Balbino Fuenmayor reverdece laureles

 

739066-balbino-fuenmayor-farci-deux-exercices

Manolo Hernández Douen

Cada día en la pelota profesional es como un manantial de agua fresca para el venezolano Balbino Fuenmayor, que ha ido de jugar al nivel de una liga independiente a ser el cuarto bate del Equipo del Mundo en el Juego de las Futuras Estrellas.

De 25 años de edad, el resurgir de Fuenmayor es una de las historias más relevantes del momento en las Ligas Menores porque desde la temporada invernal venezolana 2014-15 hasta los actuales instantes es uno de los bateadores de poder más sobresalientes a esos niveles del béisbol de paga.

En los Juegos de las Futuras Estrellas suelen intervenir jovencitos con muy poca experiencia en el profesionalismo y de entre 21 y 23 años de edad, pero Fuenmayor es el típico caso de una Ceniciencia beisbolera: de casi esfumarse del diamante a ser candidato a tocar las puertas de los primeros planos en las Ligas Mayores.

“Uno sigue aprendiendo cada día más”, respondió Fuenmayor a una pregunta de LasMayores.com. “Es la primera vez que yo juego en Doble “A” y Triple “A”, con veteranos que ya han estado en las Grandes Ligas.

“Estoy tratando de sacarle el máximo provecho a los consejos y de jugar pelota como tienes que jugarla”, precisó Fuenmayor. “Por ejemplo, ahora cuando tengo dos strikes, trato de no buscar jonrón, sino de hacer contacto con la bola para ponerla en juego. De esa manera he podido disminuir los ponches y eso me ha permitido subir el promedio”.

Las cifras le dan la razón a Fuenmayor, que firmó con los Azulejos de Toronto -extraoficialmente por $750,000- a la tierna edad de 16 años y fue dejado en libertad en 2012, por lo cual tuvo que irse a jugar en 2014 a una Liga Independiente, de donde son pocos los que vuelven con éxito.

Alentado para seguir en esta su segunda etapa pasada por los ánimos que le daba su familia, Fuenmayor sobresalió en la pasada temporada venezolana, al batear para .315, con 10 jonrones y 38 carreras impulsadas con los Caribes de Anzoátegui y para .368, un cuadrangular y tres remolcadas en la respectiva Serie del Caribe celebrada en Puerto Rico.

Este año ha hecho trizas de las Ligas Menores, con porcentaje global de .360, 17 cuadrangulares y 60 carreras impulsadas. Actualmente milita con los Storm Chasers de Omaha a nivel de la AAA.

“Me ayudó bastante la temporada venezolana, al jugar con hombres de experiencia como Alexi Amarista, José Castillo”, expresó el primera base. “Todos los días uno debe tratar de aprender, de absorber cosas nuevas. No puedes ir al estadio pensando ‘me las sé todas'”.

La firma con la organización de los Reales de Kansas City fue otra de las novedades sobresalientes que tuvieron como desenlace su tremenda primera mitad de la campaña y por ende su inclusión en el Juego de las Futuras Estrellas, a solamente cuatro días de la celebración del mismo.

“Estaba recién subido a la Triple “A” y el manager me llamó a la oficina para informarme que venía para acá [al abrirse un cupo debido a una lesión]”, recordó Fuenmayor, de 6 pies y 3 pulgadas (1.90 metros) de estatura. “Fue una emoción bien grande, porque vengo de liga independiente apenas el año anterior”.

No había desempacado todavía sus maletas cuando bateaba una línea seca hacia el bosque derecho en su primer turno del juego celebrado el domingo en el hogar de los Rojos de Cincinnati.

Las oportunidades con los Reales en estos momentos no lucen como un camino repleto de rosas, pero el asombroso resurgir de Fuenmayor le permite pensar que todavía hay futuro para él.

“Con Kansas City es un poco dificil subir, porque Eric Hosmer está en la primera base y tienen a [el cubano] Kendrys Morales como bateador designado, pero estoy enfocado en poner números a ver si se me abre un espacio con ellos o con cualquiera de los otros 29 equipos”, proclamó Fuenmayor con absoluta seguridad en sus habilidades.

¿Y porqué no? Hace un par de años se le daba por “desaparecido” como promesa de la pelota y es ahora de nuevo un artillero bien confiable que no puede ser descartado como una posibilidad para las Grandes Ligas.

Tomado de LasMayores.com

 
Top