Dolores del Río, triunfó en Hollywood

 

antigua-foto-dolores-del-rio-1935-8613-MLM20006820278_112013-FProtagonizó 55 filmes en EEUU, México, España, Italia, Argentina y Grecia. Es una de las grandes estrellas del cine de oro mexicano

La primera mexicana que triunfó en Hollywood ANAIS PEREDA

En la época del cine dorado hollywoodense, cuando Joan Crawford, Greta Garbo y Marlene Dietrich eran las estrellas del celuloide norteamericano, la mujer más bella de Hollywood -esto dicho por la propia Dietrich- era una mexicana. Su nombre, Dolores Asúnsolo y López-Negrete.

El estallido de la Revolución Mexicana en 1910 cambió para siempre el destino de Dolores, nacida -el 3 de agosto de 1905- en los albores de la guerra en el seno de una familia acomodada y por lo tanto, perseguida por los insurgentes. Gracias al conflicto bélico, Dolores conoció a quien sería su primer esposo, Jaime Martínez del Río. De él, la joven obtuvo dos cosas: un círculo social que le abrió las puertas del cine americano y el nombre con el que se consagraría como la primera mexicana en triunfar en el ambicioso Hollywood, Dolores del Río.

La mexicana llegó a EEUU de la mano de Edwin Carewe, un famoso productor de películas de la First National. Carewe le dio las primeras oportunidades en el cine mudo y, aunque creó películas especialmente para Dolores, el éxito de su carrera fue la facilidad de la joven para adaptarse a los primeros filmes sonoros, haciendo así musicales, comedias y dramas.

Su demandante carrera la obligó a divorciarse de Jaime y a contraer nupcias con Cedric Gibbons, diseñador artístico de la Metro Goldwyn Mayer donde Dolores trabajaba. Sin embargo, fue durante una fiesta con la alta sociedad de Hollywood, donde la mexicana conoció a un entonces ‘naciente’ Orson Welles. Su segundo divorcio y el romance con el mítico Ciudadano Kane, llegó en breve. El affaire concluyó cuatro años más tarde.

Cuando su fama en Hollywood comenzó a desaparecer, Dolores volvió a México. Allí, la actriz se convirtió en una de las más grandes leyendas de la gran pantalla en su país. Hoy en día, Dolores del Río es un referente del séptimo arte mexicano. Referirse a ella, es desempolvar la gloriosa época de oro del cine azteca.

En México protagonizó las películas que la inmortalizaron. Las más exitosas fueron ‘María Candelaria’ (1943), ‘Las abandonadas’ y ‘Bugambilia’ (1944), ‘La Malquerida’ (1949) y ‘Doña Perfecta’ (1950), entre otras.

A lo largo de su carrera, Dolores del Río protagonizó 55 filmes. La mexicana era del mundo entero: Estados Unidos, México, Argentina y Grecia. En España filmó ‘La dama del Alba’ y en Italia ‘Y fueron felices/Siempre hay una mujer’, junto a Sophia Loren y Omar Sharif.

Entre sus muchos premios y reconocimientos acumulados a lo largo de su carrera, Dolores del Río ha sido inmortalizada en una estatua en el Hollywood-La Brea Boulevard en Los Ángeles, junto a Mae West, Dorothy Dandridge y Anna May Wong, además, posee una estrella en el Paseo de la Fama.

La actriz murió a los 77 años en California, Estados Unidos, víctima de numerosas complicaciones de salud.

La hija de ‘El Indio’ Fernández, otro de los grandes actores de la época dorada de México y con quien Dolores protagonizó numerosas películas, recordó a del Río como una mujer que “tenía todas las características de las divas: guardar distancia, mantener el misterio y la fascinación”.

Tomado de El Mundo España

 
Top