflación apunta a todo lo que conforma el sector comercial y el sector manufacturero”

 

Sólido crecimiento

 

— ¿Qué posición ocupa el B.O.D dentro del sistema financiero venezolano?

— Somos el primer banco en crecimiento relativo del sistema financiero y el quinto del sistema financiero en volúmenes, si tomamos en cuenta el tamaño que podría tener cada una de las carteras, tanto activas como pasivas. Así mismo, es el cuarto banco del país sólidamente privado, en cuanto activos y pasivos. Al cierre de 2014 y durante el primer trimestre de 2015 ha sido el banco del sistema financiero que más ha crecido en activos y pasivos, carteras de créditos y captación de público.

 

— Traducido en números, ¿cuáles son los elementos que le han permitido lograr ese crecimiento?

— Una de las cosas que quizás nos ha permitido a nosotros tener un foco ha sido una estrategia clara, en este caso, nuestro plan estratégico 2014 – 2017 (que elaboramos en el año 2013) el cual llamamos Agua Linda 2014 – 2017 porque lo hicimos en una finca que lleva este nombre, allí reunimos a más de 500 ejecutivos y fue entonces como construimos la esencia de lo que queríamos y cómo lo queríamos hacer. Luego de ello, llevamos a cabo una serie de reuniones en cada una de las regiones e hicimos llegar ese plan a toda nuestra fuerza de ventas y operaciones, así definimos qué y cómo tenemos que hacer las cosas para posicionarnos y poder llegar a donde queremos.


— ¿Cómo se ha reflejado este crecimiento en el estado Zulia, sede inicial del banco?

— El banco tiene una presencia muy importante y más que relevante en el estado Zulia, es nuestra casa y es donde todavía tenemos y seguiremos manteniendo nuestra sede principal, y adicionalmente a ello, es la zona donde más presencia de oficinas tenemos. Hoy en día, el banco tiene en la región zuliana más de 100 oficinas. Por su parte, el peso del crecimiento es similar al del resto del país, hemos venido cubriendo todo el territorio partiendo desde el Zulia y la zona central, donde tenemos también una presencia muy importante, al igual que en Caracas, obviamente. Adicionalmente, en Oriente se había consolidado Corp Banca y éste adquirió el Banco del Orinoco, con lo cual adquirimos también la infraestructura de este banco que tenía su sede en Puerto Ordaz.


— ¿Qué estrategias consideras que serían necesarias para mantener y avanzar en esta línea de expansión?

—Lo primero a nivel de estrategias es siempre ser lo suficientemente previsivo para estar un paso adelante en todas las situaciones. Una de las cosas que siempre le he comentado a nuestro equipo es que uno no puede ser reactivo, hay que ser anticipado. Nuestro secreto es haber conformado una fuerza laboral humana lo suficientemente robusta, con una estrategia bien definida, con un plano claro de hacia dónde vamos a ir y cómo lo vamos a hacer, que nos permite estar mucho más sólidos para enfrentar cualquier adversidad. Las adversidades hay que preverlas, porque si no al final del día no se pueden administrar o no se les pueden sacar provecho, y mientras estemos un paso adelante vamos a poder hacerlo. Particularmente, con lo que más a gusto me siento es con eso, porque estamos mucho más sólidos para enfrentar cualquier embate, de la índole que sea.

 

Andrés Pérez Capriles

Andrés Pérez Capriles

 

Escenario internacional


— En el plano internacional, ahora los bancos venezolanos tiene una presencia que no tenía en el pasado. ¿Cuál es el manejo de ustedes de la banca extranjera?

— Es exactamente igual. Tanto para la banca extranjera que puede tener presencia en Venezuela como para la banca local, las condiciones de mercado, de entorno y de regulación son exactamente las mismas, competimos bajo las mismas normativas. Probablemente, la ventaja del B.O.D es que cuenta con un único accionista, por lo que es más fácil tomar una decisión rápida y violenta a la hora de cualquier cambio que pueda haber en el mercado y eso pudiera aprovecharse mejor. Pero a nivel de competencia con la banca internacional la verdad es que al final estamos todos juntos en esto y al final, es una competencia bastante sana. Hacia afuera, obviamente cada uno de ellos tiene sus líneas de reporte hacia sus casas matrices, que de alguna manera tienen distintas visiones de lo que pueda ocurrir en el futuro en Venezuela, pero creo que siguen apostando por el país y por eso siguen aquí dando la talla.


— ¿Cómo son las relaciones no sólo con la Superintendencia de Bancos sino con todos estos organismos contralores que se han venido creando y que han generado mucho ruido? Incluso para algunos bancos han sido factor de obstáculos y restricciones, como la reciente decisión de direccionar a la banca pública las gestiones de los cupos para consumo electrónico y viajes, lo cual afectó a una cantidad importante de tarjetahabientes.

— Nuestras relaciones con todos los organismo reguladores son de absoluto respeto. Toda normativa ha sido acatada y a pesar de todo, éstas han permitido al banco adaptarse y adecuarse a los números que hemos visto, porque tenemos un sistema sumamente robusto y sumamente sólido, lo cual de alguna manera avalan todos los indicadores. Hay medidas que cuando son lanzadas, como la de las tarjetas de créditos, buscamos que sean lo menos traumáticas para nuestros clientes, a pesar de que son decisiones que escapan de nuestras manos.


bod_logo_8— Como venezolano, y conociendo la realidad nacional ¿es usted optimista sobre el futuro del país tomando en cuenta la situación a la que nos estamos enfrentando?

— El país nunca se va a acabar. Lo peor que podemos hacer es dejar de trabajar, yo creo que desde cualquier punto de vista y desde cualquier Gobierno, el país se construye trabajando y yo creo fielmente en ello, es algo que me enseñó mi padre desde muy pequeño y yo lo que he hecho toda la vida es trabajar, y trabajar para de alguna manera aportar y transmitir el optimismo de que hay las posibilidades de hacer cosas. Hoy en día tengo el beneficio de estar en una posición que me permite apoyar a otros para que de alguna forma puedan desarrollar sus sueños y verlos convertidos en realidad. No podemos ocultar que no solamente en Venezuela sino a nivel mundial hay muchos cambios, hay entornos económicos complicados, probablemente a nosotros nos ha tocado un poco más complicado de la cuenta, pero la única manera de salir adelante es luchando, trabajando y teniendo claro hacia dónde vamos y no quedarnos dando vueltas en un mismo sitio. El norte es hacia adelante.

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Ricardo E. Römer G. said:

    He leído y quedado impresionado con el modelo de “trabajo y más trabajo” / “trabajar por trabajar”. Regresamos al siglo 19 sin pasar por por el 20.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top