Entre la Unidad Electoral y…

unidad-electoral-413Marchas y contramarchas

 

Tenemos que referirnos a las multitudinarias marchas de ayer. Eventos ninguneados por muchos medios propiedad del régimen o alquilados a él.

Las marchas se realizaron en medio de una enorme expectativa. Una parte de la MUD decidió no participar en ellas alegando variadas razones. Dijeron que Leopoldo López no había consultado antes y otros, como Henri Falcón, dijeron que podrían prestarse a un episodio de violencia etc.

No obstante, las marchas salieron y fueron masivas y pacíficas. Hoy seguramente estarán reflexionando quienes no asistieron. De seguro habrá un debate al respecto pero es menester que la MUD se mantenga unida y para ello es necesario que haya una interpretación común de los acontecimientos y las tareas.

Quienes sí estuvimos en las marchas no podemos calificarnos de visionarios y tampoco estigmatizar a quienes se quedaron. Los Torquemada de la política que envían a la hoguera de su intolerancia a quienes piensan distinto ya son bastantes en el gobierno, como para que vayamos a engrosar sus filas.             .

La oposición es diversa, democrática y debe ser tolerante. En algún momento habrá que gobernar el país y sería peligroso que se cambiase la justicia por la venganza.

Lo que sí creo necesario resaltar es algo que hemos dicho a muchos que tienen aspiraciones de liderazgo: La política tiene siempre una agenda y esa agenda la ponen los ejes dinámicos. En eso Chávez era un maestro. Quienes se refugian en el quietismo son víctimas de la fuerza de atracción de los que se mueven. En eso la política y la física son parientes, no se toleran los espacios vacíos. Esta verdad es tanto mayor en una sociedad convulsa y en crisis como la que vivimos.

Hoy día, la tarea más importante es la de construir un liderazgo fuerte y atractivo, sobre todo, para las millones de compatriotas que una vez confiaron en el gobierno. Están desencantados, frustrados (La “marcha” oficialista de ayer en Caracas lo demuestra de manera patética e irreversible). Nadie se tira a una piscina sin agua, el nuevo liderazgo, no solo deber ser solido sino también parecerlo. Debe mostrar la piscina llena y posibilidades de triunfo.

El régimen está boqueando. Dividido entre bandas que se sapean y extorsionan. Están raspando la olla. La crisis avanza en todos los terrenos y ya son incapaces de detenerla. Sus militantes honestos, que no son pocos, necesitan reconocerse en una nueva esperanza.       

 

ausencia-lider-413…la ausencia de un líder

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu
Etiquetas

Artículos relacionados

Top