El fútbol europeo mantiene el ritmo latino

 

bayern-munich-vidal

Los jugadores sudamericanos vuelven a protagonizar el mercado en las grandes ligas del viejo continente

Fran Serrato

El viaje del colombiano Carlos Bacca (Puerto Colombia, 1986) no ha sido fácil. Antes de marcar goles y ser un ídolo futbolístico, el delantero se dedicaba a cobrar el pasaje a los viajeros que hacían el trayecto entre Barranquilla y Puerto Colombia en autobús. Abandonó el trabajo en 2009. Acababa de debutar en la primera división de su país con el Junior de Barranquilla. En apenas seis años ha dado el salto a Europa (al Brujas en 2011); ha sido campeón de la Europa League, la temporada pasada con el Sevilla; y el AC Milán ha pagado 30 millones de euros por sus servicios. Un billete a la gloria.

Muchos futbolistas latinoamericanos sueñan con un camino parecido. La mayoría, como Bacca, tienen orígenes humildes. Para ellos, el viejo continente no es solo un sueño, el de vestir la camiseta de clubes ilustres o patear la hierba de unos estadios rebosantes de aficionados. Europa es también una oportunidad de éxito, de hacer fortuna. Entre las proezas, fichar por uno de los grandes. Solo un selecto grupo lo consigue. Forman parte de él Falcao y Di María, que una vez más han vuelto a protagonizar el mercado de fichajes en las grandes ligas europeas.

Con su contratación por el PSG, el argentino Ángel Dí María (Rosario, 1988) se ha convertido en el futbolista que más dinero ha movido en la historia con sus traspasos: 169 millones de euros. Este verano, el equipo francés ha pagado 63 millones por él. Un año antes, fue el Manchester United el que lo convirtió en el fichaje más caro de su historia, pagando 75 millones de euros. El Madrid había pagado 33 al Benfica en 2010, que tres años antes desembolsó ocho millones por un zurdo habilidoso y descarado que jugaba en Rosario Central.

Tan mediático como el fichaje de Dí María ha sido el pase del delantero colombiano Radamel Falcao (Santa Marta, 1986) al Chelsea. Su propiedad pertenece al Mónaco, que la temporada pasada lo cedió al Manchester United y esta al equipo que dirige José Mourinho. El Chelsea, por su parte, se desprende de Filipe Luis (Jaraguá do Sul, 1985). El lateral izquierdo vuelve al Atlético de Madrid un año después de salir del Calderón para vestirse de blue. Los rojiblancos han pagado 16 millones de euros por él, según el portal Transfernarkt, 20 por el punta argentino Vietto (Córdoba, 1993) y 35 por Jackson Martínez (Quibdó, 1986), otro delantero colombiano, éste procedente del Oporto.

Al otro lado de la orilla, el Real Madrid suma dos nuevos brasileños a su proyecto. Ambos llegan, también, desde el Oporto de Portugal. Uno, Casemiro (Sao José dos Campos, 1992), ya vistió de blanco hace dos campañas. El club merengue lo ha recuperado después de una cesión que ha demostrado que el mediocentro puede ser de gran utilidad para el equilibrio del equipo que entrena Rafa Benítez. El otro es Danilo (Bicas, 1991), que ha arrebatado al azulgrana Dani Alves el lateral diestro de la canarinha.

La sensación de la pretemporada ha sido otro brasileño, Douglas Costa (Sapucaia do Sul, 1990). Lo acaba de incorporar a su plantilla el Bayern Munich, que ha pagado por él 30 millones de euros al Shakhtar Donetsk ucranio. Aunque ya jugaba en Europa desde 2010, su fichaje por el equipo que entrena Pep Guardiola le lleva a una gran liga, lo que le ayudará a convertirse en uno de los referentes lationamericanos en el balompié. Le acompañará en la aventura alemana el chileno Arturo Vidal (Santiago de Chile, 1987), por el que los bávaros han pagado 35 millones a la Juventus de Turín.

Otro chileno, Charles Aránguiz (Santiago de Chile, 1989), uno de los héroes de la última Copa de América que ganó La Roja, por fin ha dado el salto a Europa. El Bayer Leverkusen alemán ha pagado 13 millones de euros al Internacional de Porto Alegre, el club al que hasta ahora pertenecía este fino centrocampista. Allí compartió vestuario con el brasileño Gilberto (Campinas, 1993), un extremo veloz con un gran dribbling que los últimos meses jugó en Botafogo y ahora ha sido contratado por la Fiorentina por dos millones de euros.

La samba traspasa fronteras. En Francia, el Mónaco ha fichado al volante Gabriel Boschilia (Sao Paulo, 1996) por 10 millones y el Olimpique de Lyon ha pagado 3 millones al Manchester United por el lateral derecho Rafael (Petrópolis, 1990). En España, el Betis ha desembolsado 1,7 millones de euros por Petros (Juazeiro, 1989), que destacó en el centro del campo del Corinthians. Históricamente, la colonia de futbolistas brasileños, como la de argentinos, ha sido nutrida en Europa. Ahora, son cada vez más los jugadores de otras nacionalidades los que hacen el largo viaje de cruzar el charco para disputar una aventura que no siempre termina bien. Es el peaje a pagar.

Otros fichajes americanos para clubes europeos:

Dybala

La Juventus de Turín ha pagado 32 millones de euros, 20 más que el Palermo hace tres años, para contratar a este delantero habilidoso de 21 años, que la temporada pasada fue una de las revelaciones del Calcio

Otamendi

Los citizen se ha rascado el bolsillo para contratar a otro argentino que hasta ahora jugaba en el Valencia. Los 45 millones pagados convierten a Otamendi en uno de los defensas más caros de la historia

Rondón

El delantero venezolano llegó a Europa en 2008. Ha jugado desde entonces en España y en Rusia. Ahora probará fortuna en Inglaterra con el West Bromwich, que ha pagado por él 17 millones de euros

Romero

Portero titular de la selección argentina, a sus 28 años Romero ha llegado libre al Manchester United, ya que terminaba contrato con la Sampdoria. Ha jugado como titular las primeras jornadas de la Premier

Miranda

El Inter ha pagado 15 millones de euros por este central brasileño de 30 años que en los últimos cuatro años ha sido un pilar fundamental en el Atlético. Ahora, el defensa prueba suerte en uno de los históricos de Italia

Firmino

El punta red ya jugaba en Europa, en el 1899 Hoffenheim alemán, pero este verano el Liverpool ha pagado por él 40 millones de euros

Héctor Moreno

El central mexicano jugará en el PSV Eindhoven después de que el equipo holandés haya desembolsado 5 millones al Espanyol de Barcelona por él

Raúl Jiménez

Sin apenas oportunidades en el Atlético de Madrid, el delantero méxicano de 24 años se ha marchado al Benfica por 9 millones en busca de minutos

Tomado de El País

 
Top