LA AGENCIA ELECTORAL DEL PSUV

 

José Vicente Rangel y Luis Miquilena siguen incidiendo en la vida política nacional, cuando su criatura hace aguas en el podrido caldo de corrupción que diseñaron e instauraron.

 

La concentración de los Poderes Públicos en Venezuela no es un decir. Vivimos el modo monopartidista de control del poder instaurado y ejercido por el extinto presidente Hugo Chávez Frías, sobre la alfombra institucional que le tendieron desde su elección en 1998, Luis Miquilena y José Vicente Rangel, máximos responsables -no los únicos- de la perversión de los Poderes Públicos y la corrupción como forma de ablandamiento-sometimiento de tirios y troyanos.

El férreo control del MVR (Movimiento Quinta República) que le garantizó Miquilena al autócrata en ciernes, fue parte del peculiar diseño político-constitucional que luego fue plasmado en la Constitución de 1999, con enorme peso presidencialista, pero además degenerado en la práctica cotidiana.

Hoy, José Vicente Rangel y Luis Miquilena siguen incidiendo en la vida política nacional, cuando su criatura hace aguas en el podrido caldo de corrupción que diseñaron e instauraron, a las órdenes del presidente de entonces.

Los Poderes Públicos venezolanos son reflejo de ese sistema de sometimiento Chávez-Rangel-Miquilena:

1.- La Asamblea Nacional carece de la más mínima independencia de criterio, convertida en magra agencia parlamentaria del gobierno, rasgo que se potenció por el retiro de las elecciones parlamentarias de 2005, que protagonizó la fracasada dirigencia opositora.

2.- El Poder Judicial, a través del filtro en la Asamblea Nacional, es otra muestra de la falta de independencia y de criterio recto en la administración de justicia, teledirigida y en muchos casos simplemente pecuniaria.

3.- El Poder Ciudadano está tan cojitranco como los anteriores, con sus tres componentes mediatizados y absolutamente plegados a los intereses del gobierno y del Psuv.

4.- Y en el caso del Poder Electoral, su manipulación ventajista está bajo las órdenes del Gobierno-Psuv, que tampoco es un decir: el monopartidismo predominante es muestra del trasnocho soviético-cubano de quienes controlan mañosamente las instituciones de la nación. Muestra reciente de ello, son dos decisiones: a) La eliminación de las elecciones de diputados al Parlamento Latinoamericano; y b) La defenestración de Yoel Acosta Chirinos de la presidencia del partido Vanguardia Bolivariana Republicana (VBR), algo similar a lo que antes hizo el CNE con Patria Para Todos (PPT) y Podemos, a favor de los partidarios del gobierno, socios menores y abyectos del Psuv.

 

@manuelisidroXXI

@manuelisidro21

manuelisidro21@gmail.com

 

 
Top