Sobre si la corrupción venezolana…

lula-manos

EL DECRETO DEL TSJ

 

La detención del expresidente Lula Da Silva y el allanamiento de su vivienda, en medio de la investigación de un escándalo de corrupción vinculado a Petrobras, muestran que a pesar del gran poder que manejó Lula durante su mandato y el de Dilma Rousseff, Brasil ha podido mantener cierta autonomía de sus poderes públicos.

Lula, al igual que sus aliados en el continente, en especial Hugo Chávez y los países del Alba, gozaron desde el año 2000 de grandes ingresos económicos que, a partir del alto precio de las materias primas, les permitió tener elevados ingresos, implantar gobiernos poderosos, controlar sus economías con poderes públicos sometidos apoyados en leyes regulatorias.

Ello devino en grandes negociados en el que la política y las finanzas marcharon juntos en una alianza siniestra que hoy comienzan a pagar los pueblos con alta inflación y un franco deterioro de su calidad de vida.

El escándalo en Brasil ha sido imposible de tapar cuando se habla de billones de dólares que danzan en cuentas bancarias por el mundo entero.

Una de sus ristras toca a Venezuela en la forma de financiamiento de las campañas electorales que protagonizó el fallecido Hugo Chávez Frías y que se manifestó en cientos o miles de millones de dólares que fueron a parar en las cuentas bancarias de sus operadores políticos y publicistas estrellas, Joao Santana y su esposa Mónica Santana, quienes hoy desde prisión tratan de explicar el manejo de sus cuentas bancarias en Suiza y otros paraísos fiscales con sumas de dimensiones incalculables, dinero emitido por contratistas importantes para obras de infraestructura en Venezuela.

Entre los éxitos anotados en las creativas campañas de la pareja Santana se recuerda la última elección de Hugo Chávez y en la cual los expertos en comunicación de masas convirtieron al caudillo en una suerte de “redentor” utilizando su padecimiento terminal para crear al “comandante eterno”. La firma brasileña entonces diseñó su campaña fundiendo la imagen de Chávez con la de Cristo: la enfermedad y la vuelta a la vida. Se despilfarraron miles de millones para relanzar las misiones, hacer asignaciones directas, se repartieron electrodomésticos, viviendas, mientras el caudillo lanzaba bendiciones desde su caravana con Cristo de respaldo en cada aparición fugaz a la salida de sus sesiones de quimioterapia.

Destacamos este escándalo de corrupción porque la semana pasada el Tribunal Supremo de Justicia emitió un nuevo decreto mediante el cual le quita a la Asamblea Nacional la potestad que le da la Constitución de ejercer vigilancia y contraloría sobre los funcionarios públicos y los otros poderes. Con ello el gobierno trata de blindarse frente a los muchos casos de corrupción que involucra a las altas autoridades del gobierno y que de investigarse y de haber poderes autónomos el destino sería la cárcel.

Cadivi, este escándalo de negociados con Brasil y financiamiento ilegal de campañas electorales, el caso de Texas que involucra 700 cuentas bancarias movilizadas con dinero de la corrupción venezolana y que alcanza a 9 mil millones de dólares. Todo ello quedaría sin investigar y menos procesar, al menos en Venezuela.

Venezuela y su gobierno figuran como el país con más corrupción de América Latina, según los estudios que realiza Transparencia Internacional.

Frente a un posible cambio de gobierno, quienes hoy tratan de cerrar las puertas de acceso a las investigaciones de importantes casos de corrupción, quedarían expuestas con nuevos poderes autónomos. Así como lo estamos viendo en Brasil, Bolivia y Argentina, donde los cambios comienzan a sentirse.

lula-y-chavez

SE TAPA CON DECRETOS

 

Artículos relacionados

Top