JUEGO DE TRONOS EN EL VATICANO

El ataque central en contra de Francisco se centra en hacerlo ver como promotor de violar la doctrina de la Iglesia al intentar modificar el sacramento del matrimonio y redefinir la familia mediante un Sínodo amañado…

papa

Francisco: “…una Iglesia con las puertas cerradas se traiciona a sí misma y a su misión, y en vez de ser puente se convierte en barrera” (homilía de la misa de apertura del Sínodo Episcopal, (04.10.2015)

Trece cardenales y obispos cuestionan la metodología del Sínodo

El cardenal George Pell discrepa de la composición de la Comisión Editorial autorizada por Francisco y lo califica de “manipulación”

Los “obispos conspiradores” proponen transformar al Sínodo en una asamblea

Un libro con once colaboradores intenta demostrar que Francisco viola la doctrina sobre el matrimonio

La iglesia africana se opone a las nuevas ideologías occidentales en torno a la familia

Francisco se ve obligado a intervenir para aclarar, orientar, desmarcar y refutar

El enunciado del tema único del XIV Sínodo Episcopal es: “vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. Francisco justifica la misión del encuentro: “La familia requiere toda nuestra atención y cuidado, y el Sínodo debe responder a esta solicitud”.

LA NAVE DE SAN PEDRO ZARANDEADA

Los acontecimientos que acompañaron el inicio del Sínodo Ordinario el domingo 04.10, son a la vez la revelación de las aguas  tempestuosas  que zarandean la nave de San Pedro con Francisco en el timonel y el presagio de una amotinamiento que pudiera desencadenar si no un cisma institucional, en un nuevo cisma entre las interpretaciones doctrinales codificadas canónicamente y el comportamiento vital de centenares de millones de fieles de no triunfar la apertura de Francisco.

papa-francisco

La rebelión del cardenal Rouca y otros diez cardenales

Lo impensable está en marcha y se ignora a donde puede conducir. Encuentro en elpaís.com del sábado 03.10 un amplio reportaje titulado Rouco se rebela contra Francisco en torno al libro, recién editado, curiosamente, por la poderosa editorial  Ignatius Press  de los Jesuitas en los EE.UU.,  ‘Once cardenales hablan sobre el matrimonio y la familia’. Se publica simultáneamente en inglés, alemán, francés, italiano y español (Ediciones Cristiandad, Madrid, 2015)

Más que un libro, la obra tiene la forma de un folleto de combate en el cual cada uno de los autores contribuye con un ensayo de unas doce páginas. Rouco no es nada menos que el Cardenal Antonio María Rouco Valera, arzobispo emérito de Madrid y expresidente de la Conferencia Episcopal Española.

Un texto promocional del libro dice:

“¿Se encuentra la Iglesia Católica en condiciones de presentar al hombre del siglo XXI una propuesta coherente e ilusionante sobre la familia? ¿La teología del matrimonio cristiano ha sido definitivamente desbancada por el imperio de la subjetividad individualista posmoderna?”

El enunciado anterior, a pesar del camuflaje verbal, justifica la afirmación editorial de elpais.com: “parece un manifiesto…el cardenal de Madrid y diez altos prelados recelan del sínodo de la familia”.

Frente a semejante desafío organizativo e intelectual, Francisco opone toda una operación que él denomina “pastoral de la misericordia” en la cual el concepto de “misericordia” supera todo acuartelamiento doctrinario o canónico.

En realidad, los “doctrinarios” relegan los nuevos comportamientos y las nuevas formas de organización familiar a la categoría de un anatema descrito con conceptos vacíos tales como “el imperio de la subjetividad individualista posmoderna”.

Al contrario, en la vida de todos los días, se trata de personas quienes conviven en nuevas formas de intersubjetividad bien sea la del compañerismo, o las de los divorciados, los separados, los divorciados vueltos a casar, las madres solteras, las parejas del mismo sexo, etc.

cardenales_en_el_vaticano

 LA MISERICORDIA PRIMA TUTTO: FRANCISCO

En su meditación matutina del martes 06.10, en la misa celebrada en la Capilla de las instalaciones hoteleras “Domus Sanctae Maria” del Vaticano Francisco insiste en el tema “La misericordia por delante de todo” (La misericordia prima tutto). El ejercicio coincide con el segundo día de las deliberaciones del Sínodo.

Extraigo de la amplia reseña aparecida en  L’Osservatore Romano el 07.10, el primer párrafo que se refiere a las palabras de  Francisco con las cuales alerta que no comprender ni aceptar la misericordia de Dios es un desafío directo a la voluntad divina. Así mismo, Francisco invita a abandonar la testarudez y la rigidez de considerar más importante la propia predica, los propios  pensamientos y “todo ese elenco de reglas que debo hacer observar”.

Es fácil considerar que la crítica a la “testarudez” y a la “rigidez” se refiere a funcionarios de alto nivel de la Curia y a los “doctrinarios” en general.[i]

ROUCO RESIENTE LA ELIMINACIÓN  DE PRIVILEGIOS

En verdad, la posición de Rouco puede verse influida por su retiro obligado decretado por Francisco en octubre del 2014 después de veinte años como arzobispo de Madrid. Rouco expreso que el Vaticano lo había maltratado, se quejó amargamente , criticó las deliberaciones del Sínodo Extraordinario sobre la Familia llevado a cabo en octubre del 2014  y, en opinión de su biógrafo José Manuel Vidal, “se comportó como un príncipe destronado”.

Fue sustituido por Carlos Osoro, arzobispo de Valencia,  conocido como “el hombre del papa Francisco en España”.

El retiro de Rouco sirvió para alimentar un escándalo debido a que el alto prelado intentó mantener su lujoso aposento en el Palacio Arzobispal al lado de la catedral de la Almudena. Eventualmente se vio obligado a abandonarlo pero consiguió un piso de todo lujo en la cercanía.

Redes Cristianas, un influyente portal de más de 200 grupos, comunidades y movimientos católicos de base, decidió editorializar el pasado 24.03 en los siguientes términos:

Si las informaciones son ciertas —y hasta la fecha nadie las ha desmentido— el cardenal Rouco Varela, después de más de seis meses de dejar el cargo, se ha mudado desde el palacio arzobispal  a un piso en la calle Bailén, al lado de la catedral de la Almudena. El piso es en realidad un  ático de 370 m2 que cuenta con seis habitaciones, dos de servicios,  cuatro cuartos de baño y una amplia terraza. Le acompañan en este viaje, entre otros detalles de no menor importancia,  dos religiosas, un secretario personal y un coche nuevo.  Según las informaciones públicas, la adaptación de este lujoso ático ha costado a la diócesis de Madrid medio millón de euros. Y lo que parece más grave es que  la Conferencia Episcopal, en medio de la depresión que está atravesando el país,  ha guardado un escrupuloso silencio y hasta algún obispo ha llegado a justificar  públicamente este disparate.

 Nos resulta cuando menos extraña esta entrada en la jubilación de una persona que, como el cardenal Rouco, siendo aún obispo de Madrid, visitó una vez las chabolas de la Cañada Real donde el aire, la lluvia y el barro campan por sus fueros  y se le supone, por lo mismo,  al tanto del empobrecimiento creciente y hasta del hambre que está afectando a la población de Madrid y  de los desahucios que siguen ocurriendo a diario”.

Es indicativo de un ambiente de rebelión en el Vaticano contra Francisco el hecho que diez altos prelados de la Iglesia hayan compartido la autoría del libro –independiente de lo adecuado de su contenido- a sabiendas que el cardenal Rouco era uno de sus promotores.

Es una afrenta directa al pontificado de Francisco.

¿ONCE CARDENALES CONSPIRADORES?

Entre los colaboradores de la obra se encuentran: Camillo Ruini, expresidente de la poderosísima Conferencia Episcopal Italiana;  Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; Baselios Clemis, presidente de la Conferencia de Obispos de la India; Joachim Meisner, arzobispo emérito de Colonia; Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas; Carlo Caffarra, Arzobispo de Bologna (Italia); Joseph Cordes, Presidente Emérito del Pontificio Consejo Cor Unum; Dominik Duka, Arzobispo de Praga (República Checa);Willem Jacobus Eijk, Arzobispo de Utrectht (Holanda); John Onaiyekan, Arzobispo de Abuja (Nigeria).

Como afirma José María Castillo, uno de los más prestigiosos pensadores cristianos,:

“Hay más oposición al Papa de lo que se imagina. Se sabe que hay un porcentaje que supera el 50% de gentes de la Curia que actúan bajo cuerda en su contra. Dudan del Papa. Cuestionan ciertas medidas. Conocemos sus nombres, como los diez cardenales que firman el libro con Rouco”.

 “Francisco es considerado un bicho raro por buena parte de la Curia y del clero vaticano, porque a él le interesa más el Evangelio que la religión” (01.02.2015)

 En un escrito ejemplar Castillo afirma que el Papa puede admitir a la eucaristía a los divorciados vueltos a casar:

El problema de los divorciados vueltos a casar, que tanto está dando que hablar, no es un problema dogmático, sino pastoral. No existe ningún dogma de Fe en el Magisterio de la Iglesia que obligue a negar la comunión eucarística a las personas que se han divorciado y han contraído nuevo matrimonio

papa-francisco-y-cardenales

EL PAPA SE OPONE A LOS CONSPIRADORES

La conflictividad interna alcanzó un  nuevo punto de ebullición al intervenir Francisco en la sesión del martes 06.10. El Papa considero oportuna la siguiente aclaratoria la cual no fue incluida en el texto oficial:

no caer en teorías conspirativas…no ceder a la hermenéutica conspirativa, que es sociológicamente débil y espiritualmente no ayuda”.

La declaración fue dada a conocer por twitter [@antoniospadaro] por el padre jesuita Antonio Spadaro, director de la revista  Civiltà Cattolica.

El arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput, apoyó el enfoque papal:

“Cuando un grupo grande se junta para discutir cosas importantes, la gente empieza a hacer lobby, incluso si ese grupo es el sínodo mundial de obispos”.

El Papa nos dijo que deberíamos evitar pensar el uno en el otro como conspirando el uno contra el otro, sino que deberíamos trabajar por la unidad entre los obispos. Nunca estuve en una reunión de la Iglesia donde no hubiera grupos que se juntan y hacen lobby para ir en una determinada dirección. Esto sucede cuando seres humanos se juntan. No deberíamos estar sorprendidos o escandalizados por ello, siempre y cuando se haga de frente y honestamente”.

El “juego de tronos” activado hace caso omiso de las condiciones “siempre y cuando se haga de frente y honestamente”.

Francisco interviene sorpresivamente en el segundo día de las sesiones

Las palabras de Francisco el martes 06.10 fueron motivadas por la posición, el día de apertura de las sesiones de trabajo, asumida por 13 cardenales y obispos quienes cuestionaron la direccionalidad a priori impuesta para que triunfara en las conclusiones una mayor apertura de la Iglesia. Las críticas fueron dirigidas al Secretario General del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, quien fue seleccionado por el propio Francisco para ejercer dicha función

Una de las críticas insiste en el hecho que la designación de los moderadores y relatores de los circuli minores, o sesiones de trabajo en grupos reducidos en diversas lenguas, haya sido decidida exclusivamente por el Secretario General, es decir el Papa.

El segundo reclamo versa sobre la integración del comité de redacción del documento final del Sínodo debido a que no respondió a un proceso electoral por parte de los padres sinodales.

Baldisseri aclaro que efectivamente los coordinadores de los grupos de trabajo habían sido elegidos por los padres sinodales. En relación a la otra acusación, el Secretario General preciso que el Comité Editorial consta de diez miembros designados por el Papa en comparación con los Sínodos previos en los cuales los integrantes no pasaban de cuatro personas.

El más visible de los “conspiradores” luce ser el cardenal australiano George Pell, paradójicamente, uno de los nueve cardenales que integran el G-9, el máximo organismo encargado de la conducción universal de la Iglesia.

¿EL CARDENAL GEORGE PELL ES EL “CAPO” DE LOS “CONSPIRADORES” ?

“Il capo” más visible de los “conspiradores” luce ser el cardenal australiano George Pell, paradójicamente, uno de los nueve cardenales que integran el G-9, el máximo organismo encargado de la conducción universal de la Iglesia. Además, Pell es el principal reformador de los procedimientos financieros del Vaticano como Prefecto del Secretariado para la Economía. No obstante, decidió criticar la encíclica Laudato Si de Francisco y en relación al Sínodo opinó: “Los obispos no tienen el mandato de modificar las enseñanzas de la Biblia”.

El lunes 05.10, al final del primer día de deliberaciones, el cardenal Pell decidió impugnar nada menos que la composición de la Comisión Especial designada por Francisco como encargada de redactar el documento final emanado de las numerosas intervenciones de los miembros del encuentro sinodal. Pell argumentó que la membrecía era muy limitada y no suficientemente representativa de las regiones por lo cual proponía la elección de nuevos miembros por parte de la asamblea de los padres sinodales.

Es difícil imaginar una impugnación más directa de la autoridad del Santo Padre nada menos en ocasión del primer día de deliberaciones de una asamblea de obispos en la cual se cuestiona la integración del comité de quienes deben preparar la síntesis resultante del encuentro.

LA RESPUESTA DE FRANCISCO

El Papa se vio obligado a responder la próxima mañana con su comentario sobre la “hermenéutica de las conspiraciones” dirigido obviamente al cardenal Pell.

La “conspiración” o si se la quiere denominar con otra etiqueta como la incubadora de un movimiento pre-cismático, se desarrolla no solo en los pasillos del Vaticano sino en un conjunto de plataformas digitales informativas como FirstThings.com

El director de Civilta Cattolica, Antonio  Spadaro S.I. aclaró el dicho del Papa:

“La expresión ‘hermenéutica de la conspiración’ proviene del Papa, es una cosa muy simple… en las lecturas y su comprensión, los padres sinodales no deben dejarse condicionar por imágenes extraídas de la política o mismo de un imaginario novelesco de coaliciones, de conspiraciones…”

Los integrantes de la Comisión Especial, objetados por el cardenal Pell, son los encargados de redactar el documento final del Sínodo –el cual requiere las dos terceras partes de la aprobación de los votantes:

1) Cardenal Peter Erdo (Hungría)

2) Cardenal Lorenzo Baldisseri (Italia)

3) Arzobispo Bruno Forte (Italia)

4)Cardenal Oswald Gracias (India)

5) Cardenal Donald Wuerl (USA)

6) Cardenal John Dew (Nueva Zelandia)

7) Arzobispo Víctor Manuel Fernández (Argentina)

8) Obispo  Mathieu Madega Lebouakehan (Gabon)

9) Obispo Marcello Semeraro (Italia)

10) Adolfo Nicolás Pachón, S.J,  (España)

El Sínodo se integra por 166 miembros designados por las conferencias episcopales nacionales, nueve altos prelados de las iglesias católicas orientales, 25 presidentes de las congregaciones vaticanas, diez superiores de las órdenes religiosas masculinas y 45 “padres sinodales” designados por Francisco. Adicionalmente, el Papa selecciono a 18 parejas e invitó a 51 observadores y 23 expertos..

El ataque central en contra de Francisco se centra en hacerlo ver como promotor de violar la doctrina de la Iglesia al intentar modificar el sacramento del matrimonio y redefinir la familia mediante un Sínodo amañado cuya metodología de participación favorece a quienes abogan por una mayor apertura en las consideraciones pastorales.

cardenales-vaticano2

FRANCISCO NO CAE EN LA TRAMPA

Visto desde afuera parecería que la estrategia de Francisco y de quienes lo apoyan es no adentrarse en una discusión interpretativa “stricto sensu” de la doctrina del matrimonio y de la familia lo cual pudiera acarrear todo tipo de conflictos.

Además, sería llevar las deliberaciones al terreno adonde los “doctrinarios” hacen gala de citas bíblicas–algunas de ellas no solo acomodaticias sino acomodadas  -por lo menos para ojos que miran desde afuera- después transmutadas en los vericuetos casi impenetrables del derecho canónico.

En cuanto a temas esenciales, vitales, para numerosísimos fieles como es la cuestión de la readmisión de las personas divorciadas quienes han constituido una nueva unión, la estrategia de Francisco luce dedicada a enmarcarla dentro un complejo conjunto de temas pastorales que requieren y admiten soluciones derivadas de un proceso de atención casi individual sin caer en la casuística. Así el establece un principio que los “doctrinarios” suelen pasar por alto: todos aquellos quienes viven en “familias irregulares” siguen siendo cristianos y miembros en pleno derecho de la Iglesia. En resumen, el logro providencial de Francisco sería lograr la “cuadratura  del círculo”. En otras palabras, llevar el debate en el Sínodo a un dialogo entre “doctrinarios” y “pastores” en el cual prive la misericordia.

La habilidad de Francisco queda manifiesta otra vez al evitar el reduccionismo de los temas por considerar a uno solo en torno al cual los doctrinarios pudieran hacer un casus belli único al concentrar todas sus fuerzas y de hecho infligirle  una derrota por lo menos simbólica. Con esta estrategia en mente Francisco advierte:

“No debemos dejarnos condicionar y reducir nuestro horizonte de trabajo en el Sínodo como si el único problema fuese aquel de la comunión o no a los divorciados recasados”.

El cardenal Claudio Maria Celli, presidente del Consejo Pontificio para las comunicaciones sociales hace suyo el enfoque de Francisco:

La Iglesia le habla al hombre y a la mujer de hoy, entra en contacto con la realidad familiar y matrimonial la cual es rica y compleja, mucho más rica y compleja que la simple unión entre hombre y mujer”.

Frente a quienes lo acusan de violentar la doctrina sobre el sacramento del matrimonio, Francisco responde diciendo que la doctrina es intocable y por lo tanto no es tema para las deliberaciones del Sínodo el cual se mantiene en continuidad con el anterior:

“La dottrina cattolica sul matrimonio non è stata toccata, messa in questione nell’assemblea precedente del Sinodo”,

FRANCISCO VISTO DESDE ADENTRO

 Otra de las habilidosas líneas estratégicas de Francisco es restarle facultad al Sínodo de convertirse  en una asamblea nacional la cual votaría las diferentes resoluciones las cuales llegarían a ser doctrina gracias al acuerdo brindado por una mayoría contingente:

“Quisiera recordar que el Sínodo no es un convenio ni un locutorio, no es un parlamento o un senado en el cual se llega a un acuerdo. El Sínodo, en vez, es una expresión eclesial, es decir es la Iglesia que camina junta para leer la realidad con los ojos de la fe y el corazón de Dios; es la Iglesia que se interroga sobre su fidelidad al depósito de la fe, que para ella no representa un museo para mirarlo y menos para conservarlo, sino que es una fuente viva a la cual la Iglesia se prepara para disertar e iluminar el depósito de la vida.”

 Según el vocero del Vaticano, Francisco invita a los miembros del Sínodo a tener presente la totalidad de las cuestiones de las cuales el Instrumentum laboris surgido del Sínodo Extraordinario de octubre del 2014 da una amplia prospectiva:

“El Sínodo debe vivir en continuidad con aquel extraordinario del año pasado y los documentos oficiales por retener son los dos discursos del Papa y la Relatio Synodi, estudiada por el Consejo del Sínodo y a la cual se han añadido las contribuciones recibidas entre las dos asambleas: así se ha incluido el Instrumentum laboris  aprobado como documento para los trabajos del Sínodo que se celebra ahora.”

Francisco no tenía previsto hablar el segundo día de las sesiones pero tuvo que hacerlo debido a la intervención el lunes 05.10 para refutar y despejar el ambiente generado por el discurso inicial del cardinal húngaro Peter Erdo quien lo sorprendió con una descalificación del método de deliberación previsto y una referencia negativa al documento Instrumentum laboris del Sínodo previo.

Francisco tuvo que reafirmar la validez del documento cuestionado que el mismo había firmado y añadir que los únicos documentos válidos eran los aprobados por él. Una vez más, se pronunció en el sentido que la doctrina Católica sobre el matrimonio“no había sido tocada”.

La acción del Papa era indispensable al tener cuenta el maridaje surgido a causa de un texto elaborado por tres teólogos (Claude Barthe, Antonio Livi y Alfredo Morselli) y apoyado por numerosas autoridades eclesiásticas y seglares de varias naciones europeas el cual circulaba desde hace un año pero fue hecho público solo el 29.09.2015. El documento en cuestión impugna acerbamente las referencias a los homosexuales y al acceso al sacramento de la comunión para los divorciados y recasados que supuestamente se encuentran en la Relatio del Sínodo 2014.

OTRO LIBRO DE COMBATE: ÁFRICA HABLA

Otra iniciativa editorial de relieve queda representada en el libro “Christ’s New Homeland: Africa” (La Nueva Patria de Cristo: África) cuyo promotor es el cardinal Robert Sarah de Guinea. Sarah fue designado prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos por Francisco el 23.11.2014. Seis otros cardenales y cuatro obispos lo acompañan en la autoría. Entre ellos, los cardenales Francis Arinze, Christian Tumi,   Philippe Quedarogo, Berhaneyesus D. Souraphiel y Thedore Adrien Sarr. La colaboración del obispo  Barthelemy Adoukonou, secretario del Consejo Pontificio para la Cultura merece especial atención.

La obra, publicada una semana antes del comienzo del Sínodo, recoge el pensamiento de la reunión sostenida en Accra, Ghana, en junio del 2015 en la cual participaron cinco cardenales y 45 obispos en representación de 50 naciones africanas con la intención de preparar una posición unánime para su participación en el Sínodo.

Entre otros argumentos, Sarah insiste en que en el Relatio Synodi del 2014 se introdujeron expresiones “sembradoras de dudas” en cuanto a la indisolubilidad del matrimonio y por ende, hay varios enunciados “inaceptables” y hasta “escandalosos”. En particular, se opone radicalmente a la redacción del párrafo 27.

LA REFORMA DE LA IGLESIA SEGÚN FRANCISCO

Antonio Spadaro S.I., director de Civilta Cattolica y padre sinodal, es un adecuado intérprete de la visión de Francisco traducido en términos operacionales del ejercicio del pontificado. En un artículo en el último número de la revista, Spadaro desarrolla el tema “La reforma de la Iglesia según Francisco. Las raíces ignacianas”:

“El Papa Francisco es un papa jesuita y su idea de la reforma de la Iglesia corresponde a la visión ignaciana. La reforma es un proceso en verdad espiritual que cambia también las estructuras”.

 Spadaro explica adicionalmente:

“el reformador debe ser para Francisco un “svuotato”, es decir una persona vaciada de sí misma, no debe ser centrada sobre sí misma y está llamada a un “abbassamento”, a un venirse a menos. Si no fuera así, si fuera solamente una idea, un proyecto ideal, fruto de los propios deseos, aun si buenos, llegaría a convertirse en la enésima ideología del cambio”.

 Spadaro: El Papa no tiene un “programa”, en su centro está el “discernimiento”

“El Pontífice avanza sobre la base de una experiencia espiritual y de oración que combina con el dialogo y la consulta. Este modo de proceder se llama discernimiento: es el discernimiento de la voluntad de Dios en la vida cuotidiana. Por lo tanto, la tarea del reformador es iniciar y acompañar los procesos históricos… reformar significa  dar curso a los procesos abiertos y no cortar cabezas ni conquistar espacios de poder…el camino que intenta recorrer es para él en verdad abierto, no es un ‘road map’ teórico: el camino se  abre caminando. Por consiguiente, su proyecto es, en realidad, una experiencia espiritual vivida  que va asumiendo formas por grados y que se traduce en términos concretos, en acción. .. El pontificado bergogliano, y su voluntad de reforma no son y no lo serán solamente de orden administrativo, sino de encauzamiento y de acompañamiento de procesos, algunos rápidos y fulgurantes, otros extremadamente lentos”.

A favor de una “esperanza mitigada”

En el primer día de sesiones el cardinal arzobispo Paul-Andre Durocher, de Quebec, declaró:

“En donde sea posible mujeres calificadas deben ser asignadas a posiciones superiores y otorgárseles autoridad para la toma de decisiones en las estructuras de la iglesia y nuevas oportunidades en el ministerio”.

Nota:

Mis notas previas sirven como referencia parcial a la génesis de un conflicto cuyo desenlace es impredecible:

El Vaticano: grietas intramuros (07.2015) http://abra360.blogspot.com/2015/07/el-vaticano-grietas-intramuros.html

Ventolera en el Vaticano (03.2015) http://abra360.blogspot.com/2015/03/ventolera-en-el-vaticano.html

Encontronazo por el poder en el Vaticano (03.3015) http://abra360.blogspot.com/2015/03/encontronazo-por-el-poder-en-el-vaticano.html

Algunos documentos en torno al Sínodo:

1) Audiencia General (07.10.2015) http://goo.gl/jwKaQh

2)    Meditación Matutina (07.10.2015) http://goo.gl/qGaIP0

3) Introducción al Sínodo (05.10.2015) Papa Francisco http://goo.gl/d7SyH0

4) Entrevista del Presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia http://goo.gl/LiiaIe

5) Introducción al Sínodo, Cardenal Peter Erdo  http://goo.gl/P9B3YN

Addendum: una útil recopilación de las palabras del Papa en los EE.UU.: https://www.aciprensa.com/ebooks/PapaenEstadosUnidos.pdf

[i]“Non capire e non accettare la misericordia di Dio è il rischio da cui ha messo in guardia Francesco, invitando a non avere la testardaggine e la rigidità di considerare più importante la propria predica, i propri pensieri e «tutto quell’elenco di comandamenti che devo fare osservare». È, appunto, un invito a obbedire alla volontà di Dio, lasciando agire la sua misericordia e non a sfidarla]: http://goo.gl/hNA9pr]

 
José Rafael RevengaJosé Rafael Revenga
Top