Sobre si son jardineros…

Los sobrinitos y la media sopa

maduro-preocupado

Me siento en la obligación de informar a los lectores de este diario que la semana pasada fueron detenidos en Haití dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, mientras conspiraban para introducir 800 kilos de cocaína en los Estados Unidos y que en una lujosa residencia de Republica Dominicana vecina a la del diseñador Oscar de la Renta y en un yate, vinculados ambos a estos dos señores (esto si loinformó el diario ayer) fue igualmente incautado un cargamento de droga.

También informo que el jefe de la sección de homicidios del CICPC de La Guaira fue detenido con decenas de kilos de cocaína en su poder.

Recuerdo igualmente a quienes esto leen que hace pocos meses fue detenida una ex magistrada suplente del TSJ y comadre de la señora de autos, acompañando a un narcotraficante mientras pretendía abordar un vuelo a Lisboa. La abogada está libre, como era de esperarse.

Estos recordatorios lo que hacen es confirmar una idea que hemos venido manteniendo en esta columna. Venezuela es un Estado fallido, transitando el camino hacia un Estado Forajido. Cada vez se pone más en evidencia que lo que comenzó con un juramento en el Samán de Guere fue una cruzada para apoderarse del país y convertirlo en una hacienda propia.

Para hacer esto se embauco a mucha gente y se buscó un ropaje atractivo y plausible: El de la lucha por los más pobres. Socialistas del Siglo XXI se declararon para darle a su acción un poco de dignidad política.

Mientras vivió el presidente Chávez, se utilizó el natural sentimiento de lucro que subyace en cada ser humano, para atraer voluntades y lealtades. Hemos dicho, en más de una ocasión, que el Plan Bolívar 2.000,con el que se entregaron ingentes sumas en efectivo a oficiales de la FAN, tuvo por objeto enviar la señal de que el suyo era un régimen incondicional con los compañeros de armas. Pero, atención, lo que ocurre ahora es francamente escandaloso. El vacío de liderazgo dejado por el comandante ha derivado en una vulgar orgia por la distribución de poder y la riqueza entre los diferentes grupos que integran el gobierno.El caso que hoy comentamos nos avergüenza ante el mundo.

maduro-cilia

Nos avergüenza también, debemos decirlo, como el gobierno ha logrado que un manto de silencio se tienda sobre el asunto. Es ominoso el mutismo de cierta prensa. Para su desgracia, las redes sociales y las pocas ventanas abiertas que aún quedan se han encargado de enterar a la gente.

Cierro esta nota con el comentario de un humilde trabajador del mercado periférico de La Candelaria. “Mírenos aquí pidiendo media sopa para guardar los otros 150 bolos para la tarde y vea a los sobrinitos podridos en real y presos por droga”

…o solo flores del jardín

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top