EL BÉISBOL SE ABRE PASO EN CHILE

Fue fundada una liga con tres equipos y esperan participar en la Serie Latinoamericana

 Jorge Morejón

Con un corazón que sobrepasa las limitaciones, Chile busca insertarse en la Serie Latinoamericana, evento que viene a ser la hermana menor de la Serie del Caribe.

¿Chilenos jugando béisbol? Así como lo oye (o lo lee). Chilenos de pura cepa, mezclados con inmigrantes cubanos, dominicanos y venezolanos que entre sus bártulos se trajeron de sus países la pasión por las bolas y los strikes.

chile

Una historia casi centenaria

Aunque para la mayoría de los chilenos se trata de un deporte exótico, el béisbol tiene una larga, casi centenaria historia, en el país sudamericano, donde el fútbol y el tenis absorben casi toda la atención del público y los medios.

El 4 de julio de 1918 es posiblemente la fecha en que se jugó béisbol por primera vez en Chile.

Los Industriales y los Marlins, junto con los Caimaneros, componen la liga GoSocket, que juegan en las mañanas de cada domingo en el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

Barcos mercantes estadounidenses llegaban a las salitreras del norte del país y los marinos desembarcaban armados de bates, guantes y pelotas.

Ese día, en ocasión del aniversario de la independencia de Estados Unidos, entre el asado tradicional chileno, se tiró la primera pelota de béisbol.

Quizás hasta se haya jugado antes, pero es del juego del 4 de julio de 1918, realizado en la ciudad de Tocopilla, que existe una fotografía como constancia.

No obstante, es la ciudad de Iquique, también en la región norteña, la que se considera cuna del béisbol en Chile. Y todo comienza con la llegada del japonés TatukichiSakuradaEndo en 1931.

Decidido a jugar el deporte de sus amores, Sakurada buscó ocho nacionales interesados en aprender la disciplina y formó el primer equipo, que enfrentaba a cuanta novena de marineros llegara a Iquique en los barcos extranjeros.

El nuevo deporte se expandió más allá de Iquique y Tocopilla, para llegar a Antofagasta, Arica, Chuquicamata, Concepción y la capital, Santiago.

Un camino empedrado y cuesta arriba

Para jugar béisbol en Chile, hay que gustarle mucho. Estamos hablando de un deporte caro, que lleva demasiados implementos y que en la nación sudamericana son difíciles de conseguir.

No existen tiendas especializadas para la compra de bates, guantes, pelotas y demás, lo que obliga a importarlos desde otras naciones, a un costo elevadísimo, dada la ubicación geográfica del país, lejos de casi todo el mundo.

Está también el problema de la divulgación, casi inexistente en los medios, que dirigen todos sus esfuerzos al fútbol, principalmente, además del tenis, segundo deporte en popularidad en Chile.

Haciendo llover

Mario Fernández es un exitoso empresario cubano en el sector tecnológico que se ha propuesto elevar el béisbol chileno a un nivel superior.

beisbol

Fernández sabe que sus deseos son una lucha quijotesca contra molinos de viento, una misión casi imposible, como hacer llover en el desierto.

Pero nadie dijo que sería fácil. Fundó la liga GoSocket, patrocinada por su propia empresa de tecnología, que en su primera edición contó con tres equipos.

Como todo habanero que se respete, Fernández nombró como Industriales a su propio equipo, en honor a la novena insignia de la pelota cubana.

A los Industriales, compuestos por cubanos, dominicanos y chilenos, se sumaron los Marlins, con una base fundamentalmente dominicana, y los Caimaneros, conformados principalmente por inmigrantes venezolanos.

Los azules se coronaron campeones de la primera versión al vencer dos triunfos a uno a los Marlins en la serie final, que tuvo su decisión en el final del último inning.

Pero los planes de la liga van más allá que la simple diversión de las mañanas de cada domingo en el Estadio Nacional de Santiago de Chile.

 Lo interesante es la cantidad de pequeños chilenos han comenzado a interesarse en el deporte de las bolas y los strikes en una tierra donde el fútbol lo absorbe casi todo.

El objetivo a más largo plazo es que cada conjunto tenga adjunto un equipo de softbol femenino y uno de niños, para crear una base que sirva de relevo a los actuales integrantes de las novenas involucradas en el torneo.

Lo interesante es la cantidad de pequeños chilenos han comenzado a interesarse en el deporte de las bolas y los strikes en una tierra donde el fútbol lo absorbe casi todo.

Los chilenitos se mezclan de tú a tú con los hijos de los inmigrantes cubanos, dominicanos, colombianos o venezolanos para comenzar a desarrollar sus habilidades con bates y guantes.

Ya Fernández consiguió atraer la curiosidad del agente de peloteros Carlos Pérez, quien llegó a la capital chilena acompañado por el ex cátcher de las selecciones cubanas Pedro Luis Rodríguez, para evaluar el talento general del certamen y en particular al receptor de Industriales, Julio César Ramírez, quien jugó cuatro campañas nacionales en la isla con el equipo Villa Clara.

La presencia de Pérez y Rodríguez en un país sin una sólida tradición beisbolera puede considerarse un hecho inédito, algo parecido a una lluvia en el desierto.

La posibilidad de que Ramírez logre ser firmado por alguna organización hace salivar de gusto al soñador empresario, a sabiendas del golpe de imagen que podría tener para el futuro del béisbol chileno el hecho de que un pelotero salido de esa liga llegue a jugar como profesional.

Y pronto podrían caer por el sur del continente cazatalentos de la organización de los Orioles de Baltimore, que daría mayor impulso a quienes luchan contra viento y marea, movidos únicamente por el amor al béisbol.

Para próximas ediciones de la liga, Fernández apuesta por incluir al menos un cuarto equipo, preferiblemente de la zona norte del país, cuna del béisbol chileno.

Y no ve lejos el día de incluir al campeón en la Serie Latinoamericana, aunque al principio sea para recibir palizas a manos de Nicaragua, Panamá o Colombia.

Pero así fue por mucho tiempo para los equipos de México en las Series del Caribe, torneos en los que hoy salen siempre entre los favoritos.

Por lo pronto, ya ha empezado a caer las primeras gotas sobre el desierto.

Tomado de ESPN.com

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top