Dos cisnes negros

 

La Cuba de Raúl Castro ahora se abre a las multinacionales… hasta a las petroleras

Si los cisnes son blancos, es muy improbable que nazca uno negro. De allí que los científicos optaron por referirse a “cisne negro” para designar eventos casi imposibles y sorpresivos. Pero estos animalitos existen. Aquí les tengo dos.

Al primero lo llaman la Cuba de Raúl Castro. Después de haber gobernado con su hermano por 56 años contra el imperialismo, las iglesias, las libertades, el capitalismo y su pueblo; y después que nos vivieron, ahora nos ponen cachos, aliándose con Estados Unidos y la UE, se abren a las multinacionales, hasta petroleras, apoyan a la Exxon en Guyana, en contra nuestra, permiten empresas cubanas, aflojan la represión y, como si fuera poco, Francisco recibió a Raúl en el Vaticano y éste salió diciendo que, “si el Papa sigue hablando así, va a volver a rezar… e iría a todas sus misas en Cuba”. Ante este cisne negro, tía María Luisa hubiese dicho, como decía ante una sorpresa: ¡”Mijito, fin de mundo”!

El otro animalito raro es la Venezuela del quinteto AD/Copei, Caldera, el chavismo, las elites rémoras y otras prudentes y sin audacia. ¿Cómo hicieron éstos para arruinar a un país tan rico y a un pueblo tan noble? Si Ud. no se ofusca porque los meta a todos en el mismo saco, podrá ver que las reglas del juego siguen siendo las mismas: presidencialismo, centralismo, estatismo, partidismo y rentismo petrolero; todas dirigidas a concentrar el poder político en el grupito gobernante, con sus consecuencias: pobreza, clientelismo y corrupción. ¡Qué pueblo ni qué pueblo! ¿Y Chávez? Éste sólo profundizó las mismas reglas para concentrar más el poder; por eso ahora somos más pobres y más corruptos;… pero no es que antes no lo éramos. Aquí recuerdo a otro familiar, José Giacopini Zárraga, quien me decía, cuando Herrera y Lusinchi: “¡Esta gente nos arruinó!”. Sí, eso lo decía, entre otras cosas, porque el bolívar se devaluó en 3,37 veces, de Bs. 4,3 a 6 y a Bs. 14,5; ¿qué diría hoy con un bolívar a 300.000/$, devaluado en 69.000 veces?

¿Y, a su juicio, en qué se diferencian estos dos cisnes? Una pista, el cubano está resucitando,… ¿y el venezolano?

 

@ELUNIVERSAL

 
José Antonio Gil YepesJosé Antonio Gil Yepes

Artículos relacionados

Top