JUSTICIA DE EEUU INVESTIGA RED DE LAVADO Y CORRUPCIÓN EN PDVSA

Se investiga la posibilidad de que el ex presidente de PDVSA utilizara a la empresa para saquear miles de millones de dólares del país

Se trata de determinar si las cuentas en el extranjero de la empresa fueron utilizadas para el lavado de dinero del narcotráfico

Ramírez, quien fue relevado de la jefatura de PDVSA en el 2014, se encuentra en el centro de las investigaciones

lavado

 

Las autoridades estadounidenses investigan la posibilidad de que el ex presidente de la estatal Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, y otras personas claves del chavismo utilizaron a la empresa estatal para saquear miles de millones de dólares del país sudamericano, reportó el jueves el diario The Wall Street Journal.

Las investigaciones, que estarían siendo realizadas por agencias federales en distintas jurisdicciones estadounidenses, también tratan de determinar si las cuentas en el extranjero de la empresa estatal fueron utilizadas para el lavado de dinero del narcotráfico, reportó el diario citando a personas familiarizadas con las pesquisas.

Ramírez, quien fue relevado de la jefatura de PDVSA en el 2014, se encuentra en el centro de las investigaciones, al igual que su primo Diego Salazar, quien habría exigido el pago de cientos de millones de dólares a empresas extranjeras para la obtención de lucrativos contratos con la empresa estatal petrolera.

Según el diario, fiscales federales en Nueva York, Washington, Missouri y Texas, así como agentes del Departamento de Seguridad Nacional, la Administración de Control de Drogas (DEA), el FBI y otras agencias se reunieron recientemente en Washington para coordinar acciones y compartir pruebas y testigos para las diversas investigaciones sobre PDVSA.

En uno de los casos mencionados por el diario estadounidense, los directores de una de las empresas constructoras más importantes de España fueron recibidos en un hotel de Caracas por Salazar, en vez de Ramírez como estaba previsto, cuando trataban de participar en la licitación de un proyecto de energía eléctrica de $1,500 millones en el 2006.

“Salazar, dicen estas fuentes [consultadas por el Wall Street Journal], fue directo al grano: si querían entrar en carrera, los españoles tenían que pagar por lo menos US$150 millones en sobornos. ‘Si no, deben regresar al aeropuerto’ ”, reportó el diario.

“Los ejecutivos no aceptaron, pero muchos otros proveedores estaban dispuestos a seguir el juego en varios proyectos de PDVSA, dicen personas que trabajaron con la empresa antes de la salida de Ramírez, el año pasado”, agregó.

Ramírez, quien actualmente se desempeña como el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, no respondió a llamadas telefónicas y a cuatro cartas detalladas que se le enviaron en busca de comentarios.

La empresa estatal de petróleo tampoco respondió a las llamadas, como tampoco lo hicieron la oficina del fiscal general y la oficina del gobernante Nicolás Maduro.

Otro de los que se negó a responder fue Salazar, quien según el diario viaja con frecuencia a Nueva York, Miami, París y Madrid.

El diario recogió testimonios señalando que Ramírez y Salazar han acumulado una gigantesca riqueza.

Ambos son hijos de guerrilleros marxistas y crecieron pensando que Venezuela necesitaba un cambio profundo de su postura pro-estadounidense, pero terminaron convertidos en grandes magnates.

“Personas cercanas a Salazar dicen que disfrutaba de esa vida de jets privados y suntuosas comidas en compañía de participantes de concursos de belleza. Era conocido por dirigir su propia orquesta privada, con la que cantaba baladas románticas en conciertos a los que asistían amigos y empleados”, reportó el diario.

“En las congestionadas calles de Caracas, donde el tráfico a menudo avanza a paso de tortuga, Salazar conduce un Ferrari, seguido por una camioneta llena de guardaespaldas. Está tan obsesionado con los relojes caros, dicen sus amigos, que a veces reparte Rolex nuevos a los invitados a sus fiestas, después de haber molido primero ceremonialmente los relojes viejos de aquellos en un mortero que tiene a mano para este propósito”, añadió.

Documentos obtenidos por The Wall Street Journal muestran que Salazar recibió cientos de millones de dólares en sus cuentas en Andorra de parte de compañías, muchas de ellas empresas fantasmas domiciliadas en Panamá, Belice y las Islas Vírgenes Británicas.

“Este dinero presumiblemente tiene un origen delictivo en casos de corrupción política”, dice uno de los informes de Andorra. Ambos documentos enumeran también pagos de millones de dólares —muchos de ellos supuestamente hechos por Salazar— a ejecutivos de PDVSA y otros funcionarios venezolanos.

Los funcionarios de PDVSA también habrían obtenido enormes comisiones y ganancias fuera de los libros jugando con el alambicado sistema cambiario de Venezuela, aprovechándose de la enorme brecha entre el precio del bolívar en el mercado negro, que ronda 800 por dólar, y la tasa oficial de 6.3 bolívares por dólar, dijeron las fuentes del diario.

Según los documentos de Andorra, en marzo de 2012 Ramírez ordenó a PDVSA obtener una línea de crédito en bolívares de una empresa que había contratado como consultor a un conocido de Ramírez. El préstamo de 17,900 millones de bolívares debía ser pagado en dólares, según el informe.

En ese momento, la tasa de cambio oficial era de 4.3 bolívares por dólar, por lo que el valor del préstamo ascendía a US$4,160 millones. Pero los bolívares se conseguían en el mercado negro a 9.3 por dólar, lo que significa que el prestamista podría teóricamente haberlos comprado por US$1.920 millones. Esto representaría un beneficio potencial para la firma de más de US$2,000 millones.

Los investigadores de Andorra alegan que el préstamo no era para cubrir ninguna necesidad de financiación sino que era un acuerdo “encubierto” de cambio de divisas gracias al cual el allegado a Ramírez pudo obtener una comisión de al menos US$70 millones.

La falta de controles financieros adecuados dificulta detectar operaciones fraudulentas, dicen funcionarios y ex funcionarios de PDVSA.

 
Antonio María DelgadoAntonio María Delgado

Artículos relacionados

Top