Los 5 grandes de Venezuela

DxT Peloteros Vzolanos

Enrique Rojas

Miguel Cabrera no necesita pegar un hit más para ser considerado el mejor pelotero venezolano de todos los tiempos en las Grandes Ligas. La pregunta, sin embargo, no es sobre si Cabrera es el #1, sino sobre quienes le escoltan inmediatamente en semejante lista.

Hay varias aspectos claves que se toman en cuenta para tratar de establecer el orden de importancia de jugadores entre sus iguales, ya sea que accionaran en una misma o diferente época o en sejemantes o diferentes posiciones: El conjunto de habilidades de los jugadores, su impacto en una era, estadísticas acumuladas y su durabilidad.

Pero, también está el factor subjetivo, que a veces es más determinante que todas las anteriores, sobretodo para fijar un orden, de quien elabora la lista. Ya lo dijo el poeta español Ramón de Campoamor: “En este mundo traidor nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira”.

Desde que el lanzador Alejandro Carrasquel debutó con los Senadores de Washington el 23 de abril de 1939, otros 338 peloteros venezolanos han jugado al menos un partido en las ligas mayores. 311 de esos peloteros alcanzaron la gran carpa de 1980 en adelante.

En las últimas dos décadas, Venezuela desplazó a Puerto Rico como segundo mayor exportador de talento, después de República Dominicana, que ha tenido el liderazgo desde hace alrededor de un cuarto de siglo.

Esta es mi lista de los mejores cinco jugadores venezolanos de todos los tiempos en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

MI TOP 5 DE VENEZOLANOS

Miguel Cabrera

1- Miguel Cabrera: Uno de los mejores bateadores de todos los tiempos y futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, Cabrera acumula 63.8 WAR (5.9 por año, tres veces sobre 7.0) y 10 convocatorias al Juego de Estrellas en 13 años. Promedia .321 de bateo, .399 OBP, 35 jonrones, 41 dobles y 122 carreras impulsadas por cada 162 partidos en su legendaria carrera. No más preguntas magistrado.

Entre los jugadores venezolanos, Cabrera es primero en bateo, jonrones, impulsadas, OPS, Slugging, WAR, el único con un MVP (2, en este caso) y uno de los pocos seres humanos con una triple corona de bateo.

Con 32 años de edad y un contrato vigente hasta el 2023, Cabrera no solamente tendrá la oportunidad de terminar su carrera con números similares o superiores a los de los dominicanos Alex Rodriguez, Sammy Sosa, Albert Pujols y Manny Ramirez; el puertorriqueño Roberto Clemente, el cubano Rafael Palmeiro y otros prominentes bateadores latino, sino también en posición de competir con todos los grandes peloteros de la historia de MLB.

2- Bobby Abreu: Un buen jardinero defensivo que llegó a ganar el Guante de Oro y podía ligar un 30-30 (jonrones y robos) y negociar 100 bases por bolas anualmente, Abreu ha sido el jugador venezolano más completo en Grandes Ligas. Durante su carrera de 18 años bateó .291 con .395 de OBP, 288 jonrones, 400 robos, 1,363 impulsadas, 1,453 anotadas y 59.9 WAR (3.3 por año, cuatro veces sobre 6.0).

Abreu solamente asistió a dos Juegos de Estrellas y nunca peleó el Jugador Más Valioso de su liga, pero su conjunto de habilidades lo hicieron un jugador especial, uno de esos que podía hacerlo bien en todos los aspectos en el terreno.

3- Félix Hernández: En 11 temporadas en Grandes Ligas, “El Rey” ha hecho exactamente lo que más se le exige a un jugador para aspirar al Salón de la Fama: Dominar su era. Hernández (139-99, 3.11, 2,098 ponches en 2,213 IL) tiene seis llamadas al Juego de Estrellas, un premio Cy Young — dos veces segundo — y dos títulos de efectividad a los 29 años.

Félix Hernández, quien acumula 48.2 WAR (4.3 por año, 7.1 en 2010) en sus primeros 11 años en MLB, es un pitcher especial que, tomando en cuenta su edad y talento superior, deberá terminar su carrera en lugar especial, probablemente entre los cinco mejores pitchers latinoamericanos de la historia.

4- Luis Aparicio: El único venezolano en Cooperstown fue la primera gran estrella de su país en MLB. Aparicio acumuló 55.7 WAR en 18 años (3.09 por año, 5.6 en 1960), fue seleccionado en 10 ocasiones al Juego de Estrellas y atrapó 10 Guantes de Oro en el campocorto.

El artista defensivo no fue un bateador exactamente peligroso, pero lideró la Liga Americana en bases robadas en sus primeras nueve temporadas. Aparicio bateó .262 con 506 robos y 1,335 carreras anotadas. Su promedio de bateo debe ser ajustado a la época en donde jugó, entre 1956 y 1973, que no fue exactamente la mejor para la ofensiva.

5- Omar Vizquel: El expediente de Omar Vizquel para el Salón de la Fama es intrigante. Muchos argumentan que si logró acumular 2,877 hits (récord para venezolanos), 404 robos, 951 impulsadas y 1,445 anotadas en su carrera fue, básicamente, porque se mantuvo activo por 24 años. Vizquel bateó .272, ganó 11 Guantes de Oro, acumuló 45.3 WAR (1.89 por año, 6.0 en 1999) y fue invitado a tres Juegos de Estrellas.

Pero lo que nadie se atreve a discutir es que Vizquel ha sido el primero o segundo — con Ozzie Smith como único rival — mejor torpedero defensivo desde el “Big Bang” (la gran explosión que expandió el universo hace cerca de 14 mil millones de años). Smith (13 Guantes de Oro y 76.5 WAR en 19 años) fue un jugador ofensivo más completo que Vizquel, pero fue su defensa que le abrió la puerta de Cooperstown con un 91.7% en su primera aparición en la boleta en el 2002. El segundo mejor torpedero defensivo de la historia, ciertamente merece el honor del Salón de la Fama.

MENCIONES ESPECIALES: Johan Santana, Andrés Galarraga, Magglio Ordóñez, David Concepción, Víctor Martínez y Francisco Rodríguez.

Tomado de ESPNDeportes

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top