El ABC de Aude Maio-Coliche / Embajadora de la Unión Europea en Venezuela
“La ola migratoria se incrementa ya que Europa atrae por su forma de vida y por sus valores.”

“Nuestras fronteras externas no estaban tan resguardadas, no estaban tan bien organizadas como pensábamos. Grecia tiene problemas para entrar a la Zona Euro. Escocia y Cataluña son la expresión de la identidad local frente a la globalización”, señala la funcionaria diplomática.

Manuel Felipe Sierra

Tiene un amplio conocimiento de la problemática de América Latina dada sus diversas funciones como alta representante de la Unión Europea en el continente. Fue jefa de la sección Política, Comercial y Prensa de la misión comunitaria en Venezuela; también fue jefa adjunta de Recursos Humanos de Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE); consultora de asuntos relacionado con América Latina de la Comisión Europea, y desde el 2013 se desempeña como Embajadora de la Unión Europea en Venezuela. Estas son sus reflexiones para los lectores del ABC de la Semana.

aude-maio

“La identidad regional y local es algo que está inscrito en el ADN de la gente”

Europa enfrenta el problema cada vez más grave de miles de refugiados por distintas razones que llegan a las costas de sus países. Es uno de los retos más importantes que enfrenta la Unión Europea y con tendencia a que se torne más crítico.

Sí, es cierto, el tema de los refugiados que están actualmente en guerra, o en países donde la condiciones vida son tan difíciles cada ser busca mejores condiciones para sí mismo y para sus familiares, es un problema muy grave a escala regional con un nivel más amplio en todos los países alrededor de Europa. La ola de migración se incrementa ya que Europa atrae por su forma de vida, por sus riquezas, por sus valores, pero estamos viendo también que es difícil para nuestros países poder acoger a tanta gente a la vez.

Las imágenes televisivas son verdaderamente dramáticas.

Es cierto, estamos hablando de miles de refugiados, que como se ve en las imágenes de televisión, viven circunstancias muy difíciles, con familias perdidas en su camino y de muchos muertos en la travesía. De allí que los países europeos intenten encontrar una solución para acoger a los migrantes  y también hacer una política coherente para atender y asistir a sus necesidades. No sé si todavía en el mundo se conocen suficientemente las medidas efectivas que hemos tomado en este sentido.

Las escenas que transmiten los medios son sobrecogedoras, como la imagen del niño ahogado, muerto a la orilla del mar, que ha dado la vuelta al mundo.

Ciertamente, esas imágenes crean reacciones muy fuertes, por eso es urgente implementar el acuerdo al que ha llegado los países en repartir por lo menos 160 mil migrantes, aunque sabemos que ello es muy poco en relación al problema. Pero hay que empezar con algo, esta es una de las primeras medidas que se están repartiendo personas migrantes en función a la riqueza de cada país de la UE, de sus condiciones actuales, del tamaño del país y de las posibilidades de empleo de cada nación. Pero también se han decidido otras medidas, los diferentes países de la UE decidieron el aporte de un millón de euros para apoyar a las Naciones Unidas en la asistencia de los refugiados cuando salen de sus países, asistencia alimentaria, preferiblemente a las naciones que están en la frontera, que son la que padecen mayores dificultades.

Estamos hablando sin duda de Siria, Turquía, Jordania, El Líbano, países seriamente afectados por la guerra y también de la asistencia a las miles de personas que permanecen en el mar para evitar estas dramáticas situaciones.

Lamentablemente los últimos meses han sido terribles en este sentido, por lo que se han hecho esfuerzos para tener barcos, para de esta manera apoyar y ayudar a estas personas que vienen por el Mar Mediterráneo, creando unos fondos que permitan atacar el problema en la raíz. ¿Por qué esta gente está huyendo? Por supuesto por la guerras, hay que buscar la solución urgente al problema de los refugiados por lo graves conflictos en Siria o en Libia, pero también en los países  africanos de donde también llegan a Europa enormes cantidades de emigrantes. Por ello es indispensable un fondo donde participen los estados, pero también el sector privado, para poder enfrentar de raíz los problemas de desarrollo de los países africanos, el cual padecen desde hace muchísimos años. La UE mantiene una cooperación con estos países de África para estimular su desarrollo y su crecimiento y luchar contra el hambre y la escasez, pero siempre hay que hacer más y más cosas para atender a estas poblaciones.

GRECIA

En días pasados las Naciones Unidas creó un fondo para asistir a los migrantes que vienen por el Mar Mediterráneo.

Es que las temáticas de la guerras alrededor de la UE, es mucho más amplio de lo que se cree, por lo que se necesita también que se involucre países que no pertenecen a la UE, la complejidad de estos conflictos es verdaderamente enorme, hay un dato interesante en este sentido: el 75% de los migrantes provienen efectivamente de Siria, pero también Eritrea e Irak son grandes generadores de emigrantes por el momento.

Esta grave situación de los refugiados se da en el marco de una situación económica, que si bien en algunos países ofrece signos de recuperación, ha tenido un enorme costo para mucho de los países europeos en términos de desempleo y de desinversión lo que ha obligado a fuertes medidas de austeridad fiscal.

La situación es bastante diversa en función de los países, pero a nivel global la UE está retomando más fuerza económica, aunque todavía es frágil, por lo que hay que ver si efectivamente esos programas de ajuste van a sentar la bases para un crecimiento sólido de la economía europea. Es un tema vinculado a los ciclos económicos y a pesar de los esfuerzos que se han hecho, la situación actual todavía es frágil, pero hay mucha esperanza de que mejore de verdad en el futuro inmediato. Hemos visto que el tema del euro y en general la crisis financiera que ha vivido la UE desde el 2008, fue un momento oscuro y debió enfrentar el ataque a su moneda, el euro. Es bueno recordar que no todos los países de la Unión tienen el euro como su moneda, de 28 países, solo 19 tienen el euro, pero esta moneda tiene un fuerte impacto sobre el resto de las naciones. Gran Bretaña por ejemplo, no tiene el euro, pero su participación es fundamental en la toma de decisiones de la UE.

Es inevitable hablar de la situación vivida por 5 meses por Grecia, que va desde la victoria de Syriza y el primer ministro Tsipras en enero, la firma de un acuerdo con los acreedores, hasta la reciente reelección de Tsipras, lo cual ha desatado turbulencias políticas en ese país.

Hemos visto las dificultades que ha vivido Grecia para entrar en la zona euro, y respetar unos criterios económicos que están fijados en los tratados. Grecia entró en la Zona Euro y tuvo una crisis importante cuando se vio que económicamente no podía respetar los parámetros establecidos. Ello establecía unos programas de ajustes que no fueron aceptados por los griegos, lo que ocasionó problemas y revueltas. Como respuesta se eligió a un nuevo gobierno que prometió moderar los programas de ajustes, pero que significaba de todas formas, medidas de austeridad, y esta vez los griegos lo entendieron luego de unas difíciles y traumáticas negociaciones con los países acreedores. Aunque estuvieron a punto de hacerlo, los gobernantes griegos consideraron que si se retiraban del euro, el golpe sería mucho más fuerte para la población. Fue todo un proceso que siguió con mucho interés la opinión pública mundial, porque sin duda la implementación definitiva de estos ajustes seguramente va a provocar algunas dificultades.

En el plano político, en Europa se registra el surgimiento de grupos políticos radicales de derecha y de izquierda, que han cobrado un significativo peso en varios países. A ello se suma el replanteamiento separatista de Cataluña, que fue sometido a consideración en el referéndum del 27 de septiembre, que si bien no era vinculante, su resultado reflejó una creciente presión a favor de un nuevo estatus para la región.

Es un tema interesante porque refleja como los pueblos quieren vivir juntos y quieren organizarse. La UE se ha organizado como una alianza entre países, de estados naciones, como son llamados. El concepto de la nación es muy reciente en la historia de los hombres, es un concepto que emergió en el siglo XIX. Entonces la identidad regional y local es algo que está inscrito en el ADN de la gente, y que se manifiesta especialmente cuando los pueblos enfrentan dificultades o se dan cuenta que la situación no es la que esperan, y especialmente ahora que tenemos la globalización más fuerte y visible.

aude-maio-coliche

“No sé todavía si en el mundo se conocen las medidas que hemos tomado”.

ACUERDO SCHENGEN

Es lo que se llama ahora el “ciudadano del mundo”.

Ciertamente, la gente quiere ser ciudadano del mundo, pero también quiere sentir sus raíces, y es lo que lo lleva a volver a lo local. Cuando se pesa lo mundial y lo local, el estado-nación es el más débil entre los dos, y en aquellos países que el estado-nación se ha construido sobre una alianza de regiones, como es el caso de España, de Alemania, de Gran Bretaña, la regiones todavía tienen una identidad muy fuerte y creo que cuando se organizó el referéndum de Escocia de año pasado, y que al final escogió quedarse dentro de Gran Bretaña, fue una manera del pueblo escoses de lograr más autonomía dentro de Gran Bretaña, ya que lograron tener unos cambios dentro del gobierno británico para poder expresar mejor la identidad de Escocia. Creo que este es el mensaje que quiere hacer llegar el pueblo de Cataluña a través del reciente referéndum, que como sabemos no va a cambiar la situación, pero es la expresión de la identidad local frente a una globalización creciente.

También se ha invocado en los últimos días el “Acuerdo Schengen”, acuerdo entre la gran mayoría de los países de la UE de no tener fronteras internas.

Es muy oportuna la observación, porque ante el gran desafío de la inmigración, algunos países han decidido cerrar sus fronteras a pesar del acuerdo. Se trata de un convenio firmado en 1985 que entró en vigor en 1995 y que ahora incluye a 26 países. La idea es que la gente pueda circular libremente entre ellos, ya que la UE se ha construido bajo el signo de la solidaridad de los pueblos y apunta a la unión política. Cuando se creó la Comunidad Económica Europea en los años 50’s, la idea era tener juntos la producción económica y la posibilidad de hacer circular los bienes y servicios de manera libre, y la forma más desarrollada de libre circulación no solo es la libre circulación de bienes y servicios, sino también la libre circulación de personas.

¿Qué ha pasado con las grandes migraciones de los últimos meses con el “Acuerdo Schengen”?

 Hemos visto que nuestras fronteras externas no estaban tan resguardadas, no estaban tan bien organizadas como pensábamos. No se trata de protegerse, porque hay que tener cuidado con esa palabra, ya que no se trata de cerrar las fronteras y no dejar pasar a nadie, es estar lo mejor preparados posible para poder recibir a esas personas de manera organizada, ya que cuando hay una ola de inmigración hay algunos que serán refugiados y tienen el derecho internacional al asilo político, pero también hay algunos que no tienen esta característica, y entonces según la política migratoria de la UE no necesariamente tienen que entrar al territorio europeo.

Este tema fue considerado en la reunión de Jefes de Estado europeos el 23 de septiembre en Bruselas, y se habló de crear sitios especiales para enviar a estas personas y atender a sus necesidades de asilo de manera administrativas más rápida que la que se tienen ahora.

Es una decisión lógica, porque los países que reciben los inmigrantes directamente, como lo son Italia, Grecia por el Mar Mediterráneo, y ahora cada vez más por Europa del Este, como lo es Croacia, Hungría, entre otros, no tienen las herramientas para hacer todos esos trámites, y es por eso que algunos países cerraron sus fronteras. Pero se trata en todo caso, de una situación excepcional, porque los países firmantes del acuerdo pueden cerrar sus fronteras de manera temporal. Pero esperamos confiados en que esta grave situación se normalice.

 

Artículos relacionados

Top