Sobre si el cambio viene ASI…

IRREVERSIBLE

La marcha que recorrió este sábado las calles de las principales ciudades del país y también las de Nueva York, Bogotá, Madrid, Toronto, Berlín hasta completar 19 capitales, no fue una marcha cualquiera. Esta combinó una serie de factores demasiado importantes: El primero, la solidaridad a Leopoldo López y la ruptura del mito, propagado por ciertos sectores, de acuerdo con el cual “los presos políticos no le importan a  la gente”. Segundo: La convocatoria de la actividad en unidad por todos los factores de la oposición nacional, sin fisuras y sin esguinces. Tercero: la madurez del liderazgo opositor que no cayó en provocaciones y no permitió que la violencia guarimbera, que tanto favoreció al gobierno, regresara al escenario nacional. Cuarto: Permitió enfocar al país sobre el problema más importante de todos, la necesidad de lograr un cambio y de usar el mecanismo democrático del voto para lograrlo. La propia carta de Leopoldo y la acción de Lilian Tintori difundiendo esta idea, demostraron esta madurez de la que estamos hablando.

marcha

Pero es que además, las marchas fueron multitudinarias y llenas de optimismo sobre la posibilidad de ese cambio. Ayer en Valencia fuimos miles y más allá de las fotos chimbas publicadas por cierta prensa y de los comentarios sacados con pinzas con aviesa mala intención, sobre lo dicho por algunos dirigentes, el cortejo desfilo en orden y logro su cometido.

Fue particularmente emocionante el apoyo de los viandantes, el entusiasmo de los empleados y clientes de los comercios por donde pasamos, el entusiasmo de los choferes, la solidaridad de nuestros compatriotas que hacían las colas para comprar, las banderas desplegadas en los balcones.

Huele a cambio, a cambio irreversible y por eso el gobierno sigue dando tumbos y buscando la manera de darle un palo a la lámpara.

…o viene ASA

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top