¿Desarrollo (In) Sustentable?

La gobernabilidad mundial está en crisis. Las instituciones de Bretton Woods (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y GATT, actual Organización Mundial de Comercio), lucen desfasadas frente a la Revolución Tecnológica, las tecnologías de información, la sociedad digital del conocimiento y la globalización.

Flagelos como el narcotráfico, el terrorismo, la trata de personas, la violencia de género, el blanqueo de capitales, la corrupción, la deforestación y el calentamiento global ponen en peligro la paz y la subsistencia de la vida en la Tierra.

La desigualdad y la pobreza, aunque ha bajado en décadas recientes, siguen siendo el caldo de cultivo de salidas extremistas que amenazan a la democracia y la defensa de los derechos humanos dentro de los principios universales de paz, progreso y bienestar instituidos en la Carta de las Naciones Unidas.

El principal reto de la globalización y la Revolución Tecnológica es cómo gestar sociedades democráticas, ambientalmente sustentables y socialmente inclusivas, respetuosas de los derechos civiles y de la iniciativa empresarial privada, refractarias a prácticas reñidas con la libre y justa competencia dentro de economías sociales de mercado reguladas por un Estado eficaz, capaz de impartir una justicia independiente y sancionar la corrupción.

El multilateralismo, la integración económica, social y cultural de las naciones y el diálogo de civilizaciones pueden abrir caminos fecundos para la solución de los grandes retos de la gobernabilidad global, de tal manera de propiciar una globalización inclusiva, eliminando la pobreza y la desigualdad y universalizando la educación y el usufructo de los beneficios de la Revolución Tecnológica.

El fortalecimiento de la Organización de las Naciones Unidas es un imperativo de los nuevos tiempos. Este año se celebrarán dos conferencias clave que pueden marcar un hito en la superación de los desafíos globales: en setiembre, en Nueva York, la conferencia que aprobará las nuevas Metas de Desarrollo Sustentable, en reemplazo de las Metas de Desarrollo del Milenio; y en diciembre, la conferencia de la Convención Marco sobre Cambio Climático, en París, que deberá arribar a un tratado multilateral sustitutivo del fenecido Tratado de Kioto.

 

 
Top