Los expertos recomiendan el uso moderado de Ibuprofeno

 pastillaLa FDA ha dicho que el riesgo de infarto e ictus es mayor del que se creía. El peligro existe incluso con dosis pequeñas de estos antiinflamatorios

EL MUNDO

La agencia que regula los medicamentos y los alimentos en Estados Unidos, la FDA, advirtió la semana pasada de que el riesgo de infarto e ictus que provocaban los antiinflamatorios no esteroideos (NSDAIDS, según sus siglas en ingles), entre los que destaca el Ibuprofeno, son mayores de lo que en un principio había dicho.

Los expertos de la agencia han asegurado que la recopilación de pruebas ha puesto de manifiesto que existen riesgos incluso con dosis pequeñas de estos medicamentos (entre los que además del ibuprofeno está el naproxeno o el celecoxib) y que, por tanto, todas las personas que lo tomen deberían hacerlo moderadamente y por períodos breves de tiempo.

“Uno de los mensajes subyacentes de esta advertencia es que sencillamente no hay analgésicos completamente seguros”, ha dicho Bruce Lambert, director del Centro para la Comunicación y la Salud de la Universidad Northwestern.

No obstante, el riesgo de ataque al corazón o ictus que acarrean estos fármacos es pequeño si lo comparamos con fumar, tener una presión sanguínea alta o ser obeso. El problema está en que puede ser un desencadenante. “El riesgo adicional es relativamente pequeño, pero podría ser la gota que colme el vaso para alguien que ya tiene riesgo”, dice Lambert. La evidencia de que estos fármacos incrementan el riesgo de infarto o ictus “es ahora extremadamente sólida”, ha explicado.

IBUPROFENO-800Por su parte, la FDA, explicó que iba a ponerse en contacto con las farmacéuticas para que cambiaran las etiquetas de los medicamentos y las adaptaran a estas nuevas evidencias médicas, para dejar claro que, aunque el riesgo es mayor para personas con enfermedad coronaria, también afecta a las personas que nunca han tenido problemas cardíacos.

Las personas que más cuidado deberían tener con los fármacos como el ibuprofeno son “los mayores de 65 años con un historial de enfermedad coronaria“, explicó Peter Wilson, profesor de Salud Pública en la Universidad de Emory, en Atlanta. Este médico contó que “estos fármacos podrían ser buenos para el alivio del dolor a corto plazo en personas jóvenes sin problemas cardiovasculares en su historial”.

“Todo esto es una decisión de riesgo y beneficios”. Cuando una persona tiene cáncer, se le administran fármacos increíblemente tóxicos, pero el beneficio que obtienen hace que les merezca la pena. Pero las personas que tienen el hábito de tomar estos fármacos para el dolor de cabeza o el dolor leve, quizás deberían reconsiderarlo”, resumía Lambert.

http://www.elmundo.es

 
Top