EL CELTA DE VIGO: LAS CLAVES DEL ESPLENDOR

ORFEO SUÁREZ

El Celta, con la atrevida propuesta de Berizzo, despunta en una Liga donde ya asombran Nolito y Orellana. Ya ha noqueado a equipos del calibre del Barcelona, Sevilla o Villarreal. Estas son algunas de las claves del éxito en Balaídos.

celta-vigo

El intencionado desorden de Orellana

Fabían Orellana es el verso libre del Celta, el jugador al que el Toto Berizzo concede libertad de movimientos en el frente de ataque, algo nada fácil en las cuadrículas imaginarias de los bielsistas como el Toto. La banda derecha es para el chileno simplemente un punto de partida. Inicia por delante de Hugo Mallo, y desde ahí busca el centro. El aparente desorden de su juego es, en realidad, un desorden muy intencionado, criminal para los contrarios. De las 17 ocasiones que ha generado Orellana esta temporada, tres cuartas partes fueron desde el centro.

A sus 29 años, el jugador estuvo ausente de la pasada Copa América, conquistada por Chile, por negarse a entrar en una prelista de Jorge Sampaoli si no era con la seguridad de estar en la convocatoria definitiva. El seleccionador lo consideró un acto de indisciplina. Después del torneo, ha vuelto a llamarlo. Berizzo, que conoce al jugador de su pasado en Chile, intenta que mejore su comportamiento, entre otras cosas, para evitar las amonestaciones. En la pasada temporada, Orellana vio 13 tarjetas amarillas en 35 partidos, por lo que, al iniciarse la actual, prometió autocontrolarse. Con el balón, es todo lo contrario.

25 millones innegociables por Nolito

Écija, Barça B, Benfica, Granada… Nolito sabe bien lo difícil que es el fútbol para decidir, a sus 29 años, en la madurez, con ligereza sobre su futuro. El Celta le ha dado la estabilidad y ha lanzado su carrera hasta la selección, con la que tiene serias opciones de estar en la Eurocopa, si mantiene su nivel de juego y sus goles. En un cuarto de Liga, ha marcado más de la mitad de los tantos que sumó en toda la temporada pasada: 7 por 13. Si mantiene este nivel, estaría en torno a los 25.

El salto a un grande es un sueño, pero también tiene sus riesgos: la suplencia. Nolito lo sabe, aunque también subirían sus ingresos. Mouriño se ha apresurado a pactar su renovación, pendiente de firma por cuestiones referentes a la comisión de su agente, Óscar Font. Con el nuevo contrato, su cláusula pasaría a 25 millones, precio innegociable para los clubes que quieran incorporarlo, según el presidente. El interés del Barcelona sigue presente, después del que ya mostraron Nápoles, Everton o Atlético. Nolito posee una cualidad que, pese a la evolución del fútbol, a la sofisticación de los sistemas, estará siempre entre las más valiosas: el desborde. Por ello lo hizo debutar en el Barça Guardiola, obsesionado por los extremos, por ello lo llevó Luis Enrique, que lo dirigió en el filial azulgrana, hasta Balaídos y por ello lo ha llamado Del Bosque.

nolito

El gestor y el estratega

«¡Sólo hay un Mouriño y no es portugués!». Es uno de los gritos con los que la afición del Celta homenajea al hombre que reconstruyó el club, a pesar de que sus inicios fueron muy polémicos, por el descenso inmediato, y la venta de jugadores. Había regresado de México, donde pasó media vida e hizo fortuna gracias a la gestión y construcción de gasolineras, y donde, poco después de su vuelta, perdió a su hijo Juan Camilo, ministro de Interior del país azteca, en accidente aéreo. Le mesura y la baja exposición son rasgos en común entre el máximo accionista y presidente, y el entrenador.

Por algo más de una temporada, en cambio, no llegaron a coincidir en el Celta, ya que Eduardo Toto Berizzo, de 43 años, dejó el club en 2005 para retirarse del fútbol en el Cádiz. Antes sumó cuatro temporadas, en las que compartió clasificaciones para la UEFA y hasta la Champions, pero también el drama del descenso que le sucedió. Después de regresar a Primera, se marchó. Central contundente, considera clave en su aprendizaje los tres años que pasó como ayudante de campo de Marcelo Bielsa en la selección de Chile, país en el que dirigió a O’Higgins antes de volver a la Liga española. La idea de juego es innegociable, hecho que remarca después de enfrentarse al Madrid: «Somos fieles a nuestro protagonismo con el balón y a nuestro esfuerzo por recuperarlo»

@OrfeoSuarez

Tomado de El Mundo España

 

Artículos relacionados

Top