Rafa Benítez tiene tarea

Rafa-600x374

Comienza a trabajar en con muchos frentes abiertos en el Real Madrid

J.L. Calderón / Madrid

Rafa Benítez estrena su despacho en Valdebebas. El técnico se pone manos a la obra. Lo hace cinco días antes de que se incorporen los jugadores y poco más de un mes después de su presentación con nuevo entrenador del Real Madrid. Lo hace, además, con mucha tarea por delante.

Benítez se pone al frente del conjunto blanco con una lista de tareas pendientes, algunas de ellas especialmente delicadas. El técnico, como si se tratase de un jugador, ha tenido un descanso activo durante sus vacaciones. Antes de marcharse gestionó algunos asuntos, se puso en contacto telefónico con muchos de los jugadores e, incluso, se fue a Cardiff a ver a Bale. Pero es ahora a la vuelta cuando tiene que abordar todos los deberes pendientes.

  1. El futuro de Casillas y la llegada de De Gea
    En la polémica de la portería poco puede hacer. Es el club el que está gestionando la salida de Casillas y la llegada de De Gea. Aún así, si nada cambia en los próximos días, Rafa recibirá a Iker sin saber cuánto tiempo tendrá al capitán a sus órdenes. También conocerá de primera mano el estado de la lesión de Keylor, al que ya tranquilizó sobre su futuro diciéndole que contaba con él. Los canteranos Pacheco y Yáñez completarán la lista de metas para la gira.
  2. Acercar posturas con Ramos en su tensa renovación
    Aquí sí que el club quiere que el técnico intervenga. De hecho, el efecto Benítez juega un papel fundamental para acercar posturas con el jugador en su tensa relación con el club por el asunto de su renovación. Rafa recibirá a su segundo capitán muy molesto con el club y decidido a marcharse. El club espera que el técnico sea capaz de rebajar la tensión y subirle al carro de su nuevo proyecto, ya que Benítez considera vital la continuidad del central.
  3. Cara a cara con la gran estrella del equipo: CR7
    Benítez ya ha tenido la ocasión de hablar con muchos de sus nuevos jugadores. Al menos, con todos los importantes. Entre ellos, Cristiano. Sin embargo, al margen de dicha toma de contacto, el técnico tiene pendiente una reunión mucho más profunda con la gran estrella del equipo. El reto del técnico será conseguir el mismo feeling con CR7 que consiguió Ancelotti, con el que el luso firmó el mejor registro goleador de su carrera. El técnico no reparará en gestos de complicidad hacia el jugador y quiere que el portugués conozca de primera mano sus planes deportivos, a nivel de equipo y a nivel particular. Principalmente, en lo que respecta a su posición en el campo, que tanta polémica ha generado durante el verano.
  4. Devolver a Bale a la senda de la galaxia
    De una estrella a otra estrella. Benítez recogió el guante que le lanzó el club nada más llegar en el sentido de mimar a Bale y sacar lo mejor de un jugador llamado a recoger el testigo de Cristiano como jugador franquicia. El galés flojeó en su segunda campaña de blanco y se culpó a Ancelotti de su poco rendimiento. Benítez tiene el reto de sacar lo mejor del 11 blanco, al que visitó en Cardiff antes de irse de vacaciones para sentar las bases de una relación que se espera dé sus frutos. Bale agradeció el guiño de su nuevo técnico y llegará muy motivado a la pretemporada.
  5. Analizar el estado del nuevo departamento médico
    Benítez estará en manos de un departamento médico totalmente nuevo. Durante las vacaciones se ha producido una auténtica revolución en la enfermería, con despidos de doctores y fisioterapeutas. Una situación que no sólo implica caras nuevas, sino que ha provocado gran malestar entre la plantilla y que tiene pinta de que dará guerra al regreso de los jugadores de las vacaciones. Los futbolistas no están contentos con lo que ha pasado y hay cuentas pendientes que quieren saldar porque consideran que el club no ha cumplido sus promesas. De hecho, hay casos como el de Jesé, que se está ejercitando en sus vacaciones con uno de los fisios despedidos.
  6. Seguimiento especial a Odegaard y Asensio
    En el club están especialmente interesados en la evaluación de Benítez sobre las dos perlas blancas fichadas a lo largo de la pasada temporada. En el caso del noruego, en la zona noble del Bernabéu creen que el jugador tiene muchas opciones de convencer al técnico para quedarse en la plantilla blanca ya esta misma campaña a pesar de su corta edad. Con Asensio las expectativas son similares porque están convencidos de su gran proyección.
  7. Decisión sobre los refuerzos y los descartes
    Benítez está encantado con la plantilla que tiene a su disposición. Prueba de ello es que, a día de hoy, el técnico no ha hecho ninguna petición al club al respecto de refuerzos. Quiere ver a los 31 jugadores que tendrá a su disposición en la pretemporada y a partir de ahí decidir qué necesita. También será el momento de decidir sobre jugadores con los que no cuenta para la presente temporada y gestionar sus salidas o sus cesiones.
  8. Amortiguar los efectos de una gira extenuante
    El Madrid tiene por delante casi tres semanas de gira por Australia y China. Una circunstancia esta que preocupa a Benítez y a su cuerpo técnico de cara a encontrar las mejores condiciones para la preparación en mitad de continuos desplazamientos, cambios de lugar de entrenamiento y horarios, actos promocionales… El técnico quiere cuidar al margen todos los detalles para que la preparación se resienta lo menos posible hasta el regreso a España.
  9. Tener un plan B en el caso de cambios en la capitanía
    Con el futuro de Casillas y Ramos en el aire, el Madrid podría perder de golpe a sus dos capitanes. El tercero es Marcelo y ascenderían al trío que se reparte los galones Pepe y Cristiano. Junto al club, Benítez deberá decidir si sigue con la tradición de dar el brazalete por antigüedad o si decide dar un giro a este asunto.

Tomado de MARCA.com

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top