NI IDEA

 

Schäuble ha afirmado que Krugman sabe mucho de comercio pero que no tiene ni idea de cómo funciona la eurozona

Ni idea, nadie tiene ni idea. Preguntado en Der Spiegel por la visión crítica que el premio Nobel de Economía Paul Krugman sostiene sobre las prescripciones de la troika para Grecia, el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble, ha afirmado que Krugman sabe mucho de comercio (temática por la que recibió el Nobel) pero no tiene ni idea de cómo funciona la eurozona.

Pero Krugman, que pidió el no en el referéndum griego argumentando que serviría para lograr un mejor acuerdo, le ha pasado la pelota a Tsipras. Preguntado por Fareed Zakaria en GPS por la paradoja de que el no de los griegos haya llevado a un peor acuerdo, Krugman ha afirmado que no se podía imaginar que el Gobierno de Tsipras no tuviera un plan para gestionar el no y ha confesado haber sobreestimado su capacidad. Es decir, que es Tsipras quien ahora resulta ser el que no tiene ni idea, tesis a la que se suma otro economista, Kenneth Rogoff, por cierto picado con Krugman desde hace tiempo.

Pero de acuerdo con Varoufakis son los ministros de Economía de la eurozona los que no tienen ni idea, tesis que ha secundado otro Nobel, Joseph Stiglitz, en un brutal artículo titulado Obligar a Grecia a ceder. Cada vez que les intentaba explicar lo mal que funciona la eurozona, cuenta Varoufakis en la entrevista que este diario publicó el miércoles pasado, se quedaban en silencio. Pero ahí no acaba la cosa.

Vean lo que dice Varoufakis de Piketty, el nuevo héroe de la izquierda gracias a su libro sobre la desigualdad El capital en el siglo XXI. Me da pena criticarle después de lo que ha ayudado a Grecia con sus críticas a la troika y a Alemania, confiesa en su blog Varoufakis, pero la realidad es que Piketty no tiene ni idea de lo que es el capital, no ha entendido a Marx y, peor aún, es un tonto útil que acabará dando ideas para que el capitalismo funcione mejor. Es la venganza de la izquierda marxista contra Piketty que ha osado decir que El capital de Marx nunca le interesó lo más mínimo. ¿De verdad nos podemos permitir tanta arrogancia? Ni idea.

 

 
José I. TorreblancaJosé I. Torreblanca

Artículos relacionados

Top