Alicia Oliveros

 

Alicia OliverosAcabamos de despedir a Alicia Oliveros, una dama que fue distinguida y bella, con una educación esmerada que le permitía opinar cuando sabía y callar cuando no estaba segura de lo que debía decir. Abelardo Raidi engalanaba sus columnas con su imagen, como testimonio del prestigio de belleza que tienen las valencianas y, en varias oportunidades, la crónica social especializada de Caracas la incluyó entre las damas más glamorosas del país. Pero el mayor prestigio lo logró nuestra amiga cuando se reveló como una admirable animadora cultural al frente del Ateneo de Valencia que presidió entre 1978 y 1980. Fue un período de impulso a las Artes Visuales para lo cual se esmeró en la selección de los jurados del Salón Michelena, para otorgar los premios consagratorios a artistas de reconocida trayectoria.

En su gestión como presidente del Ateneo la institución mantuvo una constante actividad de presentaciones y de estímulo a la creación artística por el respaldo financiero que logró, del Consejo Nacional de la Cultura, la Universidad de Carabobo y el Ejecutivo del estado que aumentó el premio Michelena y dio estímulos considerables a la Bienal de Literatura José Rafael Pocaterra.

Luego de un receso, Alicia Oliveros pasaría en 1990 a ser Directora General de la Fundación Festivales del Cabriales, creada por el gobernador Henrique Salas Römer para estimular la presentación de música sinfónica en zonas abiertas, primero a plena calle, frente al Museo de la Cultura, luego en el Parque Fernando Peñalver. A estas actividades se sumarían, por iniciativa de Alicia, dos premios de arte vinculados al rio que atraviesa el corazón de Valencia, uno de los cuales, el Salón Festivales del Cabriales, tendría vigencia por casi veinte años y no dudamos que reviva, como ocurrió en 2008, cuando gobiernos de mayor inclinación cultural regresen al Capitolio regional.

El Salón Festivales del Cabriales, sin competir con el Ateneo de Valencia, le dio cabida a la pintura figurativa, ganándose un merecido espacio en las artes plásticas de Valencia, presentando -en paralelo al Salón- durante su última etapa, exposiciones al aire libre en gran formato de los Maestros Oswaldo Vigas y Wladimir Zabaleta..

La comunidad cultural del país recordará por muchos años a Alicia Oliveros. Fue una dama excepcional.

Versión editada por el autor

Tomada de la columna Hoy y después en Valencia del Diario el Carabobeño

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top