EL «SUPERTOMATE»

Científicos británicos modifican la hortaliza para mejorar sus propiedades antienvejecimiento. Uno solo de estos tomates tiene más resveratrol que en 50 litros de vino.

N.RAMÍREZ DE CASTRO

Un solo tomate podría tener la llave de la prevención cardiovascular, el cáncer y el envejecimiento. Al menos es lo que promete un grupo de investigadores del centro John Innes del Reino Unido que ha encontrado la fórmula para cultivar unos supertomates, donde se concentran los beneficios saludables más buscados de otras especies vegetales. En concreto, los científicos han logrado producir esta hortaliza con una gran cantidad de resveratrol, el famoso antioxidante de la uva y el vino tinto, y genisteina, un fitoestrógeno beneficioso presente en la soja y el tofu.

tomate

Los tomates manipulados no solo contienen resveratrol y genisteína como tendría la soja o la uva tinta, sino cantidades extraordinarias de este producto. De manera, que comiendo uno solo de estos nuevos tomates podríamos tener los beneficios de beber 50 botellas de vino tinto o 2,5 kilos de tofu.

El secreto de estas hortalizas enriquecidas en el laboratorio es una proteína llamada AtMYB12 que se encuentra en una planta muy común en los jardines ingleses, la «Arabidopsisthaliana». Esta proteína actúa como una llave que eleva o reduce la producción natural de compuestos.

Alternativa económica a las pastillas

Los investigadores introdujeron tanto la proteína AtMYB12 como los genes de plantas que codifican enzimas específicas para fabricar el resveratrol y la genisteína. Así obtuvieron los tomates enriquecidos y también demostraron que es posible su fabricación a gran escala.

Los tomates son fáciles de cultivar y se pueden obtener cosechas importantes, hasta producir 500 toneladas por hectárea. De manera que se podrían producir «tomates medicinales» de una forma simple y económica. Serían una alternativa mucho más económica a los productos farmacológicos con resveratrol que algunos laboratorios ya han desarrollado en forma de pastilla. Se podrían vender tomates o zumos de tomate enriquecido.

El centro John Innes ya está pensando en enriquecer tomates con otros compuestos beneficiosos de otros vegetales.

Molécula antienvejecimiento

El resveratrol es una sustancia con propiedades antioxidantes que se halla en la uva y no desaparece en el proceso de fermentación; de ahí que esté presente también en el vino tinto. En teoría, prolonga la vida celular y, con ella, ralentiza el envejecimiento. La piel conserva su mejor aspecto y facilita la regeneración de los órganos internos, desde el sistema cardiovascular al hígado, pasando por el aparato digestivo y el cerebro.

A la genisteína también se le atribuyen propiedades antienvejecimiento y preventivas del cánceer de mama, con un efecto directo sobre el aspecto de la piel. Es capaz de mejorar la producción de colágeno y mejorar la resistencia y la elasticidad de la dermis.

ABCCiencia

 

Artículos relacionados

Top