FIFA y los judíos

 

La corrupción del ente rector del deporte rey es legendaria y tenía que ser un país donde el fútbol no es el deporte nacional el que por fin se atreviese a poner algo de orden. Pero como es ya costumbre de buscar un responsable, era solo cuestión de tiempo para que saliese a relucir el chivo expiatorio obvio. El ahora preso y hasta hace poco vicepresidente de FIFA, el trinitario Jack Warner declaró que sus “problemas” y los del Qatari Mohammed Bin Hammam, el que logró a punta de billete que Qatar obtuviese el mundial 2022, se debían al racismo e intolerancia religiosa del ¡¡sionismo!!

Les doy algunos ejemplos de teorías conspirativas; Durante una celebración en Israel, se lanzaron al aire globos de colores, algunos fueron llevados por el viento al Líbano donde de pronto cientos de personas se declararon envenenadas por los globos. El gobernador del Sinaí, luego de que algunos turistas fuesen atacados por tiburones, declaró que los escualos habían sido entrenados por el Mossad. En Arabia Saudita y en Sudán fueron capturados zamuros espías que aunque no tenían ningún artefacto, podían regresar a Israel y “contar” lo que vieron. En Turquía un pajarito que se alimenta de abejas, fue centro de una investigación por espionaje. También en Turquía un gavilán que tenía una identificación visible de una organización científica israelí que estudia la migración de las aves fue “detenido” y le practicaron exámenes de rayos X buscando sin éxito, sofisticados equipos de espionaje.

En la religión musulmana está prohibido blasfemar a menos que el receptor sea un infiel, por lo tanto si un conductor en Egipto cae en un hueco, maldice a los judíos. Las “leyendas urbanas” no tienen límite cuando se trata de los hijos de Abraham y Moisés. ¡¡Será!!

 

 

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top