Gogoro: la moto eléctrica sin conexión

gogoro-side

Una nueva propuesta busca revolucionar el mercado del transporte urbano con una opción eficiente, sustentable y acorde a las necesidades de las grandes ciudades

 Rodrigo Herrera Vegas  

Como ya les he compartido en más de un ocasión, mi transporte preferido a la hora de movilizarme por la ciudad es la bicicleta. Su impacto ambiental es casi nulo y (más en esta época otoñal) ayuda a la salud y al estado de ánimo de cada día (comprobado incluso en recientes estudios). Pero cuando tengo que hacer recorridos muy extensos, todos sabemos que el uso de la bicicleta no es el más apropiado. Para ello, me movilizo en una moto eléctrica que, a diferencia del rodado a combustible, tiene un menor impacto en el ambiente debido a su fuente de abastecimiento: la energía eléctrica.

Sin embargo, el dilema que siempre me planteo es: ¿Cuál es la fuente de esa energía? ¿Sirve realmente utilizar una moto eléctrica si la estoy enchufando a la corriente tradicional de mi casa, mi oficina o garaje? ¿No sería realmente más eficiente si la fuente fuera también más amigable con el ambiente? Yendo más allá de mis interrogantes, el actual CEO de Tesla, Elon Musk, presenta una propuesta que revolucionará el mercado de motos, principalmente en las grandes ciudades. El deseo inicial de Musk surgió por terminar con el problema de la contaminación que hoy caracteriza a las urbes asiáticas y poder ofrecer algo diferente ante una nula oferta en su país.


LA GOGORO: ¿DE QUÉ SE TRATA?

Frente a los avances en materia de vehículos eléctricos, la Gogoro o Smartscooter busca demostrar que el mercado de motos también puede revolucionar las ciudades con una mirada más eficiente y amigable con el planeta. ¿En qué consiste? Es una moto scooter eléctrica que se sirve de un sistema intercambiable de baterías de Panasonic para “abastecer” su depósito de energía cuando es necesario. Es decir, no es requisito enchufarla, las baterías son el único almacenamiento del medio de transporte.

Ambas baterías, de nueve kilos cada una, funcionan por inducción lo que, según sus creadores, facilitaría el proceso de instalación y desinstalación. Bajo este sistema y un elegante cuerpo diseñado en hoja de aluminio, la moto scooter puede llegar a recorrer hasta 100 kilómetros. El equipo buscó la máxima eficiencia posible del motor de 125 cc a través del diseño a medida de muchas de sus partes, que fueron construidas en las instalaciones de la compañía homónima. 


SUS ALCANCES Y LIMITACIONES

Desde la propuesta de la empresa, la Gogoro está especialmente pensada como vehículo para movilizarse por las grandes urbes en pos del desarrollo sustentable de las mismas, frente a los efectos ya conocidos del cambio climático. Para que su uso sea factible en la práctica, la compañía planea instalar estaciones de carga, llamadas “GoStations”, con baterías disponibles. Es decir que, en caso de que la moto necesite ser cargada, el conductor podrá ir a la estación y reemplazar su batería agotada por una nueva, casi como si fuera una dispensadora de baterías. Para ello, deberá utilizar una llave NFC para tomar la batería y reemplazarla por otra.

Sus creadores resaltan tres aspectos distintivos de la moto scooter. En primer lugar, es rápida. Según la compañía, tiene una capacidad de aceleración mayor a cualquiera otra en su clase y puede alcanzar velocidades de hasta 100 km/h. En segundo lugar, es inteligente. Posee 30 sensores que permiten detectar el movimiento, la velocidad óptima de conducción y hasta cuando tenés un accidente. Además, permite el trabajo asociado las 24 horas con los nuevos dispositivos móviles ya que cualquier usuario puede verificar el estado de su moto scooter desde una aplicación en su smartphone, e incluso desde ella puede modificar el estilo y color del tablero. Finalmente, es fácil, debido a su sencillo y práctico sistema de intercambio de baterías como única fuente de abastecimiento.

Si bien estas versiones eléctricas suelen ser más costosas que las tradicionales, siempre hay que tener en cuenta que las propuestas que buscan ser más sustentables implican una mayor inversión inicial que con el tiempo dará lugar a los beneficios económicos. En este caso puntual, la economicidad del producto también ha sido pensada para su proceso de utilización. Por un lado, el producto costaría entre 2.000 y 3.000 dólares, una cifra semejante a la que hoy se encuentra cualquier ciclomotor Honda o Yamaha en Asia. Por otro lado, se espera que, en lugar de pagar por el combustible, se le cobre al usuario una cuota mensual. Habrá que ver de cuánto sería esa cuota, en especial, en países como el nuestro con las variabilidades económicas.

Gogoro es un ejemplo de cómo, con innovación y tecnología, se pueden brindar al mercado opciones más eficientes, desde el punto de vista ambiental, económico y social para que los ciudadanos se movilicen por la ciudad de una manera más sustentable. En plena etapa de producción, se espera que a fin de año la Gogoro salga a las calles asiáticas.

Rodrigo Herrera Vegas es co-fundador de Sustentator.com.

Tomado de La Nación Argentin

 
Top