JUBILADOS EN EL EXTERIOR ABANDONADOS A SU SUERTE

Con este titular, el diario digital La Patilla comentaba hace unos días la precaria situación en que se encuentran los ciudadanos, venezolanos y extranjeros, que siendo beneficiarios de una pensión, y viven en el exterior, no están recibiendo su paga.

Las dificultades burocráticas para convertir, a la tasa oficial, la pensión en otras monedas (dólares, euros, pesos, etc.) han ido en aumento. Hay que destacar que los jubilados somos personas mayores, y muchos de nosotros sufrimos enfermedades y requerimos costosos medicamentos y que ya no pueden trabajar (por la edad u otras razones). Si a eso agregamos que en muchos países son inflexibles en cuanto hay atrasos en los pagos de renta, electricidad, teléfono, etc., tenemos que muchos ancianos vivimos un cuadro realmente trágico.

jubilados

En la mayor parte de las sociedades, las personas mayores son admiradas e incluso veneradas. Los ancianos somos portadores del conocimiento y la sabiduría que sólo los años proporciona (“más sabe el diablo por viejo que por diablo”). Por eso, se les cuida, se les alberga, se les da cariño y aprecio. Y  por eso, es tan lamentable que quienes trabajaron toda su vida para ser acreedores a una pensión que les permita vivir modestamente se vean ahora en esta dramática situación de minusvalía.

Todos entendemos que al país le ingresan ahora menos divisas debido a los bajos precios del petróleo. Si los gobiernos no son capaces de percibir que toda materia prima, incluso el petróleo, puede sufrir alzas y bajas, como ha ocurrido siempre, no es justo que paguemos, por esa ignorancia o ceguera, los más débiles de la cadena, los ancianos. Sin embargo hay que destacar que el IVSS ha cumplido con bastante constancia el pago de sus pensionados. No así CENCOEX/CADIVI,  que tiene un atraso de varios meses en las transferencias. ¿Somos, tal vez, los jubilados de segunda?

Nuestra dignidad exige que levantemos la voz, que es lo único que nos queda. Pedimos a los buenos compatriotas, a los ciudadanos solidarios de Venezuela y el mundo que nos acompañen en estos momentos duros. Pedimos que, junto a nosotros, alcen sus voces, exijan justicia, alerten a nuestros conciudadanos y hagan algo para ayudar, para colaborar con nosotros. No somos un número de cédula, ni una estadística. Somos vuestros mayores, los que os pueden dar un buen consejo, los que pueden ser vuestra guía, los que podemos señalar el buen camino a las generaciones jóvenes que más pronto de lo que imaginan serán también ancianos como nosotros.

Por todo esto, para alzar la voz y comunicarnos hemos creado un blog que sirva de vehículo de información y desahogo a los jubilados en el exterior, que le invitamos a visitar:

http://jubiladosenelexterior.blogspot.com.es/

Pedimos no se vulneren nuestros derechos, ni se macule nuestra dignidad. Hemos trabajado, hemos trabajado duro por muchos años, y nos merecemos que en esta hora postrera, en este otoño –para algunos ya invierno– de la vida tengamos al menos las condiciones mínimas de nuestra vida resueltas.

No abogamos sólo por nuestro caso, lo que sería egoísta y miope. También abogamos por esos miles, tal vez millones, de ancianos venezolanos que se ven obligados, mes tras mes, a hacer interminables colas para cobrar sus pensiones. En España, donde resido actualmente, a los millones de pensionados les depositan religiosamente sus aportes en la última semana de cada mes, todos los meses, todos los años. Sería impensable que el gobierno de España no cumpliera con ese compromiso. El espectáculo de las colas en Venezuela, de inmensas colas para cobrar lo que en justicia les pertenece, algún día debe acabar. ¡Estamos con ustedes también, queridos mayores venezolanos!

A fin de promover nuestra causa, que no es ni más ni menos que se restaure nuestro derecho a cobrar regularmente, hemos organizado una petición donde solicitamos tu apoyo. Cuando lleguemos a las 2.000 firmas entregaremos una carta, respetuosa pero firme, reclamando nuestros derechos, dirigida a las autoridades de CENCOEX, el IVSS, el Banco Central y el Defensor del Pueblo.

Este es el enlace para que leas y firmes la petición:

https://secure.avaaz.org/es/petition/Presidente_de_CENCOEX_y_el_Presidente_del_IVSS_Pedimos_que_autorices_el_pago_a_jubilados_en_el_exterior/?eyagbbb

Termino con estas palabras: “Ayúdanos, que Dios te ayudará. Hoy por mi y mañana por ti.”

Gracias de antemano, por la lectura y el apoyo.

En Granada, a los 4 días de diciembre de 2015

 

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Rafael Ortega said:

    Mi comentario -como jubilado descodificado desde oct-07-2015- es que si hay gobierno que decida: estamos arruinados, regresen como puedan a Venezuela, aqui tienen sus pensiones en bolivares; pero no hay divisas, ni hoy NI MAñANA 2016. La “chequera que camina por America latina” esta moribunda en una silla de rueda . DIVISAS NO HAY; pero sean honesto y diganlo sin verguenza. Por favor diganlo. Digan si solicitamos el 1er. semestre 2016???

Los Comentarios han sido cerrados.

Top